Calendario

<<   Agosto 2012  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

No llores Argentina

Por Cipriano B. Santiago Fariña - 24 de Agosto, 2012, 21:59, Categoría: Corrupción - Violencia

Se sugiere no dejar de leer las etapas III y IV. Ya el 17 de julio del corriente año, se publicó un artículo sobre el tema. La Editorial.

Panorama - Probable Evolución de los acontecimientos.

La Cámpora y el Batallón Militante

Por Cipriano B. Santiago Fariña


El Martes 10 de julio de 2012 tituló La Nación:

“Schoklender: “La Cámpora está armando una fuerza de choque formada por presos”. “El ex apoderado de la Fundación de Madres de Plaza de Mayo aseguró que este “Vatayón “militante” responde al diputado nacional Andrés “El Cuervo” Larroque…”

Luego de esa nota se sucedieron diferentes hechos vinculados a la labor que desarrolla dentro de las cárceles el Director del Servicio Penitenciario, Victor Eduardo Hortel, un integrante de La Cámpora fiel a su mentor: el diputado Larroque, hechos que, por haber comenzado a tomar conocimiento público a través de Internet, motivaron un titular del diario Clarín y la lógica e inoportuna respuesta de Cristina Kirchner, y decimos inoportuna porque en la práctica reconoció que lo que se venía murmurando era absolutamente cierto: se estaban sacando presos comunes de las cárceles para “resocializarlos” y mintió con el descaro que la caracteriza dando datos que en menos de 24 hs. los medios desmintieron documentadamente.

Lo demás es conocido porque fue ampliamente citado por los diarios no contaminados de la Argentina y de otros países, ya que el tema llegó al Congreso Nacional y motivó opiniones y pedidos de informes de diputados opositores, provocando incluso que un Ministro de la Corte Suprema –Raúl Zaffaroni-, llegara a explicar la ley vigente en materia de libertad provisional de condenados, para darle un viso “legal” a algo que era notoriamente una aberración procesal.

El prostibulario cortesano le hizo flaco favor al gobierno, pues a las pocas horas de sus explicaciones La Nación mostró una foto de Hortel junto a Marcelo Pablo Díaz un asesino quasi-serial que, pese a tener una condena anterior a 11 años de prisión, salió “con permiso” condicional y a los pocos días violó y mató a otra joven (Soledad Bargna) por lo que fue condenado el 11 de mayo del 2011 ( hace un poco más de un año) a prisión perpetua.

Un perfecto “resocializado” que dio por tierra con otra de las explicaciones de La Señora, que muy oronda dijo que eran todos jóvenes maravillosos y que ninguno había reincidido “salvo Schoklender”. La Resocialización es una regla carcelaria que existe desde siempre, pero que nunca ha sido puesta en práctica por diversas razones largas aquí de enumerar. Y los usuales voceros “oficiales” salieron prestos a intentar vender que este gobierno se ha propuesto trabajar para que se cumpla el precepto constitucional argentino que dice algo así como: “las cárceles serán sanas y limpias, para seguridad y no para castigo de los reos recluidos en ellas…” para que de esa forma se encare la reinserción del delincuente nuevamente en la sociedad.

Pero este es un grosero pretexto que esgrime La Cámpora para ocultar la verdad, esa que ha denunciado ahora el “arrepentido” Schoklender: El uso de un sector de los jóvenes presos provenientes de los sectores mas marginados de la sociedad, a los que consideran pueden trabajarlos y lavarles el cerebro para que, ya en libertad (una libertad que el gobierno les promete acelerará para que pronto vuelvan a la calle), atúen como Fuerza de Choque o Barra Brava al servicio de La Cámpora y de sus objetivos para la toma absoluta del Poder.

Son jóvenes violentos, acostumbrados a manejar armas y a matar sin escrúpulos, una mano de obra que La Cámpora necesita urgentemente para contrarrestar los ataques urbanos que consideran se han de producir en poco tiempo de la mano de sectores gremiales “pesados”. Hemos investigado este tópico y recogido muy buena información, que nos permite mostrar lo que se está ya sabiendo sobre el Plan que La Cámpora estaba esbozando para tener un fuerte brazo armado “por si las moscas”. Veamos:

El Plan de “Resocialización Militante” - Este plan puesto en marcha por Víctor Hortel, con el aval absoluto del área de DDHH del gobierno, de La Cámpora , del CELS que conduce el ex terrorista Horacio Verbitsky y de otros referentes como la Sra. de Carlotto y doña Hebe de Bonafini, se encuentra perfectamente estructurado y armado desde hace meses y, el apuro de Hortel, ha sido el que provocó antes de tiempo la salida a la luz pública de las actividades de adoctrinamiento de los futuros “resocializados”, lo que ha dañado el camino crítico que La Cámpora se había trazado ya que ahora, pasada la tormenta mediática que se ha desatado, deberán “desensillar hasta que aclare” para continuar luego de algunas semanas, con el plan original.

Cuales eran las etapas originalmente armadas para este plan - La primera etapa tenía que ver con el copamiento por La Cámpora del área de DDHH del Ministerio de Justicia – Objetivo casi logrado a la fecha-, y el comienzo del trabajo en las cárceles para lo cual se debería armar con urgencia dentro del mismo Servicio Penitenciario Federal un minúsculo pero muy capacitado núcleo de contrainteligencia, que detectara elementos negativos o poco permeables a la política penitenciaria que debe llevarse a caso en el futuro. Así se dice que ya tienen detectados oficiales, suboficiales y agentes que han manifestado de una u otra forma su incomodidad ante estas acciones “de resocialización”. No obstante, no tenemos aún información certera sobre las medidas que piensan tomar contra estos elementos considerados peligrosos para su política. Sólo por el momento se ha actuado sobre aquellos penitenciarios que consideraron eran algo “amistosos” con los presos políticos, que en la jerga carcelaria se los llama como “internos delesa” (nos cuentan un caso emblemático: el del agente penitenciario que se lo castigó destinándolo a una cárcel federal del sur del país, porque había asistido por razones de humanidad a un interno “delesa” que estaba muriendo de un cáncer terminal). Creemos que se actuará sobre los elementos sospechosos cuando se pase a la etapa III, momento en que no se va a poder tolerar disidencia alguna del personal penitenciario.

