Calendario

<<   Octubre 2012  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

11-S ¿Atentado o estrategia oculta?

Por Armando Maronese - 30 de Octubre, 2012, 2:00, Categoría: EE.UU. y sus acciones

Los años de vida me han hecho ver muchas cosas, cosas que uno nunca se imaginaría. Recuerdo… allá por 1945 y década del '50, después de la segunda guerra mundial, a agentes de la CIA arrojar lámparas o bombillos de luz con gas venenoso en su interior dentro del subterráneo para ver que efectos causaba en la gente. En su propia gente.

Pero no sólo EE.UU. hizo uso de esas investigaciones. Durante la Primera Guerra Mundial, Alemania persiguió un ambicioso programa de guerra biológica. Usando bolsas y correos diplomáticos, el general alemán Staff suministró pequeños equipos de saboteadores en el ducado ruso de Finlandia, y en los entonces neutrales países de Rumania, los EE.UU. y Argentina.

En Finlandia, luchadores por la libertad escandinavos montados en renos pusieron ampollas de ántrax en establos de caballos rusos en 1916. El ántrax fue también suministrado al agregado del ejército alemán en Bucarest, como fue el muermo, que fue empleado contra ganado destinado al servicio aliado.

 

El oficial de inteligencia alemán y ciudadano estadounidense Dr. Anton Casimir Dilger estableció un laboratorio secreto en el sótano de la casa de su hermana en Chevy Chase, Maryland, que producía rmo  y que era usado para infectar haciendas en puertos y puntos de colección internos incluyendo, al menos, Newport News, Norfolk, Baltimore, y Nueva York, y probablemente St. Louis y Covington, Kentucky. En Argentina, agentes alemanes también emplearon muermo en el puerto de Buenos Aires e incluso trataron de arruinar cosechas de trigo con un hongo destructivo.

 

En 1940, el Ejército Imperial Japonés bombardeó Ningbo con bombas de cerámica llenas de pulgas cargadas con la peste bubónica. Una película mostrando esta operación, fue vista por los príncipes imperiales Tsuneyoshi Takeda y Takahito Mikasa durante una escenografía hecha por la mente maestra Shiro Ishii.

 

En respuesta a las armas biológicas desarrolladas en Japón, y al momento sospechado en Alemania, los Estados Unidos, el Reino Unido, y Canadá iniciaron un programa de desarrollo de Armas Biológicas en 1941 que resultaron en la armamentización de tularemia, ántrax, brucelosis y la toxina de botulismo.

 

El centro de la investigación sobre Armas Biológicas para la milicia de los EE.UU. fue Fort Detrick, Maryland, donde la USAMRIID es actualmente su base; el primer director fue el ejecutivo farmacéutico George W. Merck. Algunas investigaciones y pruebas de armas biológicas y químicas fueron incluso conducidas en los "Campos de Prueba Dugway" en Utah, como un complejo de manufacturación de municiones en Terre Haute, Indiana, y en un tracto en Horn Island, Misisipi.

 

Muchos de los trabajos británicos fueron llevados a cabo en Porton Down. Las pruebas campestres llevadas a cabo en el Reino Unido durante la Segunda Guerra Mundial dejaron la isla Gruinard en Escocia contaminada con ántrax por los próximos 48 años.

 

Durante la Guerra de Independencia Israelí de 1948, la milicia judía Haganá  liberó bacterias de tifus Salmonella en el suministro de agua de la ciudad de Acre, causando un brote de tifoidea ente los habitantes. Tropas egipcias capturaron luego a soldados Haganá disfrazados cerca de pozos en Gaza, los cuales fueron ejecutados por presunto intento de otro ataque. Israel negó esas suposiciones.

 

En la época de la Guerra de Corea, los EE.UU. sólo tenían un agente armamentizado, brucelosis (agente EE.UU.), que es causado por Brucella suis. La forma original la usó la bomba M114 en una bomba de racimo de M33.

 

Estados Unidos inició un programa de shock para armamentizar el ántrax (N) en una bomba E61 de 230g de luna de reloj. Aunque el programa fue exitoso, al conocer sus metas desarrolladas, la falta de validez en la ineficacia del ántrax, detuvo la estandarización. Por el año 1950 el Cuerpo de Química también inició un programa para armamentizar la tularemia (UL). Poco después que el E61/N falló en su estandarización, tularemia se estandarizó en la bomba esférica de 8.64 cm M143. Esto se intentó entregar por el misil ojiva MGM-29 Sergeant y podía producir un 50% de infección sobre un área de 18 km2.

 

A diferencia del ántrax, la tularemia tuvo una infectividad demostrado con voluntarios humanos (Operación Batablanca). Es más, aunque la tularemia es tratable con antibióticos, el tratamiento no acorta el curso de la enfermedad.

 

USA comenzó con las pruebas con su propia gente como conejillos de Indias, de bombillas explosivas para crear aerosoles biológicos, en los años 1950. El E99 fue el primer diseño funcional, pero era muy complicado para fabricarse. A finales de los 50 la bombilla esférica de aerosol de 11.43 cm E120 fue desarrollada; una bomba B-47 con un dispensador SUU-24/A pudo infectar 50% o más de la población de un área de 41km2 con tularemia con el E120. El E120 fue después sustituido por agentes tipo-seco.

 

Richard Nixon firmó una orden ejecutiva en Noviembre de 1969, con lo cual detuvo la producción de armas biológicas en los EE.UU. y permitió que sólo científicos investiguen de agentes biológicos y medidas defensivas tales como inmunización y bioseguridad.

Pero los experimentos con armas biológicas en humanos siguieron, llevados a cabo por los Estados Unidos de América en el campo de la salud, para ser utilizados posteriormente como armas letales alternativas. Siempre se utilizaron seres humanos como conejillos de indias. La mayoría de las veces sin la conformidad y consentimiento de los mismos.

En 1931 el Dr. Cornelius Rhoads, (con auspicio del Instituto Rockefeller para las Investigaciones Médicas), infecta seres humanos con células cancerosas. Poco después es nombrado para la Comisión de Energía Atómica Americana. Allí comienza una serie de experimentos de exposición a la radiación en soldados americanos y pacientes de hospitales civiles.

En 1932 comienza el estudio de la Sífilis. A 200 hombres negros diagnosticados con sífilis no se les dice de su enfermedad ni se les administra tratamiento alguno. En su lugar, son utilizados como conejillos de indias para seguir la evolución de la enfermedad. Todos mueren de sífilis no tratada.

En el año 1935 millones de individuos murieron de pelagra durante más de 20 años. Salud Pública de los Estados Unidos actúa finalmente para detener la enfermedad. Si bien se admite que se sabía desde 2 décadas antes, que la pelagra es causada por una deficiencia de niacina (un componente del complejo vitamínico B) no se hizo nada hasta que fallecieron miles de negros sumidos en la pobreza.

En 1940, cuatrocientos prisioneros en Chicago son infectados con paludismo para estudiar los efectos de nuevas drogas para combatir la enfermedad. Más tarde, durante el juicio en Nuremberg, médicos nazis se apoyan en este estudio americano para justificar sus propias acciones durante el Holocausto.

En 1942 se inician experimentos con gas mostaza en aproximadamente 4.000 militares. Los experimentos continúan hasta 1945. En este caso, los conejillos de Indias, fueron los Adventistas del Séptimo Día, quienes eligieron esta opción en lugar de alistarse en el ejército.

En 1943 y dado que Japón inicia un proyecto de investigación bacteriológica con fines bélicos a gran escala, EEUU comienza la investigación en armas biológicas en el Fuerte Detrick (Maryland).

En 1944 la Armada Estadounidense usa humanos para probar máscaras y ropa antigás. Los individuos fueron encerrados en una cámara de gas y expuestos al gas mostaza.

En 1945 en USA comienza el Proyecto Paperclip. Además, se implementa el "Programa F" por parte de la Comisión de Energía Atómica Americana (CEA). Éste es el estudio de los efectos de los fluoruros en la salud, componentes químicos esenciales en la producción de la bomba atómica. Estos están dentro de los químicos más tóxicos conocidos por el hombre, causando efectos deletéreos a nivel del sistema nervioso central. La información es suprimida en nombre de la seguridad nacional, por el temor de que las demandas judiciales interfirieran con la producción de bombas atómicas a gran escala.

En el año 1946 pacientes en los hospitales de Atención de Veteranos de Guerra, son usados como conejillos de india para experimentación médica. Para evitar sospechas, en lugar de la palabra "experimentos", se utilizan los términos "investigaciones" u "observaciones". El Coronel Kirkpatrick de la Comisión de Energía Atómica Americana emite un documento confidencial (Documento 07075001, del 8 de enero de 1947), declarando que la agencia empezará a administrar dosis intravenosas de substancias radioactivas a humanos.

En 1947 la CIA empieza a estudiar el LSD (Acido Lisérgico) como arma potencial para ser utilizada por la Inteligencia Americana. Seres humanos civiles y militares son sometidos a su administración (con o sin consentimiento).

En 1951 el Departamento de Defensa de USA, efectúa pruebas al aire libre aerosolizando bacterias y virus causantes de enfermedad, las cuales se realizan hasta 1959 dentro de conglomerados humanos.

En 1953 el Ejército estadounidense libera nubes de Sulfuro de Zinc-Cadmio sobre Winnipeg, St. Louis, Minneapolis, el Fuerte Wayne, el Valle del Monocacy en Maryland, y Leesburg, Virginia. Su intento es determinar cuan eficazmente podrían dispersar los agentes químicos.

También en 1953, la CIA comienza el Proyecto MK ULTRA. Este programa demandó once años de investigación y fue diseñado para producir y probar drogas y microorganismos para ser usados con el fin de controlar la mente y modificar la conducta. Seis de los subproyectos implicaron a seres humanos inadvertidos, los cuales actuaron a modo de robots humanos atentando contra otras vidas y aún las propias (recordar las muertes de personas a manos de "chiflados o locos": Lee H. Oswald, Robert Kennedy, Malcom X, John Lennon, etc.)

En 1956 el Ejército estadounidense libera mosquitos infectados con la Fiebre amarilla sobre Savannah, y Avon Park. Siguiendo cada prueba, agentes del Ejército se hacen pasar por agentes de salud pública para comprobar los efectos en las víctimas inocentes.

En 1965, la CIA y del Departamento de Defensa comienzan el Proyecto MK SEARCH, un programa para desarrollar la capacidad de manipular la conducta humana a través del uso de drogas psicodélicas.

En 1965 los prisioneros en la Prisión Estatal de Holmesburg en Filadelfia son sometidos a la dioxina, un componente químico órgano-clorado altamente tóxico presente en el Agente Naranja usado en Vietnam. Posteriormente, los presos son estudiados por el desarrollo de cáncer, lo que indica que el Agente Naranja había sido desde el principio un sospechoso cancerígeno.

En el año 1966, el Ejército norteamericano distribuye Bacillus subtilis en el Metro de la Ciudad de Nueva York. Más de un millón de civiles es expuesto cuando los científicos del ejército dejan caer ampollas llenas con la bacteria desde las rejas de ventilación.

 En 1969 el Dr. Robert maman del Departamento de Defensa, solicita al Congreso 10 millones de dólares para desarrollar, en un lapso de 5 a 10 años, un agente biológico sintético para el cual no exista ningún tipo de inmunidad natural. Gracias a ese financiamiento se crea el SIDA. El proyecto, supervisado por la CIA, se lleva a cabo por la División de Operaciones Especiales en el Fuerte Detrick, (las instalaciones ultra secretas de armas biológicas del ejército norteamericano). Se especula que se usan técnicas de biología molecular para producir retrovirus (SIDA).

Siguiendo ese proyecto y ya en 1975, la sección Virus del Centro para la Investigación de Guerra Biológica del Fuerte Detrick es renombrada "Instalaciones Fredrick para la Investigación del Cáncer" y es puesta bajo la supervisión del Instituto Nacional del Cáncer. Aquí, los científicos encargados de los rus aíslan un virus para el cual ninguna inmunidad existe. Este es nombrado: HTLV (Virus Humano de la célula T de Leucemia).

En 1977, audiencias del Senado en la Comisión Investigación Científica y de Salud, confirman que se contaminaron 239 áreas pobladas con los agentes biológicos entre 1949 y 1969. Algunas de las áreas incluyeron San Francisco, Washington, D.C., Centro-Oeste de EE.UU., Ciudad de Panamá, Minneapolis y St. Louis.

En 1981 se confirman los primeros casos de SIDA en hombres homosexuales en Nueva York, Los Ángeles y San Francisco, levantando la sospecha que se puede haber introducido el SIDA a través de la vacuna para la Hepatitis B. Otro experimento en humanos.

En 1987 el Departamento de Defensa admite que, a pesar de un tratado que prohíbe la investigación y el desarrollo de agentes biológicos, continúa haciéndolo en instalaciones de investigación en 127 laboratorios y universidades alrededor de la nación.

En 1990, a más de 1.500 bebes negros e hispanos de seis meses de edad en Los Ángeles, se les da una vacuna "experimental" del sarampión que nunca había sido autorizada para ser usada en Estados Unidos. La CDC admitió que los padres nunca fueron informados de que la vacuna que fue inyectada a sus niños era experimental.

En 1994 con una técnica llamada "rastreador de genes", el Dr. Garth Nicolson en el Centro del Cáncer MD Anderson en Houston, descubre que los veteranos que volvieron de la Tormenta del Desierto, fueron infectados con una cadena alterada de Micoplasma Incognitus, una bacteria normalmente utilizada en la producción de armas biológicas. Incorporada a su estructura molecular, contiene un 40 por ciento de la proteina del virus del SIDA, indicando que ha sido realizada por el hombre.

En 1994 el senador John D. Rockefeller emite un informe que revela que durante por lo menos 50 años, el Departamento de Defensa ha usado personal militar en experimentos humanos y para la exposición intencional a las substancias peligrosas. Los materiales incluyeron gas mostaza y nervioso, radiación de iones, psicoquímicos, alucinógenos y drogas como las usadas durante la Guerra del Golfo.

En 1995 el Gobierno americano admite que había ofrecido a los criminales de guerra y científicos japoneses que habían realizado experimentos médicos en humanos, sueldos e inmunidad de prosecución a cambio de los datos de la investigación de la guerra biológica.

En 1995 el Dr. Garth Nicolson revela evidencia de que los agentes biológicos usados durante la Guerra del Golfo habían sido manufacturados en Houston, (Texas) y Boca Raton (Florida) y probados en prisioneros en el Departamento Correccional de Texas.

En 1996 el Departamento de Defensa admite que soldados de Tormenta del Desierto fueron expuestos a agentes químicos.

En 1997 ochenta y ocho miembros del Congreso firman una carta que exige una investigación sobre el uso de las armas biológicas y el Síndrome de la Guerra del Golfo.

¿Y Guantánamo? Todo esto nos da la pauta de que a los EE.UU., no le importa siquiera la vida y salud de su propia gente. Entonces:

11-S ¿Atentado o estrategia oculta?

El atentado perpetrado a las Torres Gemelas en USA, luego de algunos años y muchos estudios realizados sobre el mismo, tiene pocas versiones a favor y demasiadas en contra del gobierno de los Estados Unidos.

No importa cuantas veces volvamos a ver las imágenes escalofriantes de aquel 11 de septiembre del 2001, más comúnmente llamado 11-S, un día en que se perdió la paz, un día en que el mundo entero era testigo de cómo un ataque terrorista podía en minutos hacer tanto daño, provocar muertes y destrucción.

A medida que fue pasando el tiempo, una a una las investigaciones fueron saliendo a la luz, y con ellas algunas teorías contradictorias de lo sucedido aquel fatídico día.

Versión Oficial - Se afirma que agentes secretos de Pakistan e Israel fueron los organizadores del ataque terrorista y que el gobierno de los Estados Unidos fue tomado por sorpresa, y que la torres gemelas se derribaron producto de las fuertes temperaturas que se produjeron con el choque de los aviones. No creíble, pues nunca se encontraron los restos de ningún avión, como en el caso del Pentágono.

Teoría del conocimiento previo - Esta teoría afirma que el gobierno de los Estados Unidos tenía conocimiento de la intensión terrorista y dejó que todo sucediera con la finalidad de tener un motivo para atacar a Irak. En tal sentido acepta el secuestro de los aviones y la presencia islámica en el atentado terrorista.

Teoría de la demolición controlada – La más fuerte. Se afirma que los edificios no se vinieron abajo por choque de aviones sino que se trataría de una demolición controlada donde se colocó explosivos en los pisos de abajo, con la finalidad de ocasionar la caída de un piso sobre el otro de una forma controlada, basándose en los siguientes puntos:

- Cuando se dio el choque de los aviones en los pisos inferiores, se ve fuego lo cual es extraño pues el choque era en los pisos superiores.

- El acero no se puede fundir fácilmente como para que se desplome un edificio de tal magnitud, ya que el punto de fusión del acero es mayor a 1.300 grados centígrados.

- La estructura de los edificios estaba diseñada para soportar choques de aviones como el Boeing 707, se cree que el avión fue explotando dentro del edificio.

- El World Trade Center sólo era posible destruirlo mediante una demolición controlada.

- Se cree que las imágenes que se vieron en la televisión fueron manipuladas con la finalidad de ocultar pruebas.

No cabe duda alguna de que los edificios fueron implotados, sin importar las muertes que se pudieron causar… Pero ¿Sacrificaron tantas vidas por unos cuantos millones en petróleo? Sólo EE.UU. pudo hacerlo. Tiene que mantener vivo el imperialismo.

El edificio WTC7 y las Torres Gemelas fueron derribadas, no sólo por el fuego y los daños resultantes del impacto, sino mediante explosivos cortantes instalados con anterioridad en todos sus pisos y bases.

Consideremos de inicio el hecho de que grandes cantidades de metal fundido fueron observadas en las bases de los tres edificios (Torres Gemelas y WTC7), entre la gran acumulación de escombros.

Las fotografías, realizadas por Frank Silecchia, muestran un fragmento de metal caliente mientras es retirado de la montaña de escombros de la Torre Norte el 27 de septiembre de 2001. Se observa el color del extremo inferior del metal extraído, que indica la temperatura aproximada del metal y proporciona cierta información sobre su composición.

En segundo lugar, expertos en la materia consideran como objeto de debate el derrumbamiento del edificio de 47 plantas WTC7, contra el que no colisionó ningún avión. El WTC7 se derrumbó por completo sobre su propia base. Una vez vistas imágenes estáticas, es importante para la discusión la observación de filmaciones del derrumbamiento del edificio:

http://911research.wtc7.net/talks/wtc/videos.html

No cabe duda alguna sobre la necesidad imperiosa de los EE.UU. de atacar Irak y necesitaba para ello una razón muy valedera para hacerlo y la encontró de la forma más cruel e inhumana.

Si con el transcurso de los años el gobierno estadounidense mató a tantos de sus ciudadanos con sus experimentos (ciudadanos y habitantes de otros países), sin dar importancia a esas muertes, poco queda para comprender los motivos rastreros para destruir los edificios detallados donde murieron tantas personas. Pero lograron la excusa para el ataque a Irak y con ello, adueñarse del petróleo de ese país. El vicepresidente de la era Bush (republicano al fin) tiene mucho que ver con todas las grandes compañías que hicieron su negocio en Irak. ¿Todo quedó en familia?

Por Armando Maronese

 

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com