Calendario

<<   Octubre 2012  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

16 de Octubre, 2012

El 15 de Abril de 1953, Juan Domingo Perón incendia el país

Por Armando Maronese - 16 de Octubre, 2012, 20:21, Categoría: Peronismo: régimen, caída e historia

15 de Abril de 1953, día aciago. Juan Domingo Perón incendia el país.

No era un buen momento para el gobierno del general Perón. Una crisis económica aquejaba al país desde el año anterior y frente al recrudecimiento de la acción opositora, producto del malestar por la carestía de la carne, como del escándalo del caso Duarte, la CGT decide un paro general y una concentración popular en apoyo al gobierno, que se realiza el 15 de abril, en Plaza de Mayo.

Incendios de las sedes de los partidos políticos - Mal se había iniciado para el dictador Juan Domingo Perón el mes de abril de 1953. Los negociados ya no se podían ocultar. La oposición parlamentaria los señalaba con energía y la opinión pública se hacía cada vez más severa con el círculo de sus parientes, protegidos y cómplices. La podredumbre del grupo gobernante era tanta que el propio presidente debió, contra su voluntad, ordenar una investigación. La muerte de Juan Duarte, ordenada por Perón, revelaba el propósito de impedir el total conocimiento de lo que todos sospechaban acerca de la corrupción oficial.

El dictador pretendió sofocar enérgicamente a sus enemigos antes de que la oposición creciese. Luego de atribuir a presuntos agiotistas y especuladores la escasez y encarecimiento de algunos artículos de primera necesidad y de anunciar que los obligaría “a culatazos” a cumplir con su deber, dispuso como otras veces la concentración de los trabajadores en plaza de Mayo, a fin de disciplinarlos en la obsecuencia y de escuchar sus amenazas a la oposición. ...- Leer artículo completo

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

La Justicia de Perón

Por Hugo Gambini - 16 de Octubre, 2012, 19:13, Categoría: Peronismo: régimen, caída e historia

Por esa época hubo dos especialistas en arrancar confesiones por medios cruentos: los hermanos Luís Amadeo y Juan Carlos Cardoso.

No es extraño que los trágicos episodios del 15 de abril de 1953 generen polémica. Ella surge del interés por conocer la verdad sobre una violencia política que, aunque de raíces históricas, alcanzó niveles de sadismo a partir del golpe militar de 1930.

Fue el general golpista José Félix Uriburu quien designó jefe de policía a Leopoldo Lugones hijo, un tétrico personaje que restauró el método de los tormentos para hacer confesar a los presos. Dicho sistema sería institucionalizado en 1934 cuando otro general, Agustín P. Justo, autorizó la creación de una "Sección Especial" destinada a aplicar torturas a los detenidos por actividades comunistas.

La perfección llegó en 1946 a través de un tercer general, Juan Domingo Perón, que instaló en la Casa Rosada una nueva oficina, Control de Estado, cuya jefatura confió a otro siniestro sujeto, el gendarme Guillermo Solveyra Casares, autor de las instrucciones de aniquilamiento de opositores e introductor de la picana eléctrica portátil. Y aquí lamento rectificar al amigo Antonio Cafiero -por el que siento una antigua estima-, pues no es exacto que los acusados por las bombas del 53, fueran "detenidos y procesados por la Justicia ante los jueces competentes, con todas las garantías de la Constitución y de la ley, y nadie sufrió agravio o condena otra que la dispuesta por la Justicia", como él dice. Tal vez por haber integrado el gabinete nacional de aquel gobierno, Cafiero aceptó esa versión oficial y nunca llegó a enterarse de la verdad. ...- Leer artículo completo

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Un complot para tapar torpezas propias

Por Joaquín Morales Solá - 16 de Octubre, 2012, 19:07, Categoría: Opinión

Una presunta conspiración forma parte de la genética del kirchnerismo. Después de que pasaran dos semanas desde la detención de la Fragata Libertad en Ghana, el gobierno de Cristina Kirchner llegó a la conclusión de que existió un complot de la Armada para hacerle pasar vergüenza. La deducción terminó con la carrera del jefe de esa fuerza, Carlos Alberto Paz. También con la del secretario general de la Armada, Luis María Day, y con la del comodoro de la aviación naval Alfredo María Blanco.

Según fuentes de la fuerza naval, Paz renunció cuando el gobierno pasó a disponibilidad a González Day, quien había aclarado públicamente que el recorrido anual de la Fragata es una construcción común de varios estamentos del Poder Ejecutivo. Mencionó al Ministerio de Defensa y a la Cancillería.

El secretario general de cualquiera de las Fuerzas Armadas suele hacer de vocero de su conducción. Es probable que la aclaración de González Day, que le endilgó al Gobierno la responsabilidad del papelón de Ghana, hubiera sido aprobada o directamente ordenada por el almirante Paz. ...- Leer artículo completo

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com