Calendario

<<   Agosto 2012  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Oclocracia

Por Armando Maronese - 14 de Agosto, 2012, 20:34, Categoría: Los Kirchner .Tiranías fascistas.

La Oclocracia es el gobierno de la muchedumbre (del griego χλοκρατία; del latin ochlocratia).

Según la visión aristotélica, la Oclocracia es forma de degeneración de gobierno. El término Olocracia se confunde a menudo con el concepto de la tiranía de la mayoría, dado que están íntimamente relacionados aunque no son exactamente lo mismo.

El término y el concepto fueron definidos por Polibio, historiador griego, quien identifica la olocracia con el fruto de la acción demagógica, y la definió como "la tiranía de las mayorías incultas y el uso indebido de la fuerza para obligar a los gobernantes a adoptar políticas, decisiones o regulaciones desafortunadas o incluso totalmente erróneas". La Oclocracia, no obstante, puede ser también promovida y fomentada desde los propios grupos gobernantes o incluso, ser consecuencia de la ausencia de mayorías suficientemente fuertes para el ejercicio del Poder Democrático.

"Cuando la Democracia, se mancha de ilegalidad y violencias, cuando la Corrupción es prácticamente una forma de vida y no un tipo de delito socialmente rechazado, cuando la separación de poderes se vuelve difusa o inexistente, cuando los intereses de la inmensa minoría prevalecen sobre el bien común de todos, con el pasar del tiempo, la Democracia se constituye en Oclocracia".

La Oclocracia se presenta como el peor de todos los sistemas políticos, es el último estado de la degeneración del poder. Polibio, desde la perspectiva de la Antigua Grecia, describe un ciclo de seis fases que hace volcar la monarquía en la tiranía, a la que hace continuación la aristocracia que se degrada en oligarquía, luego de nuevo la democracia piensa remediar la oligarquía, pero fracasa, ya en la sexta fase, configurándose como oclocracia, donde no queda más que a esperar al hombre providencial (el Salvador de toda la vida) que los reconduzca a la monarquía.

La Oclocracia no es más, en consecuencia, que una degeneración democrática.

En el desarrollo de esta política, sólo se tiene en cuenta de una forma superficial y burda los intereses reales del país, centrando su objetivo en la conquista y al mantenimiento de un poder personal o de un grupo concreto, mediante la acción demagógica en todas sus múltiples formas y apelando a emociones irracionales, mediante estrategias como la promoción de discriminaciones hacia los opositores políticos u otros grupos sociales o étnicos, fanatismos y sentimientos nacionalistas o ultraidealistas exacerbados, el fomento de los miedos e inquietudes irracionales hacia otros, la creación de deseos injustificados, innecesarios o inalcanzables, tales como la Alianza de Civilizaciones? o la Igualdad absoluta?, Ultranacionalismo?, el Imperio?, el Antiimperialismo?, El NO a algunas Guerras? la Lucha de Clases? o cualquier otro deseo irracional utópico o distópico para así ganar el apoyo popular, frecuentemente mediante el uso de la oratoria, la retórica y el control de la población o grupos controlados de la misma.

La apropiación de los medios de comunicación y de los medios de educación por parte de dichos sectores de poder, son puntos clave para quien busca esta estructura de gobierno, a fin de utilizar la desinformación.

La cuestión clave es ¿Cómo se pasa de la democracia a la oclocracia? Según Rousseau, la democracia degenera en oclocracia cuando la voluntad general cede ante las voluntades particulares o minoritarias, por ejemplo por artimañas de asociaciones, partidos minoritarios o regionales, Sindicatos minoritarios , o cualquier otro sector minoritario en términos de Población absoluta. De hecho, y para nuestra desgracia y miseria, al observar el panorama político internacional y no tan internacional, se detectan claramente síntomas y ejemplos de Oclocracias de algunos estados demócraticos existentes que no son más que oclocracias tras espejismos de democracia.

A mayor abundamiento, la Oclocracia va unida, no solo a una serie de acciones demagógicas sino que además se da un estado de alertargamiento generalizado de grandes grupos sociales, bien sea por conformismo, bien sea por la asunción de los miedos e inquietudes fomentadas por el grupo oclocrático.

No hay necesidad de mencionar casos concretos, pero cualquier lector identificará fácilmente los síntomas descriptos en más de un país occidental en cualquiera de los lados del Charco... tanto en el pasado como en los tiempos actuales... La Oclocracia Fascista incipiente en muchos regímenes, o los derroteros de algunos Países sudamericanos son ejemplos más que evidentes.

Argentinos, recuperemos y cuidemos nuestra democracia, porque no tenemos otra de recambio.

Ejemplo: La Oclocracia argentina: ¿El fascismo del Siglo XXI?

Armando Maronese

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com