Calendario

<<   Octubre 2008  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

El gran manotazo

Por Manuel A. Solanet - 28 de Octubre, 2008, 16:24, Categoría: Opinión

Si el Congreso aprueba la confiscación de los fondos jubilatorios, el hecho quedará en la historia como uno de los mayores atropellos contra la propiedad en la Argentina.  La Ley de Alquileres, el corralito y el corralón no serán nada en comparación con esta nueva medida. Como quiera que haya sido explicada por el gobierno, está claro que fue tomada por las urgencias de la caja, más allá que también endulce los oídos de los ideólogos del estatismo. 

.

Así como el 11 de marzo pasado el kirchnerato intentó resolver su problema fiscal aumentando desmedidamente las retenciones agrícolas, hoy recurre a los futuros jubilados con una medida pergeñada por Néstor Kirchner y su muy pequeño entorno inmediato.

.

Al igual que en aquella oportunidad hoy se intenta esconder el verdadero objeto del manotazo y se lo viste de propósitos reivindicativos contra supuestos espurios intereses. En marzo pasado el gobierno decía que defendía a los pequeños productores y la mesa de los trabajadores de la expoliación de los pooles, los grandes terratenientes y las grandes cerealeras. Ahora el gobierno declama que rescata a los actuales y futuros jubilados de las garras de los grandes intereses financieros encarnados en las pérfidas AFJP.  Nuestros valientes y honestos gobernantes terminarían así con otra de las malvadas reformas neoliberales de la década del noventa.

.

El anuncio y la firma del proyecto de ley se hicieron en una gran carpa montada en la ANSES. Comenzó el acto con el Himno Nacional para darle el tono épico correspondiente, y siguió con la proyección de un video que pretendía demostrar que las AFJP eran lo más parecido a un estafador sin escrúpulos que "timbeaba" con la plata de los jubilados o la saqueaba en beneficio de la especulación financiera.  A  partir de allí, debieron escucharse del economista Amado Boudou y de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, las falacias más flagrantes y las promesas menos cumplibles de una mejor jubilación estatal. Los habituales, serviles  y obsecuentes aplausos coronaban cada descalificación o mentira. El mismo día un fiscal y un juez, en un procedimiento que debemos suponer fue planeado por el Ejecutivo, inhibieron a todas las AFJP de invertir, vender, comprar o pagar, bajo la acusación etérea de malversación de fondos. Peor imposible.

.

No hubo una reacción inmediata y amplia de rechazo como se hubiera esperado. En todo caso la crítica inicial fue más contundente en el ámbito internacional que en el local, que seguramente no comprendía el carácter expropiatorio de la medida. Mientras el radicalismo y la izquierda doméstica se mostraron en principio complacidos de que se suprimiera el régimen de capitalización, los gobiernos de Perú, Chile y Uruguay se apresuraron a decir que no harían lo mismo que la Argentina. Los medios internacionales descalificaron casi sin excepción la medida. La Cámara que aglutina a las AFJP necesitó cinco días para publicar una solicitada que pudo ser más contundente y aclaratoria.  Las posturas iniciales de muchos, se están modificando ahora en contra del gobierno, pero los rechazos en el Congreso resultarán más de las objeciones hacia el control del manejo de los fondos transferidos que del carácter confiscatorio de la reforma.

.

Los ámbitos de las finanzas y de las empresas, entendieron de inmediato que el impacto negativo que la desaparición de los fondos administrados por las AFJP tendría sobre el mercado de capitales. Las cotizaciones de acciones y bonos se desplomaron y el riesgo país se catapultó a 1825 puntos básicos, un nivel que señala la percepción de un alto riesgo de default a corto plazo. Paradójicamente esto ocurre cuando la apropiación fiscal de los fondos y aportes previsionales debería significar un fortalecimiento de la capacidad de pagos del gobierno. La destrucción de la seguridad jurídica también es riesgo país, y es más incertidumbre cuando en medio de una crisis mundial lo que se necesita es crear confianza.

.

Con el correr de los días, los aportantes al sistema de capitalización han comenzado a tomar conciencia que sus cuentas individuales desaparecen con la sola compensación de la promesa de una jubilación estatal. También se dan cuenta que el gobierno necesita los fondos y que los gastará irremediablemente antes de poder cumplir esa promesa. La experiencia de las jubilaciones estatales en la Argentina, no ayuda a esperar que el estado cumpla ninguna promesa. Quienes pudieron optar por el reparto y no lo hicieron luego de la reforma de marzo de 2007, se encuentran ahora con el traspaso obligado al sistema estatal. Desaparece la libertad de elección con la que el gobierno publicitó aquel primer golpe estatizante.

.

Ahora, el kirchnerismo habla de la "timba especulativa" y la especulación financiera de las AFJP, siendo que las regulaciones y la prudencia fueron las que rigieron las políticas de inversión de los fondos administrados por ellas en sus 13 años de vida. En todo caso más allá de las ineficiencias normales, si algo puede achacárseles, es no haber resistido con más empeño el abuso de los gobiernos de obligarlas a suscribir títulos públicos que fueron luego defaulteados, o desvalorizados por las trampas del Indec. A pesar de ello, los fondos administrados aportaron una razonable rentabilidad por encima de la inflación.

.

En sólo 13 años de aportes no puede pedirse que quienes se han jubilado con este sistema no tengan suplementos del estado al que le aportaron durante más de 30 años. Otro de los argumentos falaces de Amado y Cristina Fernández de Kirchner. Esta Carta llega a todos los diputados y senadores nacionales. A aquellos que están dispuestos a aprobar el proyecto oficial les pedimos que recapaciten sobre el enorme daño que harán a los futuros jubilados y al país entero.

.

Manuel A. Solanet

Fuente: Fundación Futuro Argentino

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com