Calendario

<<   Enero 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

En Los Hornos, volcó la reforma policial de Arslanián

Por Armando Maronese - 14 de Enero, 2007, 18:26, Categoría: Corrupción - Violencia

El sargento acusado de asesinar a un menor de 17 años cuando era trasladado en un patrullero, el 10 de este mes, tras ser arrestado por haber entrado con presuntos fines de robo a una casa de Los Hornos, quedó aún más complicado luego de que una investigación de la Dirección de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense, comprobara que el arma de fuego encontrada en el móvil policial fue "plantada" -colocada en el patrullero luego del crimen-, supuestamente para simular un enfrentamiento con el adolescente.

La justicia ordenó las detenciones del principal acusado del crimen, el sargento Santiago Regalía, que se negó a declarar ante el fiscal del caso, y de los otros cuatro policías detenidos por encubrimiento, quienes pidieron la excarcelación.

Duró menos de 24 horas la coartada policial con la que se había intentado encubrir el asesinato de Darián Barzábal, ocurrido cuando era llevado dentro de un patrullero tras haber sido detenido por un robo.

Un caso similar ocurrió días atrás en Necochea. La víctima fue Eduardo Gastón Díaz, de 22 años. El 1° de enero quedó involucrado en una pelea. "Los vecinos llamaron a la policía y Gastón alcanzó a comunicarse con su cuñado por el celular para que lo ayudara a salir de la gresca. Cuando éste llegaba, algunos agentes comenzaron a golpearlo. Al ver que su cuñado era atacado, Díaz corrió hacia allí, pero fue perseguido por el sargento Alberto Quesada y por una mujer policía. A los pocos metros, recibió un disparo en la nuca y murió", relató Adelina Martorella, abogada de la madre de la víctima.

En el nuevo caso, ayer terminó de desmoronarse cuando la Dirección de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense, confirmó que el revólver calibre 32 hallado en la parte trasera del móvil -cuya propiedad los policías implicados en el hecho intentaban adjudicarle a la víctima-, había sido incautado en octubre último por efectivos de la comisaría 3a. de Los Hornos, la misma en la que revistaban los acusados del crimen.

Según Asuntos Internos, el arma pertenecía a Juan Carlos Gallardo, un hombre que murió el 11 de octubre pasado en un hecho que fue investigado por dos de los cinco policías ahora detenidos. Además, mediante un sistema de localización vehicular por satélite, se comprobó que luego de hacer subir a Darián Barzábal al patrullero, los policías hicieron un extraño rodeo por la zona, a baja velocidad, antes de ir a la comisaría.

A esa información, corroborada por los fiscales Sergio Delucis y María Laura D Gregorio, se sumó ayer el resultado de los peritajes, que revelaron que el arma homicida, una pistola calibre 9 milímetros -de dotación policial-, fue apoyada en la cabeza de Darián Barzábal. Eso derribaría la teoría de un eventual disparo accidental.

Desde Seguridad, se especuló con la posibilidad de que los policías hubieran torturado a Barzábal para que delatara a su cómplice, que había logrado escapar. Un importante funcionario judicial puso en duda esa versión de los hechos y deslizó su sospecha de que detrás de la muerte del joven podría haber "algo más pesado". Sus dudas apuntan al sargento Santiago Regalía -el autor del disparo-, a quien ayer una mujer acusó de haber golpeado ferozmente a su hijo, hace un año.

La señora, identificada sólo como María Victoria, dijo a radio Provincia respecto de Regalía: