Calendario

<<   Noviembre 2013  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Advierten que el impuestazo automotor afectará la recaudación

Por Dr. Roberto J. Wilkinson - 26 de Noviembre, 2013, 0:31, Categoría: Economía - Empresas -Comercio

"El Gobierno va a perder recaudación; hoy todos los autos importados pagan impuestos del 30% y con este impuestazo se caerá la demanda", afirmaron desde las automotrices japonesas.

Las automotrices japonesas, que vienen de protagonizar varios de los anuncios más importantes de inversión que promocionó el Gobierno -como los u$s 800 millones de la nueva planta de Toyota-, dejaron trascender a través de una nota de La Nación, su malestar por el inconsulto aumento del 50% a los impuestos de autos que superen la barrera de los 170.000 pesos.

La Nación reveló que en el lanzamiento del 43° Tokio Motor Show, una de las ferias más grandes del mundo de la industria automotriz, la noticia cayó como una bomba entre los directivos de Toyota, Honda, Nissan, Mitsubishi y Mazda, por nombrar las empresas más influyentes en el mercado argentino.

El nuevo jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, había asumido con la promesa de reactivar el diálogo con los sectores y de hecho, recibió a empresarios y sindicalistas en la Casa Rosada. "Mucho diálogo, pero esta medida se hizo sin consultar, no nos llamaron para explicarnos nada y va a frenar en seco la importación de autos de alta gama. No se venderá nada. Ya están los pedidos formulados a Japón y vienen en camino. Fue intempestiva y sin tiempo para planificar nada", confió uno de los directivos de una empresa líder.

Descuentan que el proyecto de ley será aprobado por el Congreso. El cálculo que hacía era el siguiente. El impuesto se aplicará a los autos de lujo que superen los $ 170.000, que con impuestos cuestan 200.000. Con el impuesto interno actual, de 10%, ese vehículo se paga 221.000 pesos en la concesionaria, y ahora se pagará más de 300.000.

El nuevo ministro de Economía, Axel Kicillof, había prometido que "no se tomará ninguna medida que genere cambios bruscos en la economía ni que perjudique a los trabajadores, ni a los sectores de menores ingresos, ni a los empresarios". ¿Este impuestazo no es un cambio brusco? En las automotrices que exponen en Tokio se comentó: "Esto es un manotazo de ahogado. Quieren frenar la salida de dólares y no tienen muchas herramientas, al parecer. Esperábamos un 30%, pero pusieron 50%". También concluyeron con cierta ironía: por lo visto descartaron el desdoblamiento cambiario.

La receta que hubieran recomendado los empresarios es establecer un plan de mediano plazo, con reglas de juego claras, donde el Gobierno pueda determinar los modelos y las categorías que con el tiempo puede gravar, y sobre esa base se planifica. "Pero ahora nos parte al medio. Todas las automotrices tenemos autos en viaje desde nuestras terminales, que vienen importados, hemos encargado stock y todos esos autos entrarían en este impuesto. Y no se van a vender. Perderemos muchísima plata", dicen los ejecutivos del sector.

Pese a que renunció el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, los empresarios no se animan aún a hablar en público y todos sus comentarios son bajo estricta reserva de sus identidades.

Seguramente el tema será consultado la semana próxima por los directivos de las casas matrices de Nagoya y de Tokio, que aprovechan este evento para recibir a los representantes argentinos de sus empresas. "Esto en Japón no se entiende. Seguramente vamos a tener que explicar este nuevo escenario desde el lunes", se preocupó uno de los directivos que sufrieron la noticia.

Entre los ejecutivos hay poca confianza en que Capitanich, Kicillof o la Presidente den un paso atrás. "Esto ya está jugado, no nos van a escuchar. Si ni siquiera nos llamaron para preguntarnos. Esto destruirá la venta de autos de alta gama. No hay nada que hacer", dijo un director de una firma japonesa. La noticia empañó la fiesta de la muestra bianual de autos.

"Además, el Gobierno se ufana de que la industria automotriz empujó el crecimiento de la economía. ¿Por qué avanza con un impuesto que la destruye?", se preguntó un directivo medio de otra empresa. A lo cual otro agregó: "Pero, además, el Gobierno va a perder recaudación. Actualmente todos los autos importados pagan impuestos del 30%. Si cortan la demanda de importados, no entrarán más autos y perderán ingresos fiscales", señaló.

Por Dr. Roberto J. Wilkinson

 

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com