Calendario

<<   Enero 2015  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

El agente Bogado rompió el silencio y desmintió al Gobierno

Por Armando Maronese - 21 de Enero, 2015, 18:51, Categoría: Corrupción - Violencia

Poco a poco habrá arrepentidos o con miedo o queriendo escapar de una muerte segura. El tiempo hará fluir cosas lentamente, hasta que salgan a la luz las verdades.

Ramón Allan Bogado, mencionado en la denuncia que presentó el fiscal Alberto Nisman como supuesto agente de la Secretaría de Inteligencia, y con ingreso a la intimidad de la residencia presidencial de Olivos, salió a desmentir la versión del Gobierno nacional y dice temer por su vida. Dijo que declarará ante el juez Ariel Lijo, quien hoy ordenó que sea custodiado.

Ahora, el “espía” oriundo de Posadas, Misiones, teme por su vida y quiere declarar ante el juez. "Yo hablaba con Khalil y lo comunicaba a mis superiores vía Nextel”, admitió Ramón Allan Bogado, además de confesar que tuvo charlas con la presidente Cristina Fernández de Kirchner.

 

Se trata del presunto 'espía', mencionado en la denuncia del fiscal Alberto Nisman como supuesto agente de la Secretaría de Inteligencia con ingreso a la intimidad de Olivos, pero desde el Gobierno negaron que forme parte de la SI.

 

Bogado reconoce charlas con el ex juez Héctor Yrimia (con fuertes vínculos dentro del Poder Judicial) y con Fernando Esteche. También jura haber hablado con la presidente Cristina Fernández de Kirchner, aunque en este caso siempre en forma personal. Al canciller Héctor Timerman, a D'Elía y a Andrés Larroque no los conoce, al menos eso dice. De esta manera desmintió la postura oficial.

La última conversación que mantuvo con Khalil fue hace pocos días. “Te quiere ver el embajador”, le dijo éste, pero él no aceptó la propuesta. “Nunca vi al embajador ni a Rabbani (ex agregado cultural de Irán en la Argentina)”, contó en las últimas horas, según publica el portal Misiones Online.

Cabe destacar que este miércoles (21/01), el secretario general de Presidencia, Aníbal Fernández, afirmó que Bogado y Héctor Yrimia "no son ni fueron agentes de inteligencia" sino que son "vendedores de influencia, chantas". Además dijo que el fiscal Nisman creyó en una "doble SIDE" y fue engañado con los datos que le aportaron, dijo con descaro. 

Anoche, el secretario de Inteligencia Oscar Parrilli le respondió una nota al juez Ariel Lijo y le informó que Bogado e Yrimia no son agentes de esa secretaría. "No pertenecen ni han pertenecido como personal de la planta permanente, contratado, de gabinete ni personal transitorio", dice la nota que lleva la firma de Parrilli.

Ahora el propio Bogado rompió el silencio y admitió su vínculo con Khalil y con la propia Presidente de la Nación. El mismo Esteche reconoció hoy que conoció a Bogado por intermedio del "oficialismo"

"A Bogado lo conocí, me lo presentaron en el oficialismo cuando estaba discutiendo la condena que se me planteaba. Me sentaron con distintas personas, él estaba a cargo de la cuestión judicial mía por parte del Ejecutivo", dijo Esteche, quien permaneció un año detenido en el penal de Ezeiza.

Según él, "en una reunión estaba Bogado y estuvo en carácter de jefatura de gabinete, como si fuera parte del Gobierno".

Custodiados - El juez federal Ariel Lijo, que investiga la muerte de Alberto Nisman, pidió una custodia especial para Héctor Luis Yrimia y Ramón "Allan" Héctor Bogado, dos de las personas que aparecen como vinculadas con los Servicios de Inteligencia en la denuncia que presentó el fiscal especial del caso AMIA. Lijo dispuso la custodia preventiva de las dos personas.

Mientras tanto, el abogado Fernando Burlando se presentó ante el juzgado de Lijo para formalmente anunciar que se encargará de la defensa de Fernando Esteche, dirigente de Quebracho que también fue denunciado por Nisman. Burlando solicitó acceder al expediente que se abrió tras la denuncia de Nisman.

Entrevistado por el canal TN, Nisman acusó hace una semana a Bogado de filtrar datos de su vida privada, a algunos desconocidos por él mismo. También dijo que negoció con Khalil las alertas rojas y lo acusó de ser parte del “plan criminal” para encubrir a los acusados por la tragedia de la AMIA.

 

Las comunicaciones telefónicas arrancaron en 2010, cuando el memorándum con Irán no estaba en la cabeza de nadie. Jorge Khalil necesitaba “un amigo” en la Secretaría de Inteligencia ¿Motivo? “La comunidad islámica estaba siendo hostigada por policías y gendarmes. No los dejaban trabajar, les pedían plata para todo y las cifras cada vez eran más altas”, explicó ayer una fuente que conoce la relación con Ramón Allan Bogado, quien aparece en la acusación del fiscal Alberto Nisman como agente de la Secretaría de Inteligencia. Anoche el Gobierno lo desconoció.

 

Para frenar el “hostigamiento”, Khalil se refugió en el mundo de los espías. Como referente de la comunidad islámica, no reclamaba sólo en nombre propio. En poco tiempo, Bogado ganó su confianza: se comunicaban todo el tiempo por teléfono, a través de varios números, y se veían muy seguido, un trabajo de “manual” para cualquier espía.

 

Según la acusación del fiscal, en medio de las negociaciones Bogado le prometió a Khalil cargos en la Aduana y en el Ministerio de Interior. “Pedía favores personales, pero nunca se concretaban”, dijo ayer una fuente de la Secretaría de Inteligencia. En su rol de nexo con la embajada iraní, Khalil también se comunicaba con Luis D'Elía, con quien se habría distanciado en los últimos tiempos.

 

Nisman asegura en su dictamen que el dirigente kirchnerista -en silencio desde que fue acusado-, le garantizó a Khalil “contacto directo” con el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, “para resolver problemas impositivos” personales ¿Cuáles eran sus negocios? Khalil creó en 2010 una sociedad anónima para ingresar al mercado de la carne con Alberto Amado Edgardo Khalil, Carlos Diab y Marcela Susana Bruzzese. En el entorno de Khalil aseguran que el negocio quedó trunco. La versión no fue desmentida en la Secretaría de Inteligencia.

 

A Khalil, el fiscal Nisman lo acusa de ser el nexo con Irán. En la comunidad islámica admiten que tenía contactos con la embajada local, aunque rechazan que el dirigente (de nacionalidad argentina) es parte de una maniobra de encubrimiento. Además de las escuchas, en la causa habría fotos de Khalil en la puerta de la embajada junto a un hombre que frecuenta la Casa Rosada.

 

Bogado promete declarar pronto ante el juez Lijo. Y asegura que tiene miedo por su vida. “Ya nos pasó con El Lauchón”, dice por estas horas de tanta confusión.

 

Por Armando Maronese

 

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com