Calendario

<<   Noviembre 2013  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

La Corte Suprema y sus 150 años

Por Armando Maronese - 5 de Noviembre, 2013, 17:39, Categoría: Legales - Justicia

Los gobiernos autoritarios, tanto democráticos como militares, han sido los principales enemigos del máximo tribunal.

El 15 de octubre de 1863, la Corte Suprema de Justicia dictó su primer fallo, con lo cual nuestro máximo tribunal acaba de cumplir 150 años. La integraron originariamente Valentín Alsina (quien no aceptó finalmente el cargo de presidente), Francisco de las Carreras, Salvador María del Carril, Francisco Delgado, José Benjamín Gorostiaga y José Barros Pazos.

El presidente de la Nación era Bartolomé Mitre, uno de cuyos muchos lauros fue el haber propuesto para la integración del máximo organismo del Poder Judicial a quienes eran, primero, relevantes juristas y hombres de Estado, y en segundo lugar, adversarios políticos del titular del Poder Ejecutivo.

Desde el origen quedaba marcado el designio de Montesquieu, según el cual los tres poderes debían ser independientes entre sí y actuar como factores de equilibrio ante los excesos de alguno de ellos. El moderno cambio de denominación, que prefiere hablar de funciones en lugar de poderes, en nada modifica la semilla de independencia plantada por Mitre desde la primera composición.

La mejor prueba de la necesidad de preservar la independencia, es la permanente tentación de violarla para someter a la Corte a los designios políticos de turno. Comenzó el peronismo con el juicio político a la Corte en 1949, torpe remedo (*) de ataque institucional.

Siguieron los golpes militares, continuó el menemismo con lo que se llamó la "Corte adicta", para culminar con el actual gobierno kirchnerista que renovó prácticamente a todos los miembros de la Corte pero que, cuando encuentra sentencias que no le convienen, las desobedece abiertamente como lo demuestra el caso del nunca repuesto procurador Eduardo Sosa, o los mentados casos "Río Negro" y "Perfil", sobre discriminación en materia de publicidad oficial.

Pero además, el kirchnerismo sostiene dos tesis que nunca un gobernante se había atrevido a exponer: que el Poder Judicial no puede derogar la voluntad de los pueblos expresada en las leyes votadas por las mayorías, y que la independencia no es una cualidad esencial de los jueces.

Con estas afirmaciones, se derriba la dimensión republicana de la Justicia en general y de la Corte Suprema en particular, para entender en "todas las causas que versen sobre puntos regidos por la Constitución y las leyes nacionales", impidiendo el control de constitucionalidad de las leyes a cargo del más alto tribunal.

Sin el "control de constitucionalidad", esto es, la confrontación de los actos de gobierno y las leyes promulgadas con la Constitución Nacional, el abuso de las mayorías legislativas o los actos del Poder Ejecutivo permanecen sin contrapeso y sin fiscalización alguna. El sistema republicano queda así herido de muerte.

En su actual conformación, la Corte Suprema de Justicia declaró inconstitucional la reciente reforma al Consejo de la Magistratura, con la cual el oficialismo pretendió someter a la Justicia.

Lamentablemente, la actual Corte, que en más de un fallo supo defender la libertad de prensa y de expresión, dio un enorme paso atrás en su reciente fallo que declaró la constitucionalidad de la ley de medios audiovisuales con la que el Gobierno procura desguazar al Grupo Clarín. De todos modos, hay que reconocer que se trató de un fallo dividido: cuatro votos contra tres.

Es preciso que el máximo tribunal sepa defender su independencia y cuidar las libertades esenciales, entre ellas la libertad de prensa en su más amplia acepción. Al homenajearla en sus 150 años de vida, rendimos tributo a una institución, pero también a nuestros padres fundadores que nos legaron los principios que iluminan la acción no sólo de la Corte, sino también de los demás tribunales de la Nación: los de independencia y control de los poderes políticos.

Por Armando Maronese

(*) Remedo: Imitación de una cosa, especialmente si la semejanza no es perfecta o resulta grotesca.

Fte: La Nación

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com