Calendario

<<   Abril 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Estudiar, ¿para qué?

Por Armando Quintana - 22 de Abril, 2007, 1:07, Categoría: Opinión

"Estudia, mi niño, para que mañana seas un hombre de provecho", nos decían nuestros padres a la gente de nuestra generación. Y podría ser un principio elemental de fácil aplicación también en nuestros tiempos.  Sin embargo, antes y ahora, hay mucha gente que trabaja en cosas que nada tienen que ver con lo que han estudiado. Pasaba antes. Pero, sobre todo, pasa ahora y cada día con más intensidad.

Eso motiva que muchos jóvenes no quieran cursar estudios universitarios. ¿Para qué? – te dicen. "Conozco muchos que han estudiado Magisterio, y hoy están trabajando en la construcción".

Algo está fallando en nuestro sistema. Igual habría que planificar los estudios en función de los mercados o, al menos, el número de estudiantes de determinadas carreras. Igual habría que introducir nuevas y más fuertes motivaciones para la preparación laboral de nuestros jóvenes.

Lo que sí parece ser cierto, es que aquellos que realizan determinados cursos de formación profesional de tipo acelerada, tienen más opciones en el mercado laboral para el cual han sido preparados. Son los famosos cursos para el empleo, o algo así.

Es normal que cuando llegas de adulto a una sociedad diferente por primera vez, tengas que trabajar en aquello para lo que no te han preparado. Así, médicos cubanos que comienzan trabajando en la zafra tomatera cuando llegan a Canarias, y tardan unos cuantos años en lograr su objetivo, es el ejemplo normal de muchos colectivos inmigrantes.

Pero no parece tan normal que, después de estudiar cinco o seis años en la Universidad, termines trabajando en cosas para las cuales o no hacía falta estudiar o bastaba con un curso de seis meses. Eso desmotiva para el estudio. Al menos, es lo que se palpa en el ambiente juvenil.

Estando de acuerdo con todo lo anterior, ello no significa, al menos para mí, que haya que pasar del estudio o que estudiar no tenga sentido. No cabe duda que estudiando, teniendo algún tipo de formación especializada para algo en concreto, se abren siempre más opciones laborales, paradójicamente incluso en aquellos temas que no son de tu propia especialización.

El contar con conocimientos que nos enriquezcan, siempre ayuda a encontrar salidas creativas y más dignas, aunque no respondan a las expectativas que se tienen. Quizá estemos asistiendo a una época en que lo que necesitamos sea generar nuevos espacios y no mantener ni potenciar lo obsoleto, construyendo nuevas posibilidades, aunque ello suponga revisar planes de estudio y de preparación.

De hecho, un pueblo que se ha beneficiado del derecho de la educación y de la enseñanza, está más preparado para dar respuesta a los problemas que pueda tener en cualquier momento y ante cualquier circunstancia, también en la búsqueda y alternativas al empleo.

Asimismo, un pueblo analfabeto y sin cultura, es más proclive a que sea utilizado políticamente por dictaduras de turno o por economías ultraliberales que solamente benefician a unos pocos. Un pueblo con cultura y con conocimientos, es siempre más luchador y con mayor capacidad de protesta social. Por eso, históricamente, hay muchos casos de pueblos a los que a nadie les ha interesado que crezcan cultural y educativamente.

Nada de ello está en contradicción con la necesidad de una mayor racionalización política de los sistemas educativos, de tal manera que entren en sintonía con el mercado laboral y den respuesta al mismo.

Por Armando Quintana

S, 21 abril de 2007

www.archipielagonoticias.com

 

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com