Calendario

<<   Octubre 2013  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Haz lo que digo, pero no lo que yo hago

Por Dr. Roberto J. Wilkinson - 12 de Octubre, 2013, 1:55, Categoría: General

La presidente Cristina Fernández de Kirchner se recupera de una operación en la cabeza, producto de una colección subdural crónica provocada por un golpe. La mandataria fue intervenida el martes en el hospital de la Fundación Favaloro y allí permanece internada.

Dicha institución no es estatal sino privada. De hecho, los últimos acontecimientos con la salud de la Presidente han sido atendidos en instituciones privadas. Esto choca contra la reivindicación que hace el Gobierno Nacional, en su reivindicación de su labor en materia de salud pública.

De hecho, la asistencia de la Presidente a instituciones privadas como el Hospital Austral (donde el año pasado le fue extirpada la glándulas tiroides), el Sanatorio Otamendi y ahora la Fundación Favaloro, demuestra -según la visión de la mandataria- que no existe en la Argentina "un sistema de salud pública".

Lo dijo ella misma en un discurso de agosto de 2012 : (sic)

"... Yo creo que hay sistema de salud pública cuando los presidentes se atienden en los hospitales públicos. Lo demás es puro cuento".

Yo siempre digo una cosa: me acuerdo cuando se operó, las dos veces que se tuvo que atender de su salud estando en Santa Cruz, lo hizo, aún siendo gobernador lo operaron en el hospital público y otra siendo presidente, también lo atendieron en el hospital de Río Gallegos. (Hablaba de Néstor Kirchner)

Yo creo que hay sistema de salud pública cuando los presidentes se atienden en los hospitales públicos. Lo demás es puro cuento...."

 

Pero nada de eso "Ella" hace. ¿Desconfiará de los sistemas públicos de los que tan bien habla? Por otra parte, Ella y su comitiva ha ocupado todo el sexto piso de la Fundación Favaloro, y con ello no hay camas disponibles para cualquier otra persona que necesite internarse. (?)

 

Además, Giselle, la hermana de Cristina Fernández, es médico. Aunque está retirada por cuestiones de salud, se ha interesado mucho en el postoperatorio de la Presidente y el seguimiento que hacen los profesionales de la Fundación Favaloro. Pero sus irrupciones durante el horario de visitas, están alterando el ánimo presidencial y quieren restringir su presencia en el lugar donde Cristina K debe hacer reposo. Las rencillas entre las hermanas también violan las normas de higiene que deben cumplir los familiares.

 

Es cuestión de tiempo para que le impongan los recortes a Giselle Fernández que suele acompañar a Máximo K, Florencia K y a Ofelia Wilhelm en los encuentros con Cristina Fernández en la habitación donde reposa en la Fundación.

 

Se supo que las hermanas mantendrían constantes rencillas motivadas por las recomendaciones médicas de Giselle, lo que atenta contra la tranquilidad que debe imperar en el postoperatorio.

 

Incluso, Giselle mantiene discusiones con el equipo médico que atiende a la Presidente: "La que más se mete en todo es Giselle, porque es médico y quiere dar órdenes, y termina peleándose con Cristina Kirchner como si fueran dos hermanas discutiendo por el control remoto", explicó una fuente que cita este viernes 11/10 el diario La Nación.

 

Las restricciones a las visitas comenzaron desde el mismo ingreso de la mandataria al edificio. Se limitó el acceso de personal al sexto piso del hospital de la Fundación, ya que Cristina K ocupa dos habitaciones, la 601 y la 602, precisó Perfil.

 

A la hora de la operación, sólo siete profesionales fueron habilitados a pasar a la sala de operaciones, según informó Clarín: dos cirujanos, una instrumentadora, un anestesista, un técnico anestesista, el encargado de pasar el instrumental y el director de la clínica.

 

En febrero pasado se dio cuenta de la reaparición pública de Giselle Fernández, después de una aparición fugaz tras la muerte de Néstor Kirchner. Giselle Fernández estuvo internada por problemas psiquiátricos y se mantenía recluida. Hasta ahora acompañaba a su hermana mayor en su luto, pero en febrero comenzó a participar en actos de Unidos y Organizados junto a Gabriel Mariotto y el "Cuervo" Larroque, donde se cuestionó a las fuerzas de seguridad y los casos de gatillo fácil en territorio de Daniel Scioli. La agencia oficial Télam se encargó de mostrarla.

 

En 1982, Giselle se recibió de médico clínico. Inmediatamente comenzó a hacer su residencia en el hospital Rossi de la Capital provincial donde se desempeñó por 26 años, hasta que se jubiló anticipadamente por una enfermedad hematológica grave.

 

Desde muy joven padece, además, un trastorno bipolar del cual dio cuenta Sandra Russo en el libro La Presidenta.

 

¿Cuántos parecidos, no?

Por Dr. Roberto J. Wilkinson


Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com