Calendario

<<   Junio 2012  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Mentiras y saqueo a los jubilados

Por Mara Allende - 26 de Junio, 2012, 21:23, Categoría: Opinión

El Gobierno vuelve a apropiarse de los fondos jubilatorios mientras desobedece a la Corte Suprema, que ordenó actualizarlos.

Con el mayor de los desparpajos, Cristina Fernández de Kirchner acaba de propinar dos fuertes golpes a los actuales y a los futuros jubilados, es decir, a la enorme mayoría de la población. Hace unos días anunció que empleará losfondos de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) para financiar un plan de créditos accesibles para construir viviendas, y luego confirmó que seguirá desobedeciendo a la Corte Suprema y no actualizará las 5.600.000 jubilaciones del país aplicándoles el 82 por ciento móvil.

Ambos hechos revisten una inusitada gravedad institucional porque, en primer término, el empleo de parte de los aproximadamente 200.000 millones de pesos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) para un plan de viviendas, significa un nuevo saqueo del dinero que pertenece a los jubilados. En efecto, hace ya tiempo que el Gobierno se apropió, así, de unos fondos que no son suyos y los transformó en una caja para financiar planes sociales, créditos baratos para empresas, el programa de entrega de notebooks, la compra de bonos para cubrir el déficit del Tesoro y los planes para todos, desnaturalizando por completo la función de la Anses al politizarla y, al mismo tiempo, malversar el dinero de los aportantes al servicio previsional.

En segundo término, al rebelarse ante lo dispuesto por la Corte Suprema, el Gobierno se coloca por encima de la Justicia y, al burlarse del máximo tribunal, basurea y se mofa también de los jubilados al no otorgarles lo que legítimamente les corresponde. No se los otorga porque, también a cara descubierta y con el mayor de los desparpajos, desvía esos fondos para hacer política a costa de los ingresos de uno de los sectores más castigados y más vulnerables.

De esa manera, muchos de quienes han trabajado y aportado durante toda su vida, se ven obligados a iniciar juicios para intentar la actualización de sus haberes, con la consiguiente pérdida de tiempo y la merma de sus escasos ingresos para pagar abogados. Hay más de 300.000 juicios en marcha, pero la odisea judicial no termina para los jubilados litigantes con el fallo favorable de primera instancia, ni siquiera con el de segunda instancia, pues aún entonces la Anses demora los pagos, tal vez especulando con el paso del tiempo y el futuro fallecimiento de sus acreedores. Son muchos los jubilados que mueren habiendo obtenido la razón de la Justicia, pero sin haber logrado cobrar lo que se les adeudaba.

La Anses, que no cumple con la Justicia ni con la sociedad, tampoco lo hace con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, ante la que se había comprometido a no recurrir los fallos favorables a los jubilados en primera instancia.

Este sadismo salvaje que también lo transmite por sus ojos cuando habla, parece constituir una firme política del Gobierno y para su consecución no duda en desafiar a la Corte Suprema. Apenas unos días atrás, el máximo tribunal había intimado a la Anses a informar en 30 días cuál es el atraso en el pago de las jubilaciones; los nombres de todos los beneficiarios de haberes elevados y la forma en que la Anses invierte los recursos que administra el FGS.

El tribunal presidido por Ricardo Lorenzetti, realizó esta intimación al día siguiente de que la Presidente anunciara el plan de construcción de viviendas a costa de las jubilaciones. En efecto, prestar fondos previsionales a tasas del 2 al 14 por ciento anual, con una inflación cercana al 25% no parece, al menos en el corto plazo, un buen negocio para los futuros jubilados. Es manifiesto el temor de la Corte por la suerte de esos fondos, tanto como su desconfianza respecto de Diego Bossio, titular de la Anses. Con sobrada razón, Lorenzetti afirmó: "Queremos que los jubilados no tengan juicios y acabar con su padecimiento", al tiempo que reclamó a "los poderes del Estado mejorar y facilitar" la vida de los mayores.

Asusta la secuencia de hechos y actitudes impertinentes, e indigna que en procura de anuncios demagógicos, se vuelva a saquear los ahorros que los trabajadores y sus empleadores se ven obligados a poner en manos del Estado. Hace tiempo que, al hacerlo, el Gobierno empezó a jugar con el futuro de todos. Ahora lo está rifando, pero no solamente está rifando el futuro de todos los jubilados, sino que también les está desangrando el presente al quitarles de sus magros ingresos "equis" cantidad de dinero correspondiente a Impuesto a las Ganancias.

También hoy, por cadena nacional, la presidente defendió el impuesto a las Ganancias y negó la posibilidad de modificarlo.

¿Desde cuando un haber jubilatorio es una ganancia? Por comenzar es un ingreso alimentario y además, es el fruto del ahorro mensual de toda una vida de trabajo.

Cristina Fernández de Kirchner hace lo que se le antoja con los dineros de los jubilados. Por caso, hoy tomó la cadena nacional de tele radiodifusión para reivindicar el Impuesto a las Ganancias a los salarios. En esta instancia, la mandataria dijo: "El impuesto a las ganancias, que es un impuesto a los altos ingresos, existe en todas las partes del mundo".

En primer lugar corresponde hacerle saber a la presidente, que si fueran ciertas las cifras que difundió por cadena nacional en el sentido que sólo el 19% de los trabajadores pagan el tributo, esto implicaría que el restante 81% de quienes están en relación de dependencia, además de los jubilados, cobran por debajo del mínimo no imponible es decir, menos de $ 5.200, lo cual es una confirmación que el nivel salarial y jubilatorio en la Argentina es bajo y miserable y el gobierno debería tener la preocupación de mejorarlos. Además, sorprende que la presidente justifique el impuesto porque existe en todo el mundo.

Blanco Muiño dijo: Ese argumento, para un gobierno que pretende ser positivamente revolucionario, nacional y popular, suena poco convincente para los millones de trabajadores y jubilados que deben pagar el impuesto a las ganancias".

La señora presidente no piensa que sería mucho más justo y equitativo, avanzar hacia una profunda reforma tributaria que cargue sobre los que más tienen, haciendo tributar a sectores de nuestra economía que, inexplicablemente, se encuentran fuera del control de la AFIP. A saber: se podría empezar por hacer pagar impuestos a la renta financiera, dado que resulta injusto que un jubilado deba pagar el impuesto a las ganancias sobre su haber previsional y no pague nada aquel que lucra en el sistema financiero con inversiones improductivas. También, la presidente podría analizar la viabilidad de hacer tributar a los juegos de azar que tampoco pagan impuestos y podría pensar, adicionalmente, en una suba a las regalías del oro que, luego de depredar nuestro suelo, sólo tributan el 3% contra el 35% de la soja".

Se debe pensar muy seriamente en la eliminación del Impuesto a las Ganancias sobre el salario de los trabajadores y el haber previsional de los jubilados, porque ni uno ni otro deben ser considerados ganancia. De este modo se estaría dando un paso muy concreto hacia un sistema más justo, equitativo y democrático que, además, permitirá a los trabajadores disponer de más recursos para volcar al mercado argentino y sostener el consumo".

Mara Allende

 

Permalink :: Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

Blog alojado en ZoomBlog.com