Calendario

<<   Febrero 2007  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28     

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

De los días especiales: 14 de febrero

Por Armando Quintana - 14 de Febrero, 2007, 18:26, Categoría: Opinión

Nunca he entendido bien los llamados "Días internacionales", ni tampoco los "Días especiales". No entiendo mucho el día del padre, ni el de la madre, ni tampoco comprendo el Día de los enamorados. Son días comerciales. La propaganda lo invade todo para captar tu mejor regalo en la mejor tienda para el mejor padre, para la mejor madre, para la mejor novia/o, esposa/o. Aquí en mi tierra este año no he visto tanta publicidad en el Día de los Enamorados. La descubro más en los e-mails que me llegan de América Latina. En el trabajo hoy nadie ha nombrado con cara de festejo que es día de San Valentín.

¿Estaremos evolucionando? ¿Para qué sirven estos días? Si acaso, he pensado que pueden servir para recordarnos que tenemos un padre, una madre a quien querer y honrar todos los días del año. Para indicarnos que hay alguien enamorado/a de nosotros y nosotros a la viceversa, que hemos de cuidar todos los días del año. Un día especial o internacional sólo sirve para eso. Para hacerlo visible todos los días del año

Y siempre me pregunto por qué no hay un Día Internacional del Hombre, o el día del suegro y de la suegra. Se pondrán, sin duda. Hace poco ya aparecieron los días de los abuelos. Menos mal. Siempre nos va tocando un trozo de cada cosa.

Creo que voy a cambiar de opinión. Yo creo que es bueno seguir poniendo días de éstas y más cosas. Porque así todos los días estaremos amando, queriendo, respetando y no daremos vacaciones al amor. Porque así, todos los días, será imposible atender la propaganda comercial que nos incita al regalo, ya que superaría los presupuestos habidos y por haber. Porque así, cada día, habría un empeño por más tolerancia y comprensión, se acabaría el mirar por encima del hombro a los que son diferentes, y las guerras se irían a tomar por saco. Cada día sería una sorpresa y siempre habría un beso que dar, un abrazo que recibir, una lágrima emotiva que derramar. Cada día haríamos también algo de jardineros, regando, porque si no se seca, la planta de la amistad, del cariño y del amor.

Al fin de cuentas, a cada uno se nos ha dado un trozo de vida, un trozo de mundo y de cada uno depende que esa vida y ese mundo sean algo más bonitos. Como muy bien dice, mi amiga Ninfa Duarte: "Si hay un hueco en tu vida..., llénalo de amor".

Armando Quintana

Mi, 14 de febrero de 2007

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com