Calendario

<<   Septiembre 2012  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

¿Quién fue el protector de los hackers?

Por Dr. Roberto J. Wilkinson - 24 de Septiembre, 2012, 17:48, Categoría: Corrupción - Violencia

Luego del documental difundido por el canal de noticias C5N titulado "Microemprendimiento Criminal", surgen preguntas inevitables. Por ejemplo ¿Existió un llamado "Proyecto Vampiro"? ¿Qué tiene que ver con la investigación que tanto agitó el canal de TV C5N?: ¿Hubo o no un protector poderoso de los hackers hoy investigados? ¿A cambio de qué?

Muy interesante y deja muchas dudas que el informe especial del canal C5N acerca del espionaje informático, no haya respondido dos interrogantes muy importantes en cualquier pesquisa periodística:

> ¿Acaso un grupo de hackers "empresarios", lograron perforar en forma solitaria las profundidades de la Administración en el momento en que se consideraba que era uno de los gobiernos más poderosos de la historia argentina en el control del Estado?

> ¿Esos hackers actuaban por sí mismos, sin ninguna cobertura o protección gubernamental?

El documento difundido por C5N se limitó a una estructura del relato, conveniente para la Secretaría de Inteligencia de Cristina Fernández de Kirchner, y en la que algunos periodistas procesados por 'encubrimiento' han sido involucrados para ocultar la cuestión de fondo: una disputa interna del kirchnerismo que, de ventilarse como corresponde, resultaría en un escándalo de consecuencias sorprendentes.

El 04/03/2009, el periodista Christian Sanz (con la colaboración de Carlos Forte) entrevistó a Iván Germán Velázquez, uno de los dos hackers que aparecen mencionados en el expediente judicial por la intercepción de correos electrónicos. Por entonces, Velázquez ya estaba en Montevideo, Uruguay, donde permanece hoy día.

En un fragmento de la entrevista (que Sanz informó que estaba a disposición de la Justicia pero se ignora si fue solicitada por la jueza federal interviniente, Sandra Arroyo Salgado), se lee:

 

 "(...) -¿Pero no está armada la causa judicial?

-En parte sí, pero la mayoría de las cosas por las que me acusan son reales y no creo que el gobierno salga a respaldar lo que hice, ja ja!! (...) Lo grosso fue lo que hice para el gobierno, pero ahora nadie se hace cargo. (...)".

¿Y qué fue lo que hizo el hacker para la Administración Kirchner? ¿A qué se refirió el entrevistado con la palabra "grosso"?

El dato, tan básico para quien pretende investigar el tema -así lo había prometido C5N a sus televidentes-, no mereció ningún interés para los investigadores, demostración que corrobora que fue un contenido difundido según el interés de la Secretaría de Inteligencia.

Meses después, domingo 20/09/2009 (hace hoy 3 años), Sanz difundió una nueva entrevista a Velázquez, realizada el jueves 17/09/2009, y en la que el hacker le cuenta que se encuentra escribiendo una autobiografìa titulada “Inteligenci@: de la SIDE al exilio”.

El título del presunto texto demuestra esa sospecha previa: Velázquez tiene una historia en la Secretaría de Inteligencia. Así cobra fuerza la hipótesis no investigada por la Justicia Federal acerca de la guerra interna en la "seguridad nacional", que según la jueza Arroyo Salgado estuvo en riesgo, aunque ella ha errado en forma dramática en los motivos y protagonistas de esa situación. Sí, una jueza federal.

Sanz revela que el hacker Velázquez no era un hacker cualquiera. Velázquez era director de Contrainteligencia de la Policía de Seguridad Aeroportuaria.

Esto quiere decir que:

> Velázquez era funcionarios público,

> Velázquez era un personaje importante en la estructura de seguridad del Estado,

> Velázquez tenía relación o vínculo habitual con funcionarios de 1er. nivel del Ejecutivo Nacional.

El propio Sanz corrobora el dato:

"(...) Alberto Fernández (...) insólitamente aseguró que (...) no tenía conocimiento de que el ex Director de Contrainteligencia de la PSA, Iván Germán Velázquez, era funcionario del Estado argentino. Sin embargo, si se busca por Internet, aparece su nombre junto al de Pablo Carpintero y cuatro personas más que son nombradas bajo decreto presidencial en un documento público que lleva la firma del entonces presidente Néstor Kirchner, el entonces jefe de gabinete Alberto Fernández y el ex ministro del Interior, Aníbal Fernández."

¿Aníbal Fernández fue quien designó a Iván Velázquez director de Contrainteligencia de la Policía de Seguridad Aeroportuaria?

