Calendario

<<   Abril 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30     

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

La boina de Cristina Fernández de Kirchner

Por Armando Maronese - 25 de Abril, 2008, 22:27, Categoría: Los Kirchner .Tiranías fascistas.

El look en la marcha por Ingrid Betancourt. Dura e interesante columna de Pilar Rahola, ex vicealcalde de Barcelona por Izquierda Republicana, en el diario Crítica de Lanata. A su juicio, la boina al estilo "CHE" utilizada por la presidenta en París en la marcha en la que reclamó por la libertad de Ingrid Betancourt, "es un acto político de naturaleza ambigua y poco confiable, pues Cristina Fernández se pronuncia en forma comprensiva por las FARC, juega al equívoco permanente y la boina referencia a las fuerzas terroristas colombianas. Es pura semiótica", aduce.

.

Sin duda, estilo tiene. Los hay que repudian ese estilo, quizás porque la presidenta de la Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, ama con demasía el bótox y con igual empeño la moda cara, a pesar de su enconado verbo populista. Pero también los hay que alaban su fuerte personalidad y la imagen que proyecta de mujer de su tiempo.

.

Ciertamente, esa boina que le coronaba la cabeza, en la manifestación de París a favor de Ingrid Betancourt, tenía algo de osada, y mucho de arrogante, lo cual, en una mujer que empieza sus discursos diciendo "¡soy presidentaaaaa!", pareciera una virtud. En cualquier caso, personalmente no me molesta ni la boina, ni el estilo megaesnob que gasta, ni la fuerte personalidad que proyecta.

.

Muy al contrario, Cristina Fernández de Kirchner, como otras políticas de su tiempo, ha descubierto que el poder no está reñido con la femeinidad, y ha enterrado para siempre ese gusto thatcheriano que marcó a las mujeres poderosas de otras épocas. Es femenina, le encanta la moda, gasta como cualquier mujer rica, tiene estilo propio, y además tiene poder. Eduardo Zaplana, en versión femenina, y con más gusto. Hasta aquí, la boina de la presidenta sólo es, pues, otro complemento de su muy generoso armario y un símbolo de su estilo.

.

Pero ¿y si fuera una prenda con más connotaciones, quizás con más lecturas? ¿Es plausible imaginar que Cristina Fernández se pone la boina –típicamente revolucionaria, en lectura iberoamericana–, por pura casualidad estética? Pasaba por París, se manifestaba por Ingrid Betancourt y le cayó la boina del Che, justo cuando la referencia son las FARC colombianas. Pueden pensar que mi capacidad de buscar lecturas alambicadas es excesiva y censurarme por ello.

.

Pero me temo que cabe esa lectura, si nos atenemos a los múltiples signos de ambigüedad calculada que han enviado los Kirchner durante los últimos tiempos. Y no sólo ambigüedad. En muchos casos, inequívoco apoyo a los sectores de la izquierda iberoamericana más reaccionaria.

.

La boina, pues, para muchos de sus seguidores, y en esa manifestación, es algo más que un complemento, es pura semiótica. Boina aparte –o con la boina puesta–, la presencia de Cristina Fernández en París es un acto político de naturaleza ambigua y, por ende, poco confiable. Por supuesto, es muy loable que la presidenta de la Argentina se preocupe por la liberación de otra mujer política, brutalmente secuestrada desde hace seis años y, según todos los indicios, encadenada día y noche a un árbol, con una salud precaria y una depresión grave. Pero la cosa ya no resulta tan loable cuando esa misma presidenta se pronuncia de forma comprensiva con las FARC, juega al equívoco permanente e incluso se rodea, en sus mitines más recientes, de los sectores de la extrema izquierda argentina más violenta.

.

Manifestarse en París a favor de Ingrid Betancourt y previamente presentarse en Buenos Aires flanqueada por Hebe de Bonafini o por el líder piquetero Luis D"Elía –responsable del asalto violento contra los manifestantes agropecuarios, en su reciente huelga–, ambos defensores acérrimos de las FARC, deja la credibilidad por los suelos. O, lo que es peor, se envía el torticero –y perverso– mensaje de que las FARC tienen la misma naturaleza legítima que el presidente de Colombia.

.

A diferencia de Lula da Silva (Brasil) o de Michelle Bachelet (Chile), que han practicado una inteligente y seria prudencia en todo este conflicto y nunca han sido cazados en un renuncio a favor del terrorismo colombiano, la actitud de los Kirchner es manifiestamente panfletaria y, en consecuencia, favorable a una mirada comprensiva del fenómeno terrorista.

.

Siendo Argentina un país tan importante en la región, resulta deplorable el papel ambiguo y, por ende, cómplice que está desempeñando, de la mano de su dirigencia. Deplorable y, para las víctimas, muy lesivo. Por ello la boina de la presidenta resulta antipática. No por estética del horterismo, sino por semiótica del progresismo reaccionario.

.

Por Pilar Rahola,  en La Noticia Web, 23.4.08

.

Periodista de La Vanguardia. Fue diputada por Izquierda Republicana Catalana y vicealcalde de Barcelona. Autora, entre otras, de "Mujer liberada, hombre cabreado".

.

Armando Maronese

Permalink :: 1 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com