Calendario

<<   Marzo 2013  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Mentiras y cordura

Por Armando Maronese - 7 de Marzo, 2013, 0:55, Categoría: Opinión

La verdad del cáncer de Chávez, fue el gran secreto de Estado bolivariano. Desde que se informó oficialmente en junio de 2011 que padecía de cáncer, el fallecido presidente de Venezuela y el gobierno chavista siempre se negaron a dar detalles sobre qué tipo de enfermedad padecía el mandatario venezolano, así como qué órganos de su cuerpo estaban alcanzados con el cáncer.

De la información oficial suministrada y las declaraciones del propio Chávez y sus funcionarios, la conclusión es que se trató de un sarcoma en el tejido muscular que una vez diagnosticado prevé una esperanza de vida de hasta 24 meses.

Así, fue y es el secreto mejor guardado del chavismo. Aún después de la muerte de Hugo Chávez el misterio sobre su enfermedad continúa y nunca se informó fehacientemente de qué tipo de cáncer padecía el líder de la mitad de los venezolanos.

De la información oficial suministrada por el gobierno de Chávez, sus declaraciones públicas y las de sus funcionarios desde que en junio de 2011 el fallecido presidente reveló la existencia de "células cancerígenas" en su organismo. Sólo hay deducciones que concluyen en el diagnóstico de un sarcoma en el tejido muscular. Eso explicaría las intervenciones quirúrgicas realizadas en Cuba en distintas partes de su cuerpo y las "reapariciones" del cáncer en otras zonas de la revelada originalmente.

Se trata de tumores muy agresivos que se reproducen fácilmente en la zona afectada, aunque los especialistas advierten que se trata de una variedad poco común de cáncer que solo afecta al 1% de los que se diagnostican cada año. Pero el dato central sería la expectativa de vida que prevé el diagnóstico. Entre 18 y 24 meses, lapso que coincidió con la muerte de Chávez (en el mes 21).

¿De qué murió Chávez? - El portal ABC de España introduce al misterio: Tras una larga enfermedad desde que a comienzos de 2011 le fuera detectado un cáncer, el pasado 11 de diciembre Hugo Chávez regresaba a La Habana para someterse a una cuarta operación quirúrgica, debido a que habían reaparecido las células cancerígenas. Desde un principio, la no aceptación de la realidad por parte del difunto presidente, le condujo a un retraso demasiado prolongado antes de decidirse a acudir a los médicos. Cuando el 22 de febrero de este mismo año se le diagnostica un nuevo tumor que afectaba al 35 por ciento del pulmón izquierdo, su estado de salud era ya demasiado grave para revertir la situación.

Por su parte, El Espectador de Colombia publica un seguimiento del cáncer sobre la hipótesis del Sarcoma en el tejido muscular:

El Espectador subraya que el Sarcoma en el tejido muscular, son tumores muy agresivos que se reproducen fácilmente en la zona afectada aunque es una variedad poco común de cáncer que solo afecta al 1% de los que se diagnostican cada año. En esos casos, la expectativa de vida del paciente es de 18 a 24 meses. Chávez estuvo enfermo desde junio de 2011, lo que lo ubica dentro de la franja temporal.

El primer diagnóstico que se conoció de Chávez fue el de cáncer de Colon. En mayo se le encuentra un absceso en la zona pélvica. Los médicos cubanos aclaran que se trata de un sarcoma y no otro tipo de cáncer. Le extraen el tumor a Chávez según el presidente "del tamaño de una bola de béisbol". Tras la intervención se somete a cuatro ciclos de quimioterapia.

En febrero de 2012 sufre la primera recaída. El gobierno venezolano anuncia que la lesión reapareció en el mismo lugar del primer tumor. Se produce una pequeña metástasis en el hígado y la vesícula. Se extrae el tumor, de dos centímetros, y también los tejidos adyacentes. Es sometido a radioterapia, esta vez son cinco ciclos.Pero el 27 de noviembre de 2012 Chávez anuncia que el cáncer reapareció. Según información extraoficial padece metástasis en los huesos que le impiden caminar. Se produce una infiltración del tumor en la espina dorsal. Se le realiza la última cirugía, una vertebrectomía de dos vértebras lumbares.

Tras esa intervención su sistema inmunológico quedó debilitado, lo que propició una septicemia lo que obligó a los doctores a ponerlo bajo ventilación mecánica.

El Informador de México realiza una cronología detallada de la enfermedad, que sería largo de detallar. (Para ver la cronología, hacer clic en el vínculo)

Mientras tanto, ABC asegura que Chávez falleció en Cuba y 9 horas antes.  En su portada de hoy, ABC insiste en confirmar lo que publicaba ayer. Que Chávez estaba en Cuba y que fue trasladado luego de su muerte a Caracas.

 

En un artículo titulado "Las incógnitas tras el fallecimiento de Hugo Chávez", el periódico intenta responder algunas de las interrogantes que el vicepresidente Nicolás Maduro no logró responder en la conferencia de ayer.

