Calendario

<<   Junio 2012  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Sobreseimiento a Julio César Grassi

Por Armando Maronese - 6 de Junio, 2012, 16:41, Categoría: Opinión

No es que hable bien o mal de los curas pues ello no va conmigo. Para mí son personas y como tal los trato, defendiéndolos o acusándolos cuando se debe. Pero no hablo del hombre en sí sino de la justicia y, en mayor grado, de ciertos personajes ávidos de poder, de dinero y llenos de envidia y egoísmo. Pues bien, el juez doctor Carlos Narvarte, mediante un fallo fechado el 6 de mayo en El Calafate, provincia de Santa Cruz, absolvió al padre Julio César Grassi en la causa que en su contra se había iniciado por presunto abuso sexual contra un menor de edad, en 2002.

Como se sabe, el padre Grassi tenía otro proceso en la justicia bonaerense donde el sacerdote tenía una pena de 15 años, aunque no en firme. Aludiendo a la morosidad de las causas judiciales, que “extiende la persecución judicial sine die”, el juez cita el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de la Organización de las Naciones Unidas, que tiene jerarquía constitucional y donde dice que durante el proceso toda persona acusada de un delito, tiene derecho a ser juzgada sin dilaciones indebidas, ya que la extensión del sumario sin la producción de pruebas de cargo superfluas, sin un pronunciamiento que declare de una vez y para siempre la situación del imputado frente a la ley, atenta contra la garantía de defensa en juicio como contra la seguridad jurídica de los ciudadanos todos.

La resolución del juez Narvarte dice: “Transformar en sobreseimiento definitivo la falta de mérito declarada con fecha 28 de octubre de 2008 a favor de Julio César Grassi”, en orden al presunto delito de abuso sexual por el que fuera indagado de acuerdo con las normas del Código Penal.

Pero al día de la fecha, se develó el misterio sobre "la CAMA" que le armaron.


Por fin se hizo justicia: algo debería decir la defensora de los terroristas, la vieja  Carlotto -SI FUERA UNA PERSONA DE BIEN-, pero eso es mucho pedirle a la trepadora que integra este Gobierno y sus allegados. Les falló el Negocio Inmobiliario que tenían programado. Pero el Padre Grassi no se entregó nunca.

 
Ahora, absolvieron al Padre Grassi de todas las acusaciones -  El Padre Julio César Grassi, acusado de 12 casos de pedofilia, fue  declarado inocente tras comprobarse la falsedad de absolutamente todas las denuncias

 

Ahora ¿Quién le limpia su fama? Además, nadie le pidió disculpas. El Juicio seguido en la ciudad de Morón fue mucho peor: de 17 acusaciones se demostraron que todas eran falsas;  y para salvar las apariencias y  quedar bien con la vil Carlotto, el abogado querellante cambió  en el alegato final -cuando ya es imposible defenderse-, la fecha del supuesto delito (de uno sólo de los 17 que se habían demostrado falsos) y el Juzgado consideró válido este dato sin permitir la prueba en contrario.

 

Más insólito todavía y fuera de los anales de la jurisprudencia: lo condenó con esta sola prueba, pero lo dejo libre para evitar complicaciones. Con esto se logró el objetivo: no meter preso a un inocente  pero evitar que pueda seguir dando "mal ejemplo" con una Fundación que, con un costo 20 veces inferior al  del Estado, logra rehabilitar a los niños.

 

Unas palabras sobre el Padre Grassi - ¿Se  dan cuenta de la enorme cruz que tuvo y tiene que soportar? ¡Durante 8 años acusado de lo peor que se puede acusar a un Sacerdote!: Pedofilia con los niños de su Fundación.

 

Al final, la misma justicia reconoció su inocencia absoluta. Despertaba mucha envidia por la gran cantidad de dinero que la gente donaba para su Fundación y claro, querían adueñarse de la misma, cosa que lograron. Se recuerda muy bien y con gran claridad el día que la policía lo fue a buscar y él se había escapado al canal de televisión. Buenos Aires y muchos otros lugares eran un hervidero de chismes; no había otro tema. Con el tiempo, por desgracia, este tema estalló en muchos otros lugares e hizo mucho daño; dolió y duele muchísimo. Como si le hubiera pasado a cualquiera otra persona inocente.


En lo personal, recuerdo claramente el estar sentado frente al televisor, observando con muchísima atención al reportero que le hacía preguntas y sus contestaciones. Y en un momento dado le dijo: "Padre, frente a miles y cientos de miles que lo están viendo y escuchando... ¿Puede usted jurar por su Dios que todo esto es mentira?"


Observé los ojos del Padre Grassi cuando dijo: "juro ante mi Dios y ante todos ustedes, que absolutamente todo es falso".

  

Nunca creí en la culpabilidad del Padre Grassi; sus ojos lo decían. También decía, de la avidez de ciertas personas arteras y corruptas por hacerse del dinero que el Padre manejaba. Él no estaba mintiendo.

 

Su Fundación se llamaba "Felices los niños" y estaba formada por 6.000 niños recogidos de la calle. Recibían atención y cuidado desde mucho tiempo antes y con gran éxito, y todo marchaba de maravilla. En ciertos círculos primero y luego en general, se comentó mucho que "le habían armado la cama" es decir, inventar para dañarlo.

 

Resumiendo: Lo sacaron de allí; al tiempo se vino todo abajo; desapareció la  Fundación y todo el dinero ¿Y dónde fueron a parar esas pobres criaturas? Otra vez a la calle, perdidos, terriblemente angustiados sin comprender porqué habían perdido el hogar en el que eran tan felices. Y cuánto sufrieron, porque lo adoraban ¿Serán ellos los que ahora roban, se  drogan destruyéndose a sí mismos y matan por unas zapatillas, por lo  cual se vive con tanto miedo en Buenos Aires? 

 

Los que hicieron  semejante daño, tanto al Padre Grassi como a los niños, deberán rendir cuentas algún día que espero sea muy pronto. Recordemos estas palabras y Quien las dijo: "¡El que escandalizare a uno sólo de mis pequeños, más le convendría atarse una piedra de molino al cuello y tirarse al mar!"

   

Y ahora, después de 8 años, la Justicia reconoce que el Padre Julio César Grassi es absolutamente inocente.

 

Después de armar un semejante y largo escándalo durante años, ni un diario, ni una revista, ni un canal de TV ha sido capaz de anunciar su libertad e inocencia ¡Qué tremendo el daño que podemos hacer con nuestra lengua, con la envidia! Que daño pueden hacer ciertas personas ávidas de dinero, de poder, de hacerse ver, de tomar revancha con alguien… con cualquiera que les sirva a sus propósitos.

 

Armando Maronese

 

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com