Calendario

<<   Julio 2012  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Aníbal Fernández

Por Mara Allende - 17 de Julio, 2012, 2:13, Categoría: Opinión

La biografía de Aníbal Fernández (ex alcalde de Quilmes, ex Ministro del Interior y actual Diputado de la Nación), registra episodios que hubieran aconsejado la selección de un funcionario más consustanciado con los principios que juró honrar. No es una señal alentadora que un presidente y una presidente designen a un funcionario nacional que, precisame fue buscado por la Justicia.

El charlatán  Aníbal Fernández estuvo prófugo durante 48 horas en octubre de 1994. Por entonces se desempeñaba como intendente de Quilmes y el juez en lo Correccional y Criminal Ariel González Eliçabe había ordenado su captura en el marco de una causa en la que se investigaba la contratación de un estudio jurídico para negociar la deuda de ese municipio con la empresa Aguas Argentinas. Fernández fue acusado en aquel momento por falsificación de documento público. La firma del convenio había sido denunciada por la concejal del Frente Grande, María del Carmen Alburúa, con el patrocinio del doctor Juan Pablo Cafiero.


El ex alcalde, ex ministro y actual diputado se escondió durante aquellos días en el domicilio de un amigo y sólo reapareció una vez que la Cámara de Apelaciones le concedió el hábeas corpus que habían solicitado sus abogados, Federico Domínguez, Marcelo Ordoqui y María del Carmen Falbo, la procuradora de la Suprema Corte bonaerense. Ante el periodismo, Fernández explicó en aquel entonces que sólo quiso resguardar la investidura del intendente.

Como caso que también lo golpea, trascendió la increíble noticia de que el intendente Quilmeño -ex chofer y protegido político del ex Ministro del Interior, Aníbal Fernández-, atropelló con su vehículo a un hombre que posteriormente falleció.

Lo llamativo es que el alcalde de Quilmes ocultó a la víctima en el baúl de su automóvil, y luego -asistido por empleados- trasladó el cadáver a una heladera. La noticia que fue convenientemente ocultada a los medios, tuvo lugar en diciembre de 2003, pero finalmente trascendió y fue publicada por los sitios Web Tribuna de Periodistas, Periódico Tribuna.com.ar y otros.

La denuncia penal fue presentada por la Sra. Gladis Beatriz Pérez, relacionada con un fallecido militante zonal, protagonista del episodio. Como otro dato en contra, Sergio Villordo está sospechado de participar del tráfico de drogas en el partido de Quilmes, y tiene una relación estrecha con Aníbal Fernández, quien lo ha defendido en distintas ocasiones.

.

Hay antecedentes menos escandalosos, pero más recientes, que hubieran aconsejado una lectura minuciosa del currículo de Aníbal Fernández antes de su designación oficial en el gobierno. Uno de ellos fue la ostensible presión que ejerció sobre el magistrado que investiga la causa Skanska en el fuero penal y económico, para quien pidió el juicio político por el solo hecho de haber decidido cambiar de prisión a un detenido que había denunciado amenazas de muerte.

 

La restauración de la confianza en la Justicia como valor y como servicio público, debería ser un imperativo central de la acción de los gobiernos y de la dirigencia en general. La crisis de la Justicia está en el corazón de la larga agonía que verifica la moral pública en la Argentina.

 

Restaurar esa confianza, era uno de los mejores cometidos que pudo haber fijado para sus cuatro años de gestión Cristina Fernández de Kirchner, pero no lo hizo. Para esa misión, delicada e indispensable, merece contar con colaboradores que exhiban antecedentes ejemplares y no turbios como los que registra la foja de prestaciones de Aníbal Fernández. Pero claro, de tal palo tal astilla. Dime quien te banca y te diré quien eres.

 

Mara Allende

 


Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com