Calendario

<<   Octubre 2009  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Verdades verdaderas

Por Alejandro Borensztein - 21 de Octubre, 2009, 21:40, Categoría: Opinión

Balance del bolonqui (1) - Salvo los obsesivos que andan revisando su existencia cada dos minutos, las personas normales solemos hacer un balance de nuestra vida cada década, como para ir justificando el inexorable deterioro. Llegué a los 20, todo es una fiesta. Cumplí 30, encontré el amor de mi vida. A los 40 ¿Cómo me saco esta mina de encima sin que me cueste una fortuna? Ahora 50, las canas me dan galán maduro pero el ciático me complica todo. Llegaron los 60, el temita ese de la próstata ya lo voy a resolver. Parece mentira, tengo 70 y sigue gobernando el peronismo. Qué maravilla, 80 años y estoy cada vez mejor. Hoy cumplo 90, qué oscuro está acá adentro. Así de obvia suele ser la vida.

.

En los países normales, aquellos donde uno compra un Sertal y está seguro de que es un Sertal, el balance se realiza cada cuatro o seis años, dependiendo de los períodos presidenciales. De hecho, nuestro país solía hacerlos cada seis años, pero desde el caprichito menemista de reformar la Constitución para tratar de quedarse a vivir en la Rosada, lo hacemos cada cuatro. Dicho sea de paso, aquella jugada tuvo su lado positivo. Si no la hubieran reformado, en lugar de dos años, faltarían seis para que termine el kirchnerismo.

.

Últimamente, si no paramos la pelota cada tres meses y analizamos lo que pasa, llega un momento en que no entendemos nada más.

.

¿Se acuerdan del 28 de junio? Parece que fue hace mil años, pero todavía no pasaron cuatro meses. Fue una elección que iba a ganar Kirchner, que al final ganaron los otros, pero que a la luz de lo que pasó después, evidentemente, ganó Kirchner. Cosas raras que pasan en la Argentina. Ganan los que pierden y pierden los que ganan. O como tantas veces en el fútbol, se ganó casi sin merecerlo. Como la selección.

.

El 29 de junio, un día después, apareció la Compañera Jefa y aclaró que, si bien el Compañero Jefe había dicho que ganar por un voto era ganar, para ella perder por un puntito y medio, no era perder, que en realidad fue empate y que con el empate clasificaban. Como la selección.

.

Luego la pensaron mejor y se convencieron entre ellos que perdieron las elecciones por culpa de Telenoche, Showmatch y Valientes. Entonces tomaron la decisión: acabemos con ellos. Y, de paso, maltratemos a todo el periodismo opositor, que es el culpable de todos nuestros males. Como la selección.

.

Fue entonces que el kirchnerismo comprendió que, pese a todo, aún goza de una ventaja extraordinaria: la oposición.

.

Primero fue la prolongación de los superpoderes, después la voltereta de Grondona, que pasó de capomafia a prócer en una sola noche, movida que nos hizo zafar de garpar (pagar) el codificado (la TV) y entonces poder ver todos los partidos con sólo poner Canal 7 (y 600 palitos por año). N. de R. 600 palitos son 600 mil pesos.

.

Acto seguido se lanzaron con la llamada Madre de Todas las Batallas (ya que estamos: ¡feliz día, Batalla!) y aprobaron la ley de medios tan a las apuradas, que esta semana hubo que agregarle un par de fe de erratas. La semana que viene se agrega otra pequeña corrección: en el artículo 1 inciso A, donde dice "El que lee Clarín es un puto", deberá agregarse: "Vos, y toda tu maldita parentela". En la corrida se olvidaron algunos pequeños detalles tales como que la Autoridad de Aplicación deberá constituirse exactamente dos años antes del recambio presidencial, o sea el 10 de diciembre de 2009, después hay 180 días para reglamentar todo y luego un año para desarmar canales y radios, sobre todo si son opositores. O sea que todo esto, aunque la Justicia no lo invalide, lo habrán hecho al recontrapedo porque la pelea electoral del 2011 la tendrán que dar sin los medios acorralados. Si esta fue la Madre de Todas las Batallas, cómo será la Abuela.

.

Al final la oposición, aunque no parezca, fue más pícara. Hablar mal de la ley de medios al pasar o cuando un notero te pone un micrófono a la salida de una vernisage, no es hacer oposición. Salvo Gerardo Morales, que le puso el pecho todo el día, el resto de los líderes opositores se dieron cuenta de que mejor era criticar poquitito y pour la galerie. Tarde o temprano, todo ese nuevo aparato mediático oficial será de alguno de ellos. ¿El amor por la libertad de prensa? Bien gracias.

