Calendario

<<   Diciembre 2009  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Entre las palabras y los hechos

Por Armando Maronese - 4 de Diciembre, 2009, 19:28, Categoría: Corrupción - Violencia

Está equivocada la Presidente si supone que en la Argentina se respetan todos los derechos y las garantías constitucionales

.

No se sabe bien si las últimas declaraciones presidenciales sobre el valor de la democracia, constituyen una manifestación de cinismo o una burla a la ciudadanía. La señora de Kirchner ha dicho al clausurarse la Cumbre Iberoamericana de Portugal, que "se está en democracia y se respetan todos los derechos y garantías, o no se está en democracia". Desaprensión o curioso sentido del humor.

.

Si la Presidente de Argentina supone que su gobierno respeta todos los derechos y garantías establecidos por la Constitución Nacional, debe despertársela inmediatamente de tamaño error. Y si lo supone, en cambio, con pleno conocimiento de la forma en que se está vaciando el contenido republicano de la democracia vigente, habrá que poner sus palabras en evidencia cuantas veces resulte necesario. Por la complejidad de la situación siempre subsistirá el problema de ponerse de acuerdo sobre desde dónde empezar el señalamiento de los graves desvíos cometidos por el Gobierno, en cuanto a la primera parte de la Constitución Nacional.

.

¿Vamos a empezar por el espíritu dominante adverso a la libertad de prensa, que lo ha teñido todo en la relación con el periodismo? ¿Por la dilapidación de dineros públicos en el mantenimiento de una prensa oficialista en desmedro del interés general y a favor de la instauración de una desigualdad manifiesta en el trato con la prensa independiente o crítica del oficialismo?

.

¿Abriremos la nómina, en cambio, con las derivaciones trágicas de la política de inseguridad -lo contrario de una política lógica-, que ha dejado a los ciudadanos a merced de la delincuencia? ¿Seguiremos con la degradación de los niveles de seguridad jurídica producida a raíz de haberse alentado iniciativas destinadas a atropellar cualquier empresa o propiedad privada, a fin de ponerla en manos de un Estado ineficiente y rapaz o en las manos de amigos de ocasión, que algún día habrán de rendir cuentas de asociaciones sospechosas y de prebendas oficiales de las que han sido acreedores sistemáticos?

.

¿Qué decir, en fin, de una sociedad cuyos miembros tienen cercenado el derecho a la libertad de trabajo, a la libre circulación, al comercio, a la libre decisión sobre sus desplazamientos dentro del territorio nacional? Hasta los puentes internacionales pueden ser cortados indefinidamente por sediciosos que usurpan en los hechos, poderes indelegables de la autoridad pública. Hasta la paz con países vecinos se está poniendo en riesgo, pues un día aquellos podrían demandar al Estado argentino por la determinación unilateral de haber perturbado el derecho, cuando menos implícito en el MERCOSUR, de contar con accesos al Pacífico o, a la inversa, hacia el Atlántico.

.

El líder piquetero D'Elía con personalidad definida por el asalto a una comisaría aún pendiente de resolución judicial, y por sus no envidiables lazos con la dictadura teocrática de Irán ha dicho recientemente que ha llegado, después de haberse sancionado la ley destinada a manipular lo que se podrá ver y oír por los medios audiovisuales, la hora de regular el contenido de los medios periodísticos. Así las cosas, lo único en que la Presidente tendría razón es cuando dijo: "O se está embarazada o no se está embarazada. Con la democracia es lo mismo: o se está en democracia y se respetan todos los derechos y garantías, o no se está en democracia".

.

Aunque esa frase pertenezca a la misma familia lexicográfica de la famosa declaración de los noventa, de que las relaciones de la Argentina con otro país pueden llegar a ser "carnales" y adolezca, por lo tanto, de musicalidad congruente con el buen tono, nada impide tenerla en cuenta para el gran debate en que está inmerso el país.

.

En este contexto se explica que el ministro de Planificación haya dicho días atrás que hay una "conspiración mediática" para hacer fracasar "el modelo económico". ¿Pero de qué modelo ha hablado Julio De Vido, cuando todo lo que se conoce es un historial de decisiones llamadas para una acumulación desaforada de poder, no para orientar a un país?

.

¿Se ha referido el ministro, al hablar de un modelo, a la política que en pocos años más hará de la Argentina un país importador de petróleo, en lugar de seguir siendo el país exportador que encontró el kirchnerismo al llegar al poder? ¿Se ha referido, acaso, al hecho de que la Argentina prefiere importar gas a mayor precio antes que usar el propio y, de ese modo, no pagarles a los empresarios radicados en el país? ¿Se ha referido a las tasas de pobreza e indigencia reales que registran todos los evaluadores sociales menos quienes falsifican desde el Indec las estadísticas oficiales del país?

.

Para no ser menos, el ministro de Educación se ha quejado de que los medios informan sobre paros docentes cuya continuidad, es verdad, está haciendo zozobrar la enseñanza pública ¿Quiere el señor ministro que lo ayudemos a echar más basura bajo las alfombras rojas del poder estatal?

.

Sería vital que se pusieran a trabajar a favor del país y abandonaran una crítica generalizada de la que nadie se ha salvado, ni la Iglesia ni todo tipo de gobiernos extranjeros, salvo los que operan bajo la órbita del mandamás venezolano. Bueno resultaría que hicieran al menos un esfuerzo en la dirección que a veces predican de manera contradictoria con los hechos.

.

Es de esperar que se eviten los doble estándares y se actúe a fin de que se respeten como es debido, todos los derechos y garantías ciudadanas. Esa es la responsabilidad indeclinable de los buenos gobernantes: aleccionar con el ejemplo de la propia conducta.

.

Armando Maronese

.

Fuente: LN

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com