Calendario

<<   Septiembre 2008  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Poblados bonaerenses, sus vidas y milagros

Por Oche Califa - 9 de Septiembre, 2008, 3:16, Categoría: Campo - Pueblos - Ciudades

Pequeñas comunidades en riesgo de desaparición buscan reafirmarse recreando tradiciones criollas. Hacia los noventa, una constelación de pueblos bonaerenses de campaña, tan pequeños como optimistas, comenzó a languidecer, signada por el éxodo de habitantes y la crisis de sus economías. En la raíz del problema gravitaba, sobre todo, la incomunicación provocada por la deserción del ferrocarril y los accesos sin asfaltar a las cabeceras de partido. Pero estos pueblos en evidente retroceso, buscaron mil maneras de no extinguirse y lograron, en muchos casos, sobrevivir. Un grupo de antropólogos encabezado por Hugo Ratier lo confirmó en un estudio sobre localidades de Olavarría, Azul y Tapalqué, dado a conocer en el libro "Poblados bonaerenses-Vida y milagros".

.

Los investigadores encontraron que estos pueblos -es decir, los habitantes que decidieron permanecer en ellos-, crearon diversas acciones de resistencia y solución ante la situación desfavorable y revitalizaron viejos hábitos que ayudaron a imponerse frente a un destino visto por otros como fatal.

.

Así es como surgieron iniciativas para sostener y dar renovado impulso a clubes sociales y deportivos, cooperadoras escolares y centros nativistas o aparecieron novedades como los clubes de trueque. Las instituciones tradicionales comenzaron a desarrollar fiestas, que incluso se pensaron como oferta atractiva para los habitantes de localidades vecinas. A su vez, los deportes tomaron otros rumbos -como el fútbol que pasó a ser organizado en la modalidad conocida como "papi"-, habida cuenta de que era imposible sostener a muchos de ellos en sus formas conocidas.

.

En este marco, los centros nativistas tomaron un auge mayor y hasta se fundaron más de ellos. Este "rebrote" de identidad gauchesca -signada por el culto al caballo, las jineteadas, cuadreras y festivales, las artesanías y comidas típicas y la música folklórica-, ya ha sido destacado por muchos en toda la región rioplatense. Como bien aclara Ratier, los habitantes de estos pueblos en peligro "luchan por mantener o construir una identidad, pese a las fuerzas centrífugas que pugnan por expulsarlos de sus pagos. Su ingenio se apoya en la tradición, pero también la crea como forma de reafirmarse".

.

Otra cuestión a la que los investigadores atendieron, y que de alguna manera resume hábitos de convivencia y solidaridad tradicionales que debieron reforzarse, es la de la carneada. Difícilmente los lectores no sepan de qué se trata, pero es interesante una observación de Ratier y su equipo sobre ella: "Si la carneada se rigiera por las reglas de mercado y el trabajo se pagara como salario, el pago sería menor que el obtenido por reciprocidad. Por otra parte, la relación asalariada finaliza junto con la tarea, se daría por terminada. Los lazos sociales establecidos en este trabajo comunitario, en cambio, nunca cesan y siguen generando nuevas relaciones y posteriores encuentros".

.

Por cierto, la investigación abarca otras cuestiones relativas a las formas de sociabilidad y organización, como los grupos de Cambio Rural, la actividad pastoral de las iglesias, el ejercicio de la política partidaria, el funcionamiento de las delegaciones municipales. Sobre el final de todos los casos observados, los autores han encontrado una clave fundamental para el éxito frente a la crisis: los poblados que resistieron, resisten y han logrado sobrevivir lo han hecho tras echar mano a saberes y costumbres de siempre, al capital de prácticas heredadas, aunque muchas veces desmerecidas. Aunque al ser retomadas, no son pocas las que debieron ser recreadas o reinventadas. Mantener viva la llama de la tradición, dicen, es justamente eso.

.

Por Oche Califa

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com