 

Según ABC, el 22 de febrero su pulmón izquierdo estaba muy comprometido con un tumor y la situación era irreversible. A pesar de que el vicepresidente Nicolás Maduro, anunció que Chávez había fallecido a las 16:25 hora local —las 19:55 en Uruguay—, según confirmaron a ABC fuentes próximas al equipo médico, la muerte habría tenido lugar alrededor de las siete de la mañana de Cuba, en La Habana.

 

Ese habría sido uno de los principales motivos para retrasar el anuncio. El cadáver en avión desde Cuba estaba en camino cuando Maduro dio una primera conferencia con todo el gabinete sobre el mediodía de Uruguay. Hasta acá el informe de ABC.

 

Pero la verdad, es que fuentes serias de parte de la embajada, es que Chávez tuvo muerte cerebral el 31 de diciembre ppdo., y falleció unos cuantos días antes de la anunciada en Cuba.

 

¿Por qué tanto misterio? ¿Por qué antes de anunciar la muerte de Chávez, el vicepresidente Maduro se reunió con la cúpula de las fuerzas armadas de su país y con los miembros del Congreso?

 

La cuestión es simple. Como ahora Maduro asume la presidencia de Venezuela, tiene un plazo de 30 días para convocar a elecciones presidenciales. Por eso, el tiempo transcurrido desde el real fallecimiento de Chávez y el anuncio al pueblo venezolano y al mundo de tal acontecimiento, le dio a los chavistas más tiempo para armar la trama de cómo hacer para perpetuarse en el poder.

Así como nadie pudo ver el cadáver de Néstor Kirchner, nadie pudo ver el cadáver de Chávez. Ni aún, verlo después de su última operación. Da que pensar.

Y ahora viene la "cordura". Tenemos casos… parece mentira.

El "inocular cáncer" del vicepresidente Maduro, es como que el "comer pollo con hormonas causa homosexualidad" de Evo Morales. ¿Sabrán lo que dicen? Pobres mentes.

Y la cosa no queda ahí, pues la ministro de Seguridad Nilda Garré (Argentina) abrió el debate: ¿Se puede inocular cordura?

"Es un disparate que se pueda inocular un cáncer, no resiste el menor análisis. Y menos un cáncer de este tipo", indicó el periodista Nelson Castro, que es médico neurólogo. Así y todo, la ministro de Seguridad Nilda Garré adhirió a la teoría lanzada por el vicepresidente venezolano antes de la muerte (oficial?) de Hugo Chávez al sugerir coincidencias, y alimentó el debate: ¿podrá la ciencia "inocular" un poco de cordura?

Horas antes de anunciar la muerte del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, el vicepresidente Nicolás Maduro sorprendió al mundo al afirmar que el cáncer del líder bolivariano pudo haber sido "inoculado" por quienes serían "enemigos" del régimen bolivariano.

"No tenemos ninguna duda que Chávez fue atacado con esta enfermedad. Los enemigos históricos de la patria buscaron dañar la salud de nuestro comandante", afirmó, en cadena nacional.

Aunque llamativa, la "denuncia" no dejó de abrir un debate o al menos, algunas dudas, a las que el periodista Nelson Castro, médico neurólogo respondió esta mañana que es imposible que se pueda inocular un cáncer: "Es un disparate que se pueda inocular un cáncer, no resiste el menor análisis. Y menos un cáncer de este tipo", dijo.

Además, señaló que "Cuba no es el mejor lugar parar tratar este tipo de tumores". "La decisión de Chávez fue equivocada", dijo.

"Lo político le impidió tomar una decisión acertada que le hubiese dado una expectativa de vida mayor. Chávez optó por Cuba por la protección del secreto de su enfermedad", aseguró.

Pero Nelson Castro no convenció a Nilda Garré, la ministro de Seguridad de Cristina Fernández de Kirhner, quien manifestó: "Los científicos podrán decir si es posible o no. Varios de esto líderes estaban produciendo transformaciones profundas y están produciendo transformaciones en Latinoamérica interesantes. Veníamos de 200 años, desde San Martín y Bolívar, de imposibilidad de encontrar un camino de unidad por factores externos".

En diálogo con Radio Del Plata, la funcionaria habló sobre la "coincidencia en el tiempo sugestiva" en la enfermedad que sufrieron distintos mandatarios de la región, como el ex presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, de Paraguay, Fernando Lugo, y de Venezuela, entre otros.

Y agregó: "Él destacó la casualidad de que muchos líderes latinoamericanos tuvieran enfermedades vinculadas al cáncer. Él había instalado esa idea y la retoma Maduro. Pero una junta de científicos podrá determinar si es posible".

Ahora, entre tanta intriga científica o entre tanto "disparate", como lo calificó Nelson Castro, entre otros médicos oncólogos que dijeron que tal posibilidad es "totalmente imposible", ¿Se podría confirmar si al menos es posible inocular un poco de coherencia?

Pero a eso, habría que agregar también: ¿Lucidez mental e inteligencia?

Por Armando Maronese

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com