Calendario

<<   Enero 2015  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

La SI, una secretaría opaca con gastos incontrolables

Por Iván Ruiz - 23 de Enero, 2015, 1:59, Categoría: Corrupción - Violencia

Un informe cuestiona la falta de transparencia en sus actividades, su planta de agentes y su presupuesto; la comisión del Congreso que debe controlarla está paralizada.

Como si fuera parte de una película de espías en plena Guerra Fría, la Secretaría de Inteligencia (SI, ex SIDE) está envuelta en una burbuja polarizada. No se conoce su planta de empleados. No se sabe qué tareas cumplen sus agentes. Su organigrama no es público. No tiene página web y, menos, cuenta de Twitter, como sus colegas de la CIA. Sólo es auditada por una comisión legislativa que está paralizada.

La SI es un reducto en el que reina la opacidad y la falta de control. Eso se desprende de la investigación académica "El (des) control democrático de los servicios de inteligencia" publicada esta semana por la Asociación por los Derechos Civiles (ADC). Se ha convertido -sostienen-, en un grupo de presión que ha puesto en jaque a más de un presidente de la democracia, que ha quedado expuesto tras la muerte del fiscal Alberto Nisman.

"La actividad de inteligencia en la Argentina goza de inaceptables grados de autonomía que implican un riesgo para los derechos de los ciudadanos y las instituciones democráticas. Están amparadas por un grado de secretismo excesivo", indica el informe de la ONG.

"Los gobiernos democráticos no han sabido o querido establecer controles efectivos y los servicios de inteligencia se convirtieron en una parte esencial del poder presidencial en la Argentina", concluye la investigación de ADC. 

Sus actividades, sus números y sus agentes son difíciles de dominar. Cristina Kirchner intentó controlar la interna que atraviesa el organismo cuando designó hace un mes al ex secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, como jefe de la Inteligencia. Inmediatamente después desplazó a Jaime Stiusso, un contrapoder entre los espías, que contaba con 42 años de antigüedad en la dependencia. El kirchnerismo aduce que ese enfrentamiento interno está detrás de la muerte de Nisman.

"El motor de todos los problemas de la SI es su opacidad. Se escudan en el argumento de que no tienen que dar información para resguardar el secreto ¿Cómo pueden hacerlo en el exterior entonces?", cuestionó Torcuato Sozio, director ejecutivo de ADC.

Otro dato que genera misterio es el personal de la SI. La información pública oficial apenas deja conocer dos funcionarios del organismo: Parrilli, jefe de la entidad, y el subsecretario Juan Martín Mena. No se tiene información oficial sobre la cantidad de empleados y menos aún sobre los agentes que operan por afuera de la estructura oficial. Tampoco sobre los mandos medios.

El caso Nisman también desnudó la existencia de agentes de inteligencia que operan por afuera de la SI, pero que aseguran pertenecer a "La Casa", como llaman los espías a la Secretaría. Es el caso de Allan Bogado, un hombre clave en la denuncia del fiscal, que el Gobierno niega que pertenezca orgánicamente a la fuerza, pero que espiaba a disposición de la Presidente.

"Cuando hacemos pedidos de acceso a la información para que nos faciliten datos, ni siquiera pedimos las cosas importantes o los nombres de los agentes, que sabemos que es secreto. Preguntamos cuestiones no tan sensibles, pero tampoco nos responden. Por ejemplo: no tenemos idea cuánta gente trabaja en la SI", explicó Sozio. ADC también realizó una presentación judicial para pedir que se transparenten algunos datos de la SI. Cinco fuentes consultadas estimaron que poco menos de 2.000 personas trabajan en la Secretaría.

Presupuesto - El presupuesto oficial de la SI se duplicó desde 2007, cuando Cristina Kirchner desembarcó en el Ejecutivo. Es un gasto que aumentó moderadamente en comparación con otras áreas y con la inflación de por medio. La cifra proyectada para 2015 supera los $ 800 millones. Pero esa foto es una imagen que distorsiona la realidad: se trata de dinero que no tienen ningún tipo de control.

Por ley, la SI no puede ser controlada como todas las dependencias del Estado, por la Auditoría General de la Nación (AGN). Sus gastos deben ser remitidos a la Comisión Bicameral de Fiscalización de Organismos y Actividades de Inteligencia, un órgano legislativo que funciona con mayoría kirchnerista. En 2014 se reunió sólo dos veces.

"El mecanismo de control parlamentario no funciona. Debe ser objeto de una revisión profunda y una reforma integral", indica el informe de ADC. Entre 2007 y 2012, la comisión bicameral -según la investigación- apenas firmó cinco dictámenes.

"Está paralizada. Realmente no tenemos un control efectivo sobre la Inteligencia porque no contamos con ningún tipo de información", reconoció el diputado radical Miguel Bazze, integrante de la comisión.

Después de la muerte de Nisman, el radicalismo presentó esta semana un pedido ante las autoridades de la Cámara de Diputados, para que Parrilli asista a la comisión bicameral para dar explicaciones sobre la actual situación en la SI.

El kirchnerismo ya puso el pie en el freno. La kirchnerista Teresa García, presidente de la comisión, adelantó que seguramente convocará al cuerpo, pero recién lo hará en marzo, lejos del apuro opositor por el fervor del caso.

"La comisión hoy no podría dar respuesta a los interrogantes que la sociedad se plantea después de la muerte del fiscal (Alberto) Nisman", aseguró Sozio.

1.800 millones - Las tareas de inteligencia del Estado no se limitan a la SI. Otros organismos como el Ejército, el Ministerio de Defensa y el Ministerio de Seguridad también destinan parte de su partida a programas dedicados a estas tareas. Las internas políticas en la SI potenciaron la influencia de César Milani, jefe del Ejército, en tareas de espionaje, un área que el militar cercano a la Presidente conoce por sus antecedentes en la fuerza.

El presupuesto para tareas de inteligencia en todas las áreas del Estado sumó $ 1.874 millones en 2014, indica el informe brindado por Jefatura de Gabinete ante el Congreso en abril del año pasado. Más del doble de lo designado para la SI.

Por Iván Ruiz

 

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com