Calendario

<<   Julio 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Los 1.500 millones que desaparecieron de la jubilación bonaerense

Por Nicolás Fiorentino - 1 de Julio, 2008, 18:08, Categoría: Corrupción - Violencia

En 2004, el ex presidente Néstor Kirchner y el ex gobernador Felipe Solá, firmaron un convenio para que la Nación costee el déficit del sistema jubilatorio provincial basado en una falsedad porque el sistema es superavitario. Igual, el Estado nacional hizo figurar que giraba a la provincia más de 1.500 millones, cuyo destino se desconoce. Porqué los jubilados bonaerenses pueden perder la movilidad.

Desde 2004 al día de la fecha, el gobierno nacional envió directamente desde el Anses a la provincia de Buenos Aires la escalofriante suma de 1.500 millones de pesos con el objeto de cubrir el déficit del sistema previsional de la provincia. Déficit que no existe. El destino de esos millones es totalmente desconocido.

El traspaso de fondos fue estipulado entre el ex presidente Néstor Kirchner y el ex gobernador Felipe Solá cuando ambos ocupaban sus cargos ejecutivos, allá por fines de 2004. En un marco de absoluta falsedad, el gobierno bonaerense dispuso que la Nación cubriría el déficit del sistema jubilatorio provincial, pero disimulando que ese mismo año el superávit de la caja previsional bonaerense había dado un superávit superior a los 109 millones de pesos, suma que se mantuvo en ascenso y llegó a los 509 millones el año pasado, en 2007.

Pero, pese a que el sistema previsional dio a lo largo de esos años un superávit en ascenso, el gobierno de Kirchner envió año tras años la suma correspondiente a cubrir un déficit imaginario. Esa suma alcanzó un total, entre 2004 y 2007, de 1.500 millones de pesos.

¿Pero, si no tuvieron que cubrir ningún déficit, a dónde fueron esos millones? Es la gran incógnita entre los que hoy manejan las cajas previsionales de la provincia. La otra gran pregunta es tratar de entender por qué el Tesoro nacional se desprende de esa millonada sin obtener nada a cambio y sin un destino fijo, pero esa tal vez sí tenga respuesta. El objetivo, el sueño de la Nación sería quedarse con el control de las cajas previsionales de la provincia que arrojan un superávit anual superior a los 500 millones de pesos.

El marco legal - La ley 25.235 sancionada el 15 de diciembre de 1999 bajo la gestión presidencial de Fernando de la Rúa, establece -entre varios aspectos de distintos acuerdos económicos entre la Nación y las provincias-, en su artículo 12º, que "el Estado Nacional financiará con recursos provenientes de Rentas Generales los déficit globales de los sistemas previsionales provinciales".

El 12 de octubre de 2004, el entonces presidente Néstor Kirchner y el también entonces gobernador Felipe Solá firmaron el convenio 400 por el cual, y apoyados en la Ley macro 23.235, definen que "El Estado Nacional asume el compromiso de financiar el déficit de la Caja de Retiros, Jubilaciones y Pensiones de la Policía de la Provincia de Buenos Aires; la Caja de Jubilaciones, Subsidios y Pensiones del Personal del Banco de la Provincia de Buenos Aires y los déficit que registren los regímenes administrados por el Instituto de Previsión Social de la Provincia de Buenos Aires".

"La provincia, para firmar este convenio, aduce déficit pero no lo tiene. Para firmarlo necesitaba tener un déficit que lo justifique. Lo cierto es que el gobernador lo firmó falseando la situación real" explicó Miguel Pouso, titular de la Asociación por la Defensa del Sistema Previsional Bonaerense (Adesip) y uno de los hombres que más de cerca siguió este entramado. Tanto, que se convirtió en fuente de información de los diputados y senadores provinciales que pusieron el ojo sobre este asunto.

Aunque el mismo artículo de la Ley nacional establece que "las cajas continuarán administradas por las respectivas provincias", luego aclara que en caso de desear suscribirse a la cobertura de déficit de la Nación, hecho que sellaron Solá y Kirchner, estas provincias "armonizarán en un plazo de 180 días sus sistemas integrados de jubilaciones y pensiones para sus beneficiarios futuros, en función de las pautas nacionales en cuanto al régimen de aportes y contribuciones, así como de los requisitos para acceder a beneficios en el futuro".

Pouso explica esto: "Armonizar significa adecuarlo al sistema nacional, modificarlo adecuándolo a las pautas o características que tiene el sistema nacional. ¿Cómo se traduce esto en hechos? Muy fácil, vamos a perder todos nuestros beneficios como jubilados de la provincia".

"Los jubilados provinciales vamos a perder muchas cosas, entre ellas, la movilidad –continúa profundizando Pouso-. En la provincia la movilidad es automática y es en función del sueldo del activo. Va del 70 a un 82 por ciento del activo. Si mañana al trabajador que ocupa el mismo cargo con el que me retiré le suben el sueldo, a mí me aumentan automáticamente. En la Nación esto no existe, incluso la Corte lo ha solicitado pero sólo da aumentos cuando ellos lo disponen".

