Calendario

<<   Septiembre 2012  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

28 de Septiembre, 2012

Oyarbide no es homosexual solamente

Por Lic. Jorge P. Mones Ruiz - 28 de Septiembre, 2012, 2:42, Categoría: Opinión

El juez federal Norberto Oyarbide no es homosexual solamente... además, es puto. Notable diferencia que muchos de mis mejores y recalcitrantes amigos no entienden, y discriminan injustificadamente a aquéllos que prefieren a los hombres que a las mujeres. En todo caso es problema de los homosexuales, allá ellos, no saben lo que se pierden. Que cada uno elija su pareja, con bigote, con peluca o plumero en el trasero, y en tanto y en cuanto no me obliguen a compartir sus gustos promulgando leyes inicuas, lo que me obligaría a optar por el autoexilio.

Además puede haber homosexuales castos, al igual que heterosexuales (ni putos o "compañeros" en un caso, ni esposas, amantes o prostitutas en el otro). En el ámbito de su intimidad cualquiera puede hacer lo que mejor considere para sí, según sus tendencias, inclinaciones o “elecciones” (como dicen ahora los “constructivistas” de la propia identidad sexual).

No juzgo… pero el puto está íntimamente relacionado con la prostitución (pague o cobre, más allá del rol protagónico que le toque). Y vale de igual manera lo de Sor Juana Inés de la Cruz: “Hombres necios que acusáis a la mujer sin razón, sin ver que sois la ocasión de lo mismo que acusáis.  Bien con muchas arma fundo, que lidia vuestra arrogancia, pues en promesa e instancia, juntáis diablo, carne y mundo…”

Estamos frente a una inmoralidad, que cuando es pública deriva en escándalo y mancilla la dignidad de la persona, y en este caso un pilar de la República, la Justicia, y su supuesta Majestad. ...- Leer artículo completo

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Una sensación llamada odio

Por Armando Maronese - 28 de Septiembre, 2012, 1:52, Categoría: Opinión

La sociedad argentina asiste a sucesivas manifestaciones de resentimiento que lastiman, degradan e irritan. Esas sensaciones producen crecientes y peligrosas expresiones y una de esas expresiones se llama odio. La sociedad argentina comienza a odiar. Se vio en el último cacerolazo y en lo sucedido, en Nueva York, frente al hotel Mandarin Oriental, donde se aloja la presidente argentina Cristina Fernández de Kirchner. En Nueva York hubo cacerolazo.

El origen latino de la palabra odium, entendida como "conducta detestable", testimonia la diversidad de posibles males que este sentimiento puede generar o alimentar cuando invade a una persona o a una sociedad. Motor de toda suerte de crímenes; razón de ser de muchos abusos, acosos, desprecios, y, además, combustible de los prejuicios y alimento de la discriminación y la intolerancia, el odio tiende a volverse peligrosamente incontrolable.

Esta aversión hacia algo o hacia alguien cuyo mal se desea intensamente, tiene muchas veces un componente altamente irracional y por lo tanto, impulsivo, que se dispara fácilmente sobre los espíritus predispuestos. Las situaciones cotidianas, tan unidas últimamente a la insatisfacción ciudadana por razones que van desde las enormes complicaciones para desplazarse, pasando por el grado de exposición frente a la creciente inseguridad, por sólo nombrar algunas, son campo propicio para que la animadversión prospere y se desarrolle.

Entre simples vecinos que no pueden limar sus diferencias; o entre desconocidos en un atolladero vehicular; entre un chofer y un pasajero de colectivo, como ocurrió recientemente con graves consecuencias, las reacciones que se disparan son de una virulencia ominosa y creciente. Ante el menor atisbo de conflicto, la mecha se enciende y el enfrentamiento se dispara peligrosamente. ...- Leer artículo completo

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

El veneno de la épica kirchnerista

Por Marcos Aguinis - 28 de Septiembre, 2012, 1:48, Categoría: Opinión

Las prácticas que se ocultan tras el relato. Un baúl lleno de palabras seductoras encubre el veneno que contiene la publicitada épica kirchnerista. La alienación, en gran parte, se consigue mediante bellos vocablos, como nacional, popular, inclusión, equidad, derechos humanos, modelo, justicia social, proyecto y otras por el estilo.

Equivalen a las que usan y usaron los autoritarismos de diverso tinte. Basta echar un vistazo a la historia y la geografía. No hay dictador que no se auto condecore como el "elegido" de su pueblo. Hasta la dinastía comunista familiar que hubiese puesto los pelos de punta a Karl Marx -el "progresista gobierno de izquierda" que hambrea a Corea del Norte- designa al abuelo, padre y nieto "Amado Líder".

Acá, en Argentina, ya tenemos el "Eternauta" y la "Bella Dama". No hay mucho que esperar para que también se los llame "Amados", pero antes tendrían que sacarse de encima a un verdadero Amado, que es Boudou.

Cuando Néstor Kirchner accedió a la presidencia de la República con el menor número de votos que registre la historia nacional (incluso menos que Arturo Illia), no se esmeró en ocultar los frascos de veneno que traía bajo el poncho. Las pócimas que había derramado en Santa Cruz, no le impidieron apropiarse de la presidencia con toda la fuerza de su cuerpo. Al contrario, esa ponzoña lo llevó a la consagración. Estaba tan contento que empuñó el bastón de mando al revés (¿el cielo mandó una alerta?) y pronto se arrojó sobre la multitud que lo aclamaba hasta herirse la frente con una cámara de TV. De inmediato se puso a replicar en el ámbito nacional la química que le permitió apropiarse de toda una provincia. ...- Leer artículo completo

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com