Calendario

<<   Julio 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

El 6 de septiembre de 1930

Por Raúl Francisco Zapata Morente - 16 de Julio, 2008, 21:31, Categoría: Historia

El 6 de septiembre de 1930, tan vilipendiado por los derrotados de entonces, salvó a la Nación de la ruina.

.

Mucho se ha dicho, mucho se ha castigado y por demás se ha querido investir al movimiento revolucionario del 6 de septiembre de 1930, del origen de los golpes de Estado que sobrevinieron "a posteriori". Nada más inexacto e impropio. La República Argentina tuvo, tiene y tendrá una profunda vocación democrática que en algún momento fue resguardada por movimientos de carácter revolucionario y popular y respaldado, en algunos casos, como el que nos ocupa del 6 de Septiembre de 1930, por propios afiliados al partido gobernante, tal como ocurrió con los radicales antipersonalistas.

.

Con el retorno de Irigoyen al poder, en su segunda presidencia, resucita en la Casa de Gobierno el caudillismo típico y las modalidades demagógicas que ya se vieran en la primera presidencia. Su acción en estos dos años se caracteriza por una total ineficiencia gubernativa. Ciertos defectos de soberbia se agudizan. Si, se repitieron las violaciones sistemáticas de las autonomías provinciales, subordinadas a los intereses políticos del oficialismo y con singular violencia esto se ejerció en San Juan y Mendoza, donde predominaban escisiones del radicalismo (Bloquistas y Lencinistas, respectivamente).

.

Cuando en este período, el radicalismo personalista, logró en el Congreso la mayoría, su función legislativa fue nula, llegando a boicotear totalmente las sesiones, como que en 1930 no celebró una sola sesión ordinaria. El crack de la Bolsa de Nueva York, en 1929 produce una crisis mundial que encuentra a Argentina con un gobierno que se ocupa exclusivamente de cuestiones electorales; con un congreso que se dedica a impugnar los diplomas de los legisladores opositores y a aprobar la de los legisladores surgidos de los comicios manejados por los interventores federales. En la aprobación de esos diplomas el radicalismo crea la doctrina del fraude patriótico y moralizador, y, lleva a tal extremo, que produce en los comicios de Córdoba, en 1930, a secuestrar a los titulares del Partido Demócrata para manipular el escrutinio. 

.

Cuando estalla la revolución del 6 de Septiembre, se encuentran en San Juan y en Mendoza las urnas llenas con votos radicales, de los comicios que debían celebrarse dos días después, el 8 de Septiembre. En los municipios de la provincia de Buenos Aires, donde triunfaba el Partido Conservador, impedían incluso por la fuerza, que los intendentes de esa fracción asumieran sus funciones, y es así que Videla Dorna debe convertir en una fortaleza el Palacio Municipal de Monte. En Lincoln una manifestación encabezada por los conservadores Rodolfo Moreno, Santamarina y Fresco, en la zona donde el Diputado Miguel Osorio tenía su prestigio, es tiroteada, dejando una secuela de varios muertos. Todo el deterioro de la situación económica, política, va despertando la reacción del pueblo. En la Capital se ha producido la creación del Partido Socialista Independiente, con un grupo de jóvenes talentosos, logrando en 1930 una resonante victoria por 109.000 votos contra 82.000 radicales. En la provincia de Buenos Aires los radicales bajan a 172.000 votos contra el aumento del conservadorismo a 167.000; en Córdoba los Demócratas vencen a los radicales, y en Entre Ríos el antipersonalismo derrota a la fracción irigoyenista. En 1930 se vive un clima especial, el pueblo se aleja del radicalismo, continuas manifestaciones incrementan el caudal de adherentes opositores, el estudiantado sale a la calle. Los movimientos pro-revolucionarios comienzan a tomar cuerpo en la mayor parte de la ciudadanía, al punto que el Ministro de Guerra, general Dellepiane, convencido que era imposible promover una reacción que permita abortar la intentona, se aleja del gabinete.

.

Es así que, el general José Félix Uriburu, con el respaldo popular que lo acompañó en esta instancia, al mando de algunos escuadrones de cadetes de Colegio Militar, en una marcha pacífica, llega a la plaza de Mayo, llena por el pueblo de la ciudad de Buenos Aires que ha ocupado la Casa de Gobierno. Irigoyen había abandonado el gobierno muchas horas atrás, delegando el mando en el vicepresidente Enrique Martínez, quién renuncia ante la evidencia revolucionaria. De inmediato, notorios radicales avalan la revolución: Enrique Mosca, Carlos M. Guido y, el propio Marcelo Torcuato de Alvear en un reportaje que publica el diario "Crítica" el 9 de septiembre de 1930, formula severos juicios sobre la gestión de su amigo Irigoyen.

.

Producido el hecho, de la mano del general Uriburu, se reestablece el normal funcionamiento de las instituciones, que desemboca en abril de 1931 con el regreso a elecciones libres y democráticas, asumiendo Agustín P. Justo la presidencia de la Nación luego de las elecciones del 8 de Noviembre de 1931, con el respaldo del Partido Demócrata Nacional, los Socialistas Independientes y los Radicales Antipersonalistas.

.

Atrás había quedado la "huella" de Irigoyen con las intervenciones de todas las provincias donde gobernaba la oposición en nombre "de la reparación", y a los gobernadores radicales que demostraban independencia de criterios, por Decreto (20 en total, desde 1917 a Marcelino Ugarte en Bs. As. -medida rechazada por el Congreso por 53 votos a 36-, en adelante); el virtual genocidio promovido en la provincia de Santa Cruz en 1920 y los condenables sucesos de 1919 conocidos como "La Semana Trágica"; el gobierno no contestaba los pedidos de informe y los Ministros no se presentaban a las interpelaciones; la suspensión de relaciones oficiales con Córdoba por el triunfo de Roca a la Gobernación; y hasta la edición de un período "especial" para Irigoyen, generado por el círculo áulico que le hacía saber lo que ellos querían, fueron algunos de los muchos sucesos que habían inmerso a la República Argentina en un virtual desgobierno. Pero lo más importante de todo, es destacar que el 6 de Septiembre de 1930 marcó el inicio de 13 años consecutivos de gobiernos conservadores, donde el denominador común fue el engrandecimiento, la prosperidad, y la ubicación de la Argentina en el noveno lugar del mundo (aún antes de Canadá), dentro de los países desarrollados.

.

Cr. Raúl Francisco Zapata Morente Ex Presidente de "Unión Conservadora de la Pcia. De Bs. As. (*) 

.

(*) El Cr.Raúl Zapata Morente es un dirigente proveniente de la Unión Conservadora, que durante los años más difíciles del Partido le tocó presidirlo, y lo hizo con enorme patriotismo y sacrificio personal, recorriendo los más alejados rincones de la provincia para arengar y acercar a los dirigentes distritales.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com