.

Así como el Gobierno tiene en la oposición que lo enfrenta una gran ventaja, también tiene por delante un pequeño problemita: la Justicia. Llegó la hora de arreglar el gran error de haber armado una Corte seria. Todavía falta nombrar dos miembros más (hay 7 de 9). ¿Qué tal Faggionatto Márquez y la jueza Parrilli? ¿No podríamos nombrar juez al abogado Novaro? Después, sólo restaría hacer renunciar a un par de buenos miembros de la Corte actual, metemos alguno de los ex jueces menemistas que todavía pululan por ahí a la pesca del mejor postor y listo. Seguridad jurídica garantizada (para nosotros, por supuesto).

.

Mientras tanto, la Compañera Jefa anduvo paseando por el mundo, un poco para hacer turismo y pasarla bien (divinas las fotos junto al Taj Majal y otras bellezas históricas; me hace acordar a las fotos de mis tíos cuando viajaban a Europa), y otro poco seguramente para descansar de su marido. Bien que hace. Yo, si estuviera casado con Néstor, haría lo mismo.

.

Al toque, aprobamos el nuevo presupuesto, calladitos y sin chistar, mientras la oposición ve cómo se le van piantando (escapando) sus legisladores (un poco porque en el oficialismo se come mucho mejor que en la oposición y otro poco porque en el PJ disidente de De Narváez ni se reúnen, ni laburan, ni atienden el teléfono, ni nada). Para mantener nuestras tradiciones, los muchachos K reventaron a huevazos a Gerardo Morales, Moreno prometió curar cualquier escoliosis, y a la embajadora de Estados Unidos le quedó precioso ese peinado con una mixta de lechugas, tomates y cebollas. Por más que el Gobierno se siga derritiendo para que Obama los invite a cenar, así la veo cada vez más difícil.

.

Finalmente llegamos a un nuevo 17 de octubre. Cada uno en su propio acto. Duhalde, que siempre dijo que ya estaba retirado, amaga con comérselos crudos a todos. De Narváez, quien ya traicionó a Solá y a Duhalde, publicó ayer una solicitada explicando qué es el peronismo. Reutemann se soltó de Kirchner y se separa de Duhalde. Menem acecha desde el sauna, Rodríguez Saá, sin casarse con nadie, está de novio con todos. Scioli le juró amor eterno a Kirchner, pero como nunca fue correspondido y el tipo es buen motonauta, ya calentó motores y en cualquier momento suelta amarras. Ni hablar de Kirchner, quien primero se cargó a Menem y después le cortó el rostro a Duhalde, a Solá y a Alberto Fernández, entre otros. En Córdoba, Schiaretti y De la Sota ya se están haciendo guiños y Felipe Solá, que se abrazaba con Macri porque ambos veían cómo el Colorado los garcaba, ya está empujando a Mauri (Macri) al precipicio. Como Mauri se la ve venir, se aferra a la mano de Ramón Puerta, entre otros, pero me temo que los va a arrastrar a todos al fondo del Cañón del Colorado (con perdón de la metáfora). Viendo todo esto, me pregunto: ¿Por qué el 17 de octubre se sigue llamando el Día de la Lealtad?

.

País difícil si los hay. No nos podemos poner de acuerdo, ni siquiera para adelantar la hora. ¿Son tan malos los Kirchner y sus opositores o somos ingobernables nosotros? ¿O ambas cosas a la vez? Tal vez no somos los únicos. Si los suecos le pueden dar el Nobel de la Paz a un tipo que, por fabuloso que parezca, todavía no hizo un corno por la paz, nosotros podemos aceptar que el DT de la Selección diga que le mete no se qué cosa en no se dónde a un periodista, sin que el resto de los presentes se levanten de la conferencia, lo dejen plantado y lo manden a la roncha de su hermana.

.

Un país que primero insulta y maltrata a Bielsa, después a Verón y ahora a Messi es un país difícil de entender.

.

Al hacer mi balance de los 20, creía que el día que mi primer hijo hiciera su balance de los 20, lo haría en un país muchísimo mejor. Es un país mejor, pero ni cerca todo lo mejor que soñábamos. No ando de buen humor. Debe ser el ciático de los 50. Mejor no hacer tanto balance y vivir el hoy.

.

Para la Madre Espiritual y Ejecutiva de la Nación: bienvenida mamita. Para la mía, que se porta bastante mejor: Feliz día mamá.

.

Por: Alejandro Borensztein

.

N. de R.: (1) Bolonqui: Caos total

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com