Calendario

<<   Mayo 2009  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Dejar el trabajo por los hijos

Por Armando Maronese - 11 de Mayo, 2009, 2:44, Categoría: Sección Femenina

Las mamás que trabajan, siempre quieren más de lo que menos tienen: tiempo. Quieren más tiempo para terminar todo su trabajo, y más tiempo para estar con sus familias. Casi todos los días lo que más les hace falta es tiempo, por mucho que lo deseen.

.
Por eso no sorprende que la Sociedad para la Gestión de Recursos, encontrara dos encuestas que revelan que las mamás que trabajan a tiempo completo, aceptarían con gusto una reducción en su paga si eso significara más tiempo para estar con sus hijos y según una encuesta elaborada, se obtuvo el siguiente resultado:

.
-El 43 por ciento de las mamás que trabajan aceptarían una reducción en su paga a cambio de más tiempo para estar en casa.

-El 51 por ciento dejaría su trabajo si su pareja ganara suficiente dinero para mantener a la familia.

.
Yo mismo he conocido a mujeres en esa situación. Varias de ellas decidieron dejar de trabajar después de la licencia del nacimiento y mientras sus niños eran chicos y luego trabajar medio tiempo a medida que sus hijos iban creciendo.

.
Yo mismo he conocido a mujeres en esa situación. Varias de ellas decidieron dejar de trabajar después de la licencia del nacimiento y mientras sus niños eran chicos y luego trabajar medio tiempo a medida que sus hijos iban creciendo.

.
Yo mismo he conocido a mujeres en esa situación. Varias de ellas decidieron dejar de trabajar después de la licencia del nacimiento y mientras sus niños eran chicos y luego trabajar medio tiempo a medida que sus hijos iban creciendo.

.
Yo mismo he conocido a mujeres en esa situación. Varias de ellas decidieron dejar de trabajar después de la licencia del nacimiento y mientras sus niños eran chicos y luego trabajar medio tiempo a medida que sus hijos iban creciendo.

.

Durante esos años dejaron de ganar buenos ingresos. No es que hubieran resuelto sus futuros financieros, pero no cambiarían sus decisiones porque en ese momento sentían profundamente que eso era lo que necesitaban hacer como familia y por sus hijos.

.
Sin embargo, salirse de la fuerza laboral no es una decisión que se deba tomar a la ligera. El dinero al que se renuncia a corto plazo en base a las necesidades de atender a sus familias en ese momento de sus vidas, tiene –desgraciadamente- consecuencias a largo plazo.

.

El Centro de Política de Trabajo y Vida, un grupo de investigación fundado por Sylvia Ann Hewlet (autora de varios libros excelentes sobre las mujeres y el trabajo), determinó que al salirse temporalmente de la fuerza laboral las mujeres pierden en promedio el 18 por ciento de su habilidad de ganar dinero. Las mujeres que trabajan en el sector empresarial pierden el 28 por ciento.


Eso llega a sumar una cantidad enorme aún si pueden regresar a una posición a tiempo completo en el mismo campo; algo que sólo el 40 por ciento de "profesionales de alto nivel" logra hacer.

.
Seguramente es algo muy difícil para la mujer tomar esa decisión, debido a que no la cambiarían porque ese era el camino elegido y para sus hijos.  Pero en esos años en que decidieron salirse de la fuerza laboral para estar en casa a tiempo completo y tener que arreglárselas solas, sin sus maridos, por todo tipo de razones imprevistas: muerte, infidelidad, mala administración financiera, etcétera, seguramente les debió haber parecido una eternidad. Una decisión financiera de la que seguramente estaban totalmente convencidas en un determinado momento de sus vidas, pudo haber tenido una serie de implicaciones imprevistas si las cosas se hubieran puesto difíciles.

.

A pesar del avance de los derechos de la mujer, las telecomunicaciones y los instrumentos laborales, los paradigmas laborales no han cambiado desde la década de los años cincuenta, con la consecuencia de que dichos paradigmas se yerguen la mayoría de las veces en contra de las necesidades propias de las mujeres trabajadores de hoy en día.
.
Cuando el jefe le exige a, por ejemplo, una ejecutiva, más horas de trabajo al día, trabajar los fines de semana, hacer acto de presencia cada vez que sea necesario, etc., ésta tiene que arreglárselas para solucionar el problema de criar sus hijos o cuidar de un pariente enfermo. Y es que el ya obsoleto paradigma laboral está hecho solamente para hombres, para personas que tienen una esposa en casa ocupándose de los asuntos familiares.

.
El resultado de todo esto es que las mujeres, por muy talentosas que puedan ser, terminan renunciando a una brillante y promisoria carrera. Y, para empeorar las cosas, entrar de nuevo al mundo laboral significa tener que soportar condiciones de trabajo inferiores.

.

Armando Maronese

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com