Calendario

<<   Junio 2012  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Las finanzas del Bapro muy presionadas por forzada asistencia a la provincia

Por Armando Maronese - 27 de Junio, 2012, 1:48, Categoría: General

En el gobierno de Daniel Scioli es un secreto a voces la presión creciente que sufre el Banco Provincia, para asistir al Ejecutivo bonaerense. El torniquete financiero al que lo somete la Casa Rosada, obliga al gobernador a echar mano de manera cada vez más frecuente al banco provincial. Los mecanismos utilizados y el extraño silencio oficial.

El panorama es sombrío. La crisis económica que históricamente emerge durante los últimos dos meses del año, esta vez la administración provincial la atraviesa en mayo. Sin posibilidad de financiamiento externo, con el flujo de asistencia de Nación interrumpido y con un ajuste impositivo que será insuficiente, el gobierno de Daniel Scioli ya utiliza fondos del Banco Provincia para hacer frente las obligaciones diarias.

Todo intento para obtener durante más de dos semanas información oficial del Banco Provincia sobre su situación económica y financiera fueron infructuosos. La Gerencia de Comunicaciones del Bapro negó toda información al respecto.

Los mecanismos utilizados por la provincia para tomar recursos del Bapro, son varios según detectó este medio. Uno de los más utilizados hasta ahora es la compra de bonos o títulos que emite el propio Ejecutivo. Fuentes no oficiales de la entidad bancaria explicaron que la metodología es sencilla y se utiliza desde hace varios años: El Gobernador le pide al directorio del Banco que compre letras del tesoro provincial, el Ejecutivo obtiene el equivalente a ese valor nominal que es girado a la cuenta Gastos Corriente y allí el gobierno lo destina a donde considere necesario. “Esa es una forma legal de sacarle plata al Banco”, explican.

Pero hay otros mecanismos menores que también significan trasferencias indirectas de fondos al Ejecutivo y el consecuente vaciamiento de las arcas del Banco Provincial. A fines de abril, el presidente del Banco Provincia, Gustavo Marangoni, transfirió en forma gratuita 42 vehículos y 2 grupos electrógenos a la Secretaría General de la Gobernación. Según explica Marangoni en su blog oficial, la donación surgió de un pedido del propio Gobernador para “optimizar los recursos públicos”. Fue el reconocimiento público de una práctica mucho más extendida.

Según se pudo saber, el Banco viene girando por distintas vías al Ejecutivo una cifra de gran magnitud, que algunos funcionarios de la provincia ya estiman en $ 12.000 millones. Incluso, el propio Marangoni le habría manifestado a varios funcionarios –se desconoce si al propio Scioli-, su creciente preocupación por las finanzas del Banco que le toca presidir, ante la presión de la provincia por sacar más y más fondos.

Es que a los mecanismos mencionados se suman otras prácticas que no contribuyen a la fortaleza de la institución que preside Marangoni. Por ejemplo, las distintas dependencias de la provincia están usando y abusando de los habituales giros en descubierto –en muchos casos varias veces millonarios- que utilizan para pagar los distintos programas.

La operación que era excepcional en otros momentos y por bajos montos, pero ahora se trasformó un procedimiento cotidiano. La mecánica habitual era pagar rápido contra el descubierto del Banco y luego la Tesorería de la provincia cubría la deuda. El problema es que hace meses que la Tesorería provincial está prácticamente en rojo, de manera que el Banco queda descalzado.

Está claro que el problema es financiero pero la única solución en vista es política. El escenario es complejo, la salida al mercado internacional es una salida inviable, al menos durante los próximos meses ¿El motivo? Las tasas de interés pretendida por los prestamistas extranjeros que rondan las pagadas por la Argentina en el escándalo del mega canje y que motivaron el procesamiento de los funcionarios de la época.

Sin la variable internacional, Scioli mira los números de la Provincia. Según el presupuesto 2012, el total de recursos de la Administración Central es de $ 86.174 a los que deberían agregarse 1.300 con el nuevo paquete impositivo que se aprobaría esta semana. Con todo -y a pesar de un aumento estimado de 2 o 3 puntos en la recaudación-, no alcanza a cubrir el gasto que sería superior a los $ 100 mil millones, empujado por una pauta salarial que aumentó en 9.000 millones el gasto anual.

Si bien el gobierno de Scioli se niega a blanquear su verdadera situación financiera, en la administración bonaerense reconocen por lo bajo que el rojo proyectado para el 2012 se ubica entre los 15 mil y los 20 mil millones.

Por eso, la única salida parece la ayuda financiera directa de Nación. Sin embargo, el flujo habitual de fondos se cortó en diciembre. La administración provincial tuvo espalda para hacer frente a los tres primeros meses del año pero los recursos provinciales están agotados.

La crisis se evidencia en varios aspectos. En marzo el Ejecutivo bonaerense admitió la emisión de bonos para cancelar una deuda con un reducido grupo de proveedores por $ 500 millones. A esto se le suma el decreto 2012 firmado por el Gobernador, que restringe los cargos y los pases en comisión de personal. La sequía de recursos se siente el la virtual cesación de pagos que vive la administración, que arrastra deudas que en algunos casos llegan al año y ya enfrenta falta de insumos básicos en sectores críticos como la salud. En ese marco, regresaron los rumores de un desdoblamiento en el pago de sueldos para junio y el aguinaldo de mitad de año aparece como un desafío mayor.

Armando Maronese


Permalink :: Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

Blog alojado en ZoomBlog.com