Calendario

<<   Marzo 2015  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

3 de Marzo, 2015

Encuentran la casa de Jesús, María y José, en Nazaret

Por Armando Maronese - 3 de Marzo, 2015, 14:54, Categoría: Arqueología - Antropología - Paleontología

Primero fue el descubrimiento de la prisión donde estuvo detenido y fue juzgado Jesús de Nazareth. Ahora, la vivienda donde pudo vivir con María, su madre; José, su padre; y el resto de la familia. Arqueólogos podrían haber hallado la casa de la infancia de Jesucristo: una cueva bajo un convento en Nazareth (Israel), que se conoce desde 1880, pero que no se investigó a fondo hasta 2006.

Nazareth (hebreo: Natzeret; en árabe an-Nāṣirah), es una localidad israelí en el Distrito Norte, en las estribaciones meridionales de los montes de la Baja Galilea, a 10 km al norte del monte Tabor y a 23 km al oeste del mar de Galilea. Hoy día es la ciudad con mayor población árabe de Israel.

La ciudad es muy importante para los cristianos porque, según narran los evangelios, allí transcurrieron la mayoría de los años de la vida privada de Jesús. Nazareth es citada 12 veces en los evangelios. Aunque Lucas 1:26 la llama «ciudad», en realidad sería una aldea pobre que debió toda su importancia posterior al hecho cristiano.

Excavaciones arqueológicas a 6 km de la actual Nazareth (más exactamente en la ciudad de Séforis), han documentado asentamientos en la localidad desde 2000 a. C.

En el periodo 1996-1997, Stephen Pfann —director del Departamento de Estudios Bíblicos e Historia de la University of the Holy Land— inició una investigación de terrazas agrícolas en terrenos del hospital de Nazareth. Sin embargo fue tan poca la evidencia encontrada por este investigador que lo llevó a concluir que "Nazareth era diminuta, con 2 o 3 clanes viviendo en 35 casas sobre un área de 2,5 hectáreas". ...- Leer artículo completo

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Un juez incómodo

Por Dr. Nelson Castro - 3 de Marzo, 2015, 14:14, Categoría: Opinión

El rechazo a la imputación a la Presidenta animó al Gobierno y planteó dudas jurídicas. El fallo del juez federal Daniel Rafecas fue absolutamente inesperado aun cuando no sorpresivo. Como se dijo en esta columna hace dos domingos, Rafecas se sentía incómodo con la causa. Por eso, no bien salió sorteado para hacerse cargo del caso, se excusó, pero la excusación fue rechazada por la Cámara. La incomodidad del juez fue totalmente entendible: había quedado muy complicado en relación con cualquier causa que roce al Gobierno tras su traspié en el caso que involucra a Amado Boudou en la compra de la empresa Ciccone Calcográfica.

Debe recordarse que allí, el magistrado apareció a través de mensajes vía WhatsApp dando consejos a un amigo que, casualmente, era asesor legal del procesado vicepresidente.

Lo primero que en los tribunales llamó la atención del fallo de Rafecas fue que en ese ámbito se han abierto muchas investigaciones basadas en denuncias anónimas –siempre que tuvieran elementos suficientes para ordenar la instrucción–, y en el caso de la presentación de Pollicita –con una denuncia debidamente fundamentada en la que solicitaba una batería de medidas de prueba–, terminó siendo desestimada por el juez sin hacer lugar a ninguno de los pedidos del fiscal.

Los que conocen los antecedentes del magistrado aseguran que nunca hizo algo así. Asimismo, no declaró la nulidad del requerimiento por indeterminación del hecho delictivo ni tampoco sobreseyó a la Presidente. Eso implica que si la volvieran a denunciar, todo empezaría otra vez ya que la desestimación no causa estado, a diferencia del sobreseimiento que, de quedar firme, adquiere la categoría de cosa juzgada. ...- Leer artículo completo

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com