Calendario

<<   Diciembre 2012  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Nochebuena y Navidad

Por Armando Maronese - 22 de Diciembre, 2012, 13:46, Categoría: General

Nochebuena y Navidad

Necesitamos amor en esta Navidad...

Necesitamos..., esta Navidad. 

Hay algunas cosas en la vida, que nunca se olvidan.

Una de ellas es el primer llanto del hijo..., un llanto que nos llena de alegría y nos cambia la vida.

Muchas veces pienso en ese primer llanto de Jesús, en medio de la noche, de la pobreza, de la soledad, alejado de todos. Hace un poco más de dos mil años se escuchó un llanto que cambió la historia de la humanidad. Un llanto que nos habla de la grandeza de Dios, porque sólo un Dios que no tiene que demostrar que es grande, puede hacerse tan pequeño.

La grandeza de hacerse pequeño, poco importante, de estar al servicio del otro; la grandeza de ser el último, de no buscar honores, de ser sencillo, son cosas que a veces no valoramos.

Dios se hace niño porque no teme aprender, acercarse al más débil, necesitar de María y José para vivir, tener amigos. Él con su ejemplo, con su vida, nos muestra que éste es el camino. Cuando queremos ser los más importantes en nuestras familias, cuando no escuchemos a los más pequeños, cuando pretendamos que nos sirvan todo el tiempo, cuando pensemos que no necesitamos de nadie, que no tenemos nada que aprender de nuestros hijos o de nuestros padres, recordemos el primer llanto de Jesús.

Que en esta Navidad, el llanto del Niño que es un llanto de alegría y de vida, nos cambie el corazón, transforme nuestras vidas y que nosotros, tampoco tengamos miedo de hacernos necesitados de los demás. Que el llanto de Jesús inunde nuestras familias, que este Dios-Niño que festejamos en Navidad, nos recuerde que Dios caminó los mismos caminos que los hombres, vivió sus alegrías y sus angustias y nos demostró que se puede, que vale la pena intentar vivir de una manera distinta, mejor, como Él mismo vivió.

Nuestro Dios es grande, porque no teme ser pequeño.

Navidad nos recuerda que, hasta en los peores momentos, siempre hay esperanza.

Navidad nos une en el afecto y en el amor hacia el prójimo.

Navidad es la gente que trabaja, lucha, piensa, cura, ayuda, enseña, cuida y ama.

Navidad es compromiso con los demás y con uno mismo...

Por todo esto, hoy, más que nunca,

necesitamos esta Navidad que Cristo nos regala.

Les deseo a todos, muchas felicidades en Cristo.

 

Armando Maronese

Mar del Plata, 24 de diciembre de 2012

 

 

 

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com