La segunda etapa, también ya en marcha, es el comienzo del adoctrinamiento de aquellos internos que se seleccionen para integrar la futura Fuerza de Choque, ahora agrupados en lo que se ha dado en llamar “Vatayón Militante”. El trabajo consiste en ganárselos con acciones simpáticas que los convoquen (de ahí los deportes, las murgas, las pintadas y demás actividades de esparcimiento fácil). En el interín se los lleva a escuchar charlas de referentes sociales y miembros del gobierno (por ej. el Ministro Tomada ya ha sido uno de los conferencistas del “Vatayón” y el vicegobernador de la provincia de Bs. As. Mariotto) y de a poco se los integrará a la trouppe de “aplaudidores” que concurren a los cotidianos actos de La Señora.

El adoctrinamiento se complementa con la elección de los “líderes naturales” esto es, los “capangas” de cada sector, pabellón o Unidad penitenciaria. Estos tienen que tener además dos condiciones básicas: 1) Facilidad para salir con permiso a la calle y, por ende, a su medio normal de actividad en la sociedad (en su mayor parte son villeros marginales ya capacitados en acciones violentas, manejo de armas y técnicas de escape) y 2), que sean además líderes en su medio social o bien que con algo de ayuda oficial, puedan de inmediato ponerse a trabajar como punteros de La Cámpora para armar la labor de reclutamiento.

Etapas siguientes ( III y IV) - La información que hemos recibido sobre la actividad en estas etapas es realmente siniestra y llama a descreerla por lo descabellado que todo parece. No obstante, todos los indicios nos dicen que puede ser cierta en un 90%, lo que nos llena de alarma. Las transcribimos y pedimos al lector las analice con seriedad porque, de llegar esta gente a la ejecución de las mismas, estaremos en la puerta de una guerra civil y, de no existir oponentes, de un copamiento total del gobierno con la eliminación física de oponentes, esto es, una seria dictadura tal vez mucho mas cruenta que la que pudo vivir un sector de la sociedad en los setenta y con el agravante que ahora no sería “un sector” sino la sociedad entera, le guste o no.

Se establece en la etapa III - Posibles enfrentamientos con sectores de la pesada gremial (CGT Azul y Blanca y CGT Moyanista -Camioneros por empezar-) a los que se le pueden unir sectores del campo, manejados no sólo por el referente gremial Gerardo-Momo-Venegas, sino también por elementos chacareros armados, donde se nuclean “autoconvocados”, gente de la FAA y otros “descolgados” de los demás sectores del campo. Prevén que estos enfrentamientos callejeros serán violentos y dejarán muchos muertos, algo que ya no les preocupa políticamente. Si la política clientelística de La Señora, que se llevaría a cabo en los primeros meses del 2013 no le da resultado y, por ende, pierden las elecciones de octubre (las que analizan adelantar), la lucha por mantener el poder se radicalizará casi de inmediato transformándose, si se hace necesario, en una abierta lucha armada. En ese caso ya se habla de acciones diversas para lo cual planean contar con aliados espantados por el peligro de que ”la derecha” se haga del poder por medio de las urnas. Así por ejemplo Tupac Amarú, sería el referente en todo el norte del país. Los detalles de lo que debería hacerse en los diversos campos de la vida social y económica son muchos, y algunos nos parecen obra de paranoicos por lo aparentemente irrealizable.

Etapa IV - Citamos como ejemplo un par de ellos: a) En las cárceles ya no sólo se pondrán en libertad plena a los militantes con permisos judiciales, sino a todos los que ya hayan aprobado su ingreso al “Vatayón”. Previo a ello, se eliminará físicamente no sólo a todos los internos “delesa” alojados en las cárceles del SPF, sino también a aquellos oficiales y suboficiales sospechados como “de derecha” o que no se plieguen a las acciones a tomar. b) En la calle se realizarán ataques sorpresivos sobre sectores o barrios de clase media alta, algo similar a lo sucedido días atrás en cercanías del shopping Unicenter pero con mayor violencia física.

Y aquí nos preguntamos ¿Será posible un juego revolucionario de este calibre, que aún hoy, pese a la violencia e inseguridad que se vive, nos suena como utópico? Creemos que, precisamente por ello, y por la veracidad que atribuimos a la fuente que nos informa, debemos atender con mucha alarma esto y prepararnos para enfrentar un panorama insurreccional de esta envergadura.

No olvidemos que el objetivo de La Cámpora y de los Montoneros nostálgicos que hoy la azuzan, ha sido siempre la toma absoluta del poder. Por ello la importancia de atender esta versión muy bien fundada que aquí comentamos. Y una última: Cristina Fernández no es de importancia en estas etapas. Es más: uno de los puntos que dicen considerar, es la de su desplazamiento y en un plan que –en secreto musitan-, se consideró entre los “capos” pero que nunca se escribió, se pensó en que un atentado exitoso contra su vida les daría un doble triunfo: por un lado sacársela de encima con elegancia, llorando su asesinato y por el otro justificar la cruenta represión a los oponentes que, si bien ya la tienen programada, en ese caso hasta llegarían a contar con el apoyo de sectores de la clase media, elemento que en el plan normal no se tiene en cuenta.

Por Cipriano B. Santiago Fariña

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com