Notable el dato que se le escapó a C5N. Pero ¿Cuáles eran los antecedentes de Velázquez como para que Aníbal Fernández lo designara director de Contrainteligencia de la PSA, cuyo jefe era el hoy diputado bonaerense Marcelo Saín, un hombre del Centro de Estudios Legales y Sociales?

Sanz relata una historia que le narró el propio Velázquez, durante la entrevista: el ex director de Contrainteligencia de la PSA venía de trabajar en la Secretaría de Inteligencia, y menciona que, entre otras tareas, él había sido "agente controlador" (una suerte de supervisor), en diversas tareas tales como la 'infiltración' de la Corriente Clasista y Combativa, en días de Carlos Santillán, alias 'el Perro', al frente de esa organización política que era contestataria.

En la Secretaría de Inteligencia, Velázquez había adoptado el alias de "Ignacio Gastón Vélez" (en la jerga, cuenta Sanz, "nombre de cobertura").

La historia en el Juzgado Federal a cargo de Arroyo Salgado y relatada por C5N cambia notablemente: ahí aparece la disputa interna con origen en la Secretaría de Inteligencia, que es la denunciante en la causa judicial.

Velázquez le cuenta a Sanz un proyecto promovido por la base Coronel Díaz/Billinghurst de la Secretaría de Inteligencia: "(...) El impreso con las direcciones de mails y el plan de lucha que había recibido el jefe de departamento, Carlos Bilbao —de manos de Velázquez—, había ido y vuelto tan rápido, pasando por la Dirección de Análisis, que la reunión entre el jefe de Departamento, el jefe de División, Javier Peyte, otro agente de iniciales R.B. e Iván Velázquez en el primer piso del bar “Bartolomeo” ubicado a pocas cuadras de la base de Coronel Díaz, versó sólo y específicamente sobre una orden directa de Stiuso: intervenir como fuese —entiéndase: no legalmente—, todas las casillas de e-mail vinculadas al impreso en cuestión.

Pese a los cambios que se produjeron en la Base motivados por los celos de Stiuso y su pelea con los entonces directores Patricio Pfinnen y Víctor Ruiz por las disidencias entre las pistas sirias e iraníes en torno al atentado a la AMIA, y que terminara con las renuncias de estos dos últimos —y meses después del Jefe de Departamento—, se decidió por orden de los nuevos mandos (...) darle curso urgente a la interceptación de e-mails, con lo que se comenzó a experimentar con técnicas de rootkits, fuerza bruta, administradores remotos y técnicas avanzadas de clonación que más tarde serían conocidas con el nombre de “Phishing” en lo que se denominara "Proyecto Vampiro".

Luego se chequearon los servidores de la Base y ahí apareció la paranoia de Jaime: como eran mantenidos por una empresa de origen estadounidense, la CIA eventualmente podía tener acceso remoto desde el exterior, lo cual provocó que echara al personal de mantenimiento perteneciente a esa empresa privada y se lo reemplazó por una solución casera, el personal de confianza que tuviera conocimientos de informática, en el más absoluto secreto y operando sólo unas pocas personas. (...) Ahí se desarrollaron dos sistemas que al día de hoy siguen interceptando las cuentas de correos electrónicos de toda la dirigencia política argentina y de los países limítrofes, el Interceptor Vampiro Activo o “I.V.A.N.”, encargado de atacar cuentas y servidores; y el sistema pasivo, encargado de recibir los mensajes interceptados mediante un mecanismo man-in-the-middle o “I.V.A.C”, siglas de Interceptor Vampiro Captor-pasivo. (...)".

El asunto cambia notablemente. Y aparece un relato de actividades ilegales de parte del Estado Nacional.

El propio Sanz reflexiona:  "(...) ¿Realmente era como todo parece indicar, una unidad de Inteligencia que fue presionada a realizar el trabajo sucio ordenado desde la Presidencia a través de la dupla Stiuso-Pocino hasta que ese sector dijo basta, se reveló y pasaron a ser perseguidos, con una causa como “paraguas” armada por la propia ex SIDE a través de "su jueza" Sandra Arroyo Salgado?".

Todo puede ser pero ¿Qué tienen que ver los periodistas procesados por supuesto encubrimiento, con esta guerra entre espías?

Además ¿Hubo o no un protector poderoso de los hackers hoy investigados? ¿A cambio de qué?

Luego, regresando al comienzo: si Aníbal Fernández designó a Velázquez al frente de la Dirección de Contrainteligencia de la PSA¿Qué funciones cumplió Velázquez para el entonces jefe de la Seguridad Nacional? ¿Fue el origen de una dura competencia entre espías dentro de la Administración Kirchner?

Si bien C5N decidió no investigar esto, el asunto merece la relevancia suficiente como para que un juez honesto continúe la pesquisa.

Por Dr. Roberto J. Wilkinson

 

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com