Calendario

<<   Octubre 2014  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Si se va Cristina, viene el diablo

Por Armando Maronese - 19 de Octubre, 2014, 2:26, Categoría: Opinión

Ojo que viene el diablo si se va Cristina. Esto es lo que deberíamos comprender la inmensa mayoría de los argentinos. Somos tan tontos que no nos dimos cuenta que si la Diosa de Río Gallegos no sigue gobernando, a partir de 2005 el mismísimo demonio caerá sobre todos nosotros. Se abrirá la tierra bajo nuestros pies. El cielo se pondrá negro y se desatará el Apocalipsis. Vote a Cristina o a quien ella ordene, señor o señora que está leyendo esto.

Vote los candidatos que bendiga la Santa de Santa Cruz o de lo contrario caerán sobre este país las siete plagas de Egipto. Se lo ruego, señora que lee. Vote a Cristina o a quien ella ordene en el 2015. Para que este país siga siendo un paraíso del que todo el mundo habla maravillas y para que no caigamos en el infierno de la derecha asesina de enfermos de SIDA, de acuerdo al evangelio según D’Elía.

Parece mentira que a esta altura la presidente haya caído en semejante infantilismo:” Nene toma la sopa, porque si no viene el hombre de la bolsa”. Meter miedo, asustar con el futuro caótico. Ya somos grandes, doctora, ya nos conocemos mucho ¿Usted que nos quiere decir? Ya me imagino:

Usted dice que si gana cualquier candidato opositor estamos perdidos. Usted nos jura que se nos viene la noche de la inflación. La presidente fue clara. Si no sigue el cristinismo en alguna de sus formas gobernando, nos esperan calamidades terribles como el 40% de inflación o algún salvaje patotero armado que cometa el delito de malversar las estadísticas públicas ¿Se imagina un país así? Sería terrible perder toda la credibilidad en el INDEC y padecer semejante inflación. Menos mal que ahora eso no ocurre.

Usted dice que si gana cualquier candidato opositor estamos perdidos. Usted nos jura que se nos viene la noche de la inseguridad. Vendrán días manchados de sangre, con crímenes y narcotráfico, con moto chorros famosos que nadie castiga, con robos de todos los días y un gobierno que mirará para otro lado y que culturalmente se dispondrá a premiar a los delincuentes y castigar a las víctimas. Menos mal que ahora eso no ocurre. Usted dice que si gana cualquier candidato opositor estamos perdidos.

Usted nos jura que se nos viene la noche de la mega corrupción de estado a cielo abierto. Que un vicepresidente se va a robar una fábrica de billetes o va a falsificar no uno, sino tres documentos, que un empresario amigo del gobierno que venga se la va a llevar en pala, que le van a dar obras públicas para que el devuelva coimas y que seguramente va a pagar habitaciones del hotel del próximo presidente sin usarlas.

Usted dice que un secretario de Transporte va a enriquecerse en forma ilícita y va a ser responsable de un siniestro ferroviario que matará a 50 argentinos en Once ¿Es posible que nos pase semejante drama? No estará exagerando, señora presidente. Menos mal que ahora eso no ocurre.

Usted dice que si gana cualquier candidato opositor estamos perdidos. Usted nos jura que se nos viene la noche de la desmesura y la mala praxis económica. Que va a haber una recesión de padre y señor nuestro, un cepo irracional que frena todas las inversiones. O que no permite que lleguen insumos básicos e incluso medicamentos para tratar el cáncer o el sida. O que haya millones de pobres, excluidos y trabajadores en negro.

Usted cree que es posible, que el presidente que venga dilapide un superávit externo de 163 mil millones de dólares y fomente la fuga de 95 mil millones de dólares. O que los que vengan van a ser capaces de firmar contratos leoninos y secretos con Chevrón. No creo. Sería una locura un gobierno que haga eso. Menos mal que ahora eso no ocurre.

Sería terrible, estimada doctora que el próximo presidente fuera capaz de utilizar una ley antiterrorista o apretar con extorsiones a los medios de comunicación o perseguir periodistas. O de apoyar a sindicalistas burócratas que hace más de 30 años que están atornillados en los sillones de sus gremios, o jueces que se ponen la camiseta del gobierno y se transforman en militantes. Cree que serían capaces de firmar un pacto nefasto con Irán o celebrar la falta de libertad que hay en Rusia o en Venezuela y el hostigamiento a opositores y homosexuales. Eso sería putinismo más que chavismo, Señora. Menos mal que eso en este país no ocurre.

Finalmente doctora, usted dice que si gana cualquier candidato opositor estamos perdidos. Nos jura que el próximo presidente va a fracturar la sociedad y llenarla de odio entre hermanos. O que quieren ajustar para asustar o que utilizan cifras que nadie sabe de donde salen o que van a venir funcionarios que elogiaron la década de los noventa y la privatización de YPF y que no dijeron una palabra ante la violación a los derechos humanos de la dictadura ¿Usted cree señora de Kirchner que semejantes calamidades se pueden abatir sobre nuestro pueblo?

Lamento en informarle, señora Presidente de la Nación, que todo eso ya está pasando. Que usted asusta con un fantasma que puede venir pero que en realidad ya está entre nosotros.

Si puede, doctora, si no es mucho pedir, abra los ojos y mire a su alrededor. Hay un país a la deriva. Nada nos puede asustar después de sus 12 años de gobierno. Ya estamos curados de espanto. Por suerte hay algo absolutamente comprobado: algunos gobiernos se suicidan, pero los pueblos no.

Por Armando Maronese

 

 

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com