Calendario

<<   Enero 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

La Invasión de Irak fortaleció la agenda de la OPEP

Por Armando Maronese - 21 de Enero, 2007, 19:13, Categoría: EE.UU. y sus acciones

La invasión estadounidense de Irak fue inspirada de hecho, por el petróleo. Sin embargo, no fue concebida para destruir a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), como lo exigieron los neoconservadores de la administración Bush, sino para formar parte de ella. La ocupación estratégica estadounidense de Irak, ha sido un medio eficaz de adquirir acceso a la (OPEP) mientras las petroleras ganan más que nunca.

Mientras el gobierno interino de Irak acata los volúmenes de producción fijados por la organización, EE.UU. asegura beneficios a las compañías petroleras internacionales (IOCs, en inglés), al mismo cartel de la OPEP y a Rusia.

Con la insurrección prolongada que siguió a la invasión, junto con la corrupción interna y la destrucción de los oleoductos, resultó dañada la línea dura de los planes neoconservadores para un Irak totalmente privatizado. Un consultor de la industria petrolera dijo que lo divierte "la obsesión de los editorialistas neoconservadores empeñados en minar la OPEP".

En diciembre de 2003, el departamento de Estado de USA bosquejó un plan de 323 páginas titulado "Opciones para el Desarrollo Sustentable a Largo Plazo de la Industria Petrolera de Irak". Ese plan, que ordena a los iraquíes mantener un sistema de cuotas de producción de petróleo que fortalezca su relación con la OPEP, describe varias posibles opciones de propiedad estatal, que van desde el modelo saudita Aramco (en que el gobierno monárquico posee la operación completa), al modelo de Azerbaiyán (en que el sistema lo operan casi completamente las IOCs).

La puesta en práctica del plan, fue dirigida por un puñado de consultores de la industria petrolera, quienes promovieron una política amistosa hacia la OPEP pero prefirieron el modelo de Azerbaiján al sistema de "autofinanciamiento" de Saudi Aramco, otorgando la operación y el control petrolero a las compañías extranjeras. El informe de 2003 advirtió a los iraquíes de no cortar los beneficios de las IOCs).

Una vez obtenidos los contratos, las compañías manejan, financian y equipan la extracción del crudo a cambio de un porcentaje de las ventas. Debido a la manera en que los intereses de la OPEP y los de las IOCs se alinean tan de cerca, es ciertamente comprensible por qué ciertos elementos de la administración Bush no presionaron por una ruptura con el cartel petrolero.

Según los autores y promotores del plan, desmantelar a la OPEP sería una catástrofe. La última cosa que desean es la privatización de los yacimientos de petróleo de Irak, pero mantienen el espectro de una competencia que supone maximizar la producción. El bombeo de crudo por encima de la cuota de casi 4 millones de barriles diarios fijada por la OPEP, echaría rápidamente abajo la economía de Irak y los compromisos asumidos por EE.UU. en el mercado global.

Desde la invasión de Irak en 2003, se han disparado las ganancias de las compañías petroleras. En 2004, las mayores compañías estadounidenses anunciaron un registro record de ganancias. En 2005, las ganancias de las cinco petroleras más grandes aumentaron a 113 mil millones de dólares. En febrero de 2006, ConocoPhillips informó haber doblado las ganancias trimestrales del año anterior, que fueron un record para la compañía. La Shell dio a conocer 4.480 millones de ganancias para el cuarto trimestre de 2005. ExxonMobil anunció las mayores ganancias jamás obtenida en un año por la corporación en la historia de EE.UU.

Armando Maronese

Fuente: The Guardian (Londres)

D, 21 de enero de 2007

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com