A su vez, temen por los años: "En la Nación son 65 los años para jubilarse mientras que aquí son 60". El otro punto es la reciprocidad porque "si alguien trabajó 20 años en la provincia y 10 bajo el sistema del Anses, por dar un ejemplo, le pagan la jubilación entera bajo el sistema provincial. Eso también lo quieren modificar. Entonces se tendría una jubilación en la provincia, otra en Córdoba y una en cada lugar que haya trabajado y con los regímenes de cada uno de esos lugares".

Jubilaciones bonaerenses - Actualmente, el sistema previsional de la provincia está conformado por tres cajas metidas en este convenio 400: la caja más grande, el IPS, abarca a todos los empleados públicos provinciales y municipales: magisterio, médicos, servicio penitenciario, administración central, etcétera; la Policía, que abarca completo el espectro de esta fuerza de seguridad incluidos oficiales y suboficiales; y por último están los empleados del Banco Provincia, que tiene su caja propia.

La caja de IPS está integrada por aproximadamente 700 mil personas, la Policía unas 60 mil y en la del Bapro otras 20 mil.

"IPS tiene un superávit, entre lo que recauda de sus aportantes y lo que paga a sus jubilados, de 590 millones de pesos. La cuenta de la Policía está equilibrada, no da ganancia ni pérdida. Anduvo un poco mal, pero con la incorporación de la Policía 2 se equilibró. La única que tiene déficit es la del Banco de Provincia de Buenos Aires, de aproximadamente unos 30 millones al año. Igualmente, el sistema en total da un superávit tremendo", detalla Pouso.

Al conocer estas cifras se entiende perfectamente el interés nacional en captar las cajas previsionales de la provincia. El superávit del IPS –o el "Instituto", como lo llama Pouso y todos en tierras bonaerenses-, arrojaron las siguientes cifras: En 2004, 109,4 millones; en 2005, 217,8 millones; en 2006, 506,6 millones; y en 2007, 590 millones. Esto da un total de 1.423,8 millones de pesos, suma similar a la que envió el Estado nacional con destino incierto.

Pero esto no es todo. Como si hiciera falta algo más para demostrar la solidez de las cajas previsionales bonaerenses que Solá obvió para firmar el convenio con Kirchner, basta un dato no menor: además de todo, el IPS es acreedor de la provincia de Buenos Aires.

Según datos obtenidos, el saldo a favor del IPS por sumas "prestadas" al gobierno provincial era de 328,9 millones de pesos en letras de la tesorería en 2004, y siguió en ascenso: 368,5 en 2005; 479,7 en 2006 y 488,4 en 2007.

"No sólo no tiene déficit el Instituto sino que es acreedor de la provincia por 490 millones de pesos en letras de la tesorería. Es decir, no solamente da un superávit de 590 millones sino que además le presta plata a la provincia. Entonces, este convenio de Solá es un absurdo. Pedir plata para pagarle a los jubilados es una mentira", explico Pouso a este medio.

"El sistema tiene 59 años y siempre fue un sistema sólido" opinó después. Y concluye: "El coeficiente provisional, que es la diferencia entre los que aportan y los jubilados, el promedio en el Instituto da 3,5 aportantes por cada jubilado, en la caja de policía da 2,6 mientras que en el Banco provincia, el único deficitario, está en 0,9 aportante por cada jubilado".

¿Y los 1.500 millones? - Según fuentes provinciales, los fondos que envió el gobierno salieron directamente de la caja del Anses. Sin embargo, no figuran ingresados en ninguna de las cajas, ni el IPS, ni en la Policía ni en la del Banco Provincia.

"Los fondos, según el propio Sergio Massa, los mandaba directamente el Anses, lo que significa que los jubilados nacionales nos están mandando los fondos a nosotros, un disparate total porque desfinancian el sistema jubilatorio nacional. ¿Adónde van? Al Instituto no, van a rentas generales. De ahí en adelante, su destino es incierto", afirmó Pouso.

En lo mismo concuerda el senador provincial de la Coalición Cívica, Luis Malagamba. "Han ingresado a la Provincia aproximadamente 1.500 millones de pesos, que debieron haber ingresado al sistema provisional y nunca ingresaron", dijo. Lo único que hay, son rumores. Uno de ellos es que financiaron la creación de la Policía 2 creada por el ex ministro de Seguridad bonaerense, León Arslanián. Pero nada comprobado.

Tan oculto está el traspaso de esos millones, que el convenio nunca fue girado a la Cámara. Es decir, se trata de un convenio entre dos estados, el provincial y el nacional, que nunca pasó por la Legislatura de la provincia. La situación, incluso, fue denunciada ante el Parlamento bonaerense, quien le pidió expresamente al gobernador Felipe Solá que lo envíe. Pero nunca lo mandó.

Por Nicolás Fiorentino, 30/06/08

Permalink :: 1 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com