Calendario

<<   Septiembre 2012  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Oyarbide no es homosexual solamente

Por Lic. Jorge P. Mones Ruiz - 28 de Septiembre, 2012, 2:42, Categoría: Opinión

El juez federal Norberto Oyarbide no es homosexual solamente... además, es puto. Notable diferencia que muchos de mis mejores y recalcitrantes amigos no entienden, y discriminan injustificadamente a aquéllos que prefieren a los hombres que a las mujeres. En todo caso es problema de los homosexuales, allá ellos, no saben lo que se pierden. Que cada uno elija su pareja, con bigote, con peluca o plumero en el trasero, y en tanto y en cuanto no me obliguen a compartir sus gustos promulgando leyes inicuas, lo que me obligaría a optar por el autoexilio.

Además puede haber homosexuales castos, al igual que heterosexuales (ni putos o "compañeros" en un caso, ni esposas, amantes o prostitutas en el otro). En el ámbito de su intimidad cualquiera puede hacer lo que mejor considere para sí, según sus tendencias, inclinaciones o “elecciones” (como dicen ahora los “constructivistas” de la propia identidad sexual).

No juzgo… pero el puto está íntimamente relacionado con la prostitución (pague o cobre, más allá del rol protagónico que le toque). Y vale de igual manera lo de Sor Juana Inés de la Cruz: “Hombres necios que acusáis a la mujer sin razón, sin ver que sois la ocasión de lo mismo que acusáis.  Bien con muchas arma fundo, que lidia vuestra arrogancia, pues en promesa e instancia, juntáis diablo, carne y mundo…”

Estamos frente a una inmoralidad, que cuando es pública deriva en escándalo y mancilla la dignidad de la persona, y en este caso un pilar de la República, la Justicia, y su supuesta Majestad.

Puedo entender, con esfuerzo, que el ser humano que ejerce la prostitución, hombre o mujer, lo haga por una imperiosa necesidad económica; de ahí provenga, quizás, la aparente indulgencia de la religiosa mejicana y la recomendación de Nuestro Señor a la mujer adúltera: "Vete, y no peques más".

Pero que un juez haya sido asiduo cliente de un prostíbulo, “Spartacus”, local para putos como él, (Garbellano dixit (1) y Mariano Grondona mostró por la TV semejante desvarío) es el colmo, ya que trasciende lo privado. La calificación de puto es técnica, de acuerdo al diccionario (RAE). Me molesta, porque la misión de un magistrado es administrar justicia desde la Ética y la Moral, aplicando las leyes establecidas según el derecho natural y el positivo (este último en armonía con el primero). Y no me parece que el perfil del mediático juez en cuestión se ajuste a estos cánones, lógicos y perfectamente exigibles a los discípulos de Temis en una sociedad medianamente seria. ¿Dónde están Carlos Kunkel y Diana Conti y el resto del Consejo de la Magistratura? ¿En manos de quién (o quiénes) están garantizados mi libertad y mis derechos ciudadanos?

Por lo expuesto, resulta fácil entender los pérfidos fallos de este juez corrupto y solícito a los poderes de turno. Si el cuerpo es el envase del alma y el primero lo entregó, es porque antes cedió el segundo, terminando totalmente corrompido en materia y espíritu.

¿Quiénes son hoy los que interpretan y administran las Leyes de nuestra Constitución? Solo falta asignarle al Gordo Valor (afamado hampón), la misión de auxiliar de la Justicia e incorporarlo a la Policía Federal como Comisario General y entonces, estaremos hechos como “país progresista” del "Socialismo del Siglo XXI".

Por eso, que el juez Oyarbide sea homosexual no me preocupa, me subleva que sea puto y además de mierda (materia de por sí corrupta), para utilizar un término entendible por todos y claramente definido (ver al final). Y es de mierda porque su accionar hediondo y malsano como las heces, prostituye la aplicación de la Ley y la Constitución; prostituye la República y nos afecta en consecuencia a todos, homosexuales y heterosexuales.

Aclaración: la lengua castellana es rica en expresiones idiomáticas y su vocabulario es sumamente preciso para definir términos o palabras que permiten adquirir conocimientos sin complicaciones o enredos semánticos. En ese afán, y a riesgo de parecer fuera de estilo o caer en la chabacanería, he utilizado vocablos que pueden considerarse procaces y soeces, o bien tildados de vulgarismos, sin ánimo de ofender, sólo de describir. En todo caso, me disculpo por ello.

Definiciones de la Real Academia Española:

Puto: que ejerce la prostitución, persona que obra con malicia y doblez, despreciable.

Prostitución: 1) Actividad en la que una persona admite contactos sexuales a cambio de dinero. 2) Envilecimiento, degradación, generalmente por interés: prostitución de ideas a cambio de poder.

Mierda: (Del lat. merda).1) f. Excremento humano. 2) f. Excremento de algunos animales. 3) f. coloq. Grasa, suciedad o porquería que se pega a la ropa o a otra cosa. 4) f. coloq. Cosa sin valor o mal hecha. 5) com. coloq. Persona sin cualidades ni méritos.

(1) Dixit - Es una conjugación en latín del verbo "decir". Sicum dixit: según dijo.  Ha dicho fulano o mengano. Por ejemplo: Cicerón dixit = Ciceron dijo.

Por Lic. Jorge P. Mones Ruiz

jorgemonesruiz@yahoo.com.ar

Fuentes:

Mendoza opina

http://mendozaopina.blogspot.com.ar/2010/05/oyarbide-no-es-homosexual.html

El martillo judicial

http://www.elmartillojudicial.com.ar/2011/03/28/el-juez-federal-norberto-oyarbide-no-es-homosexual%E2%80%A6/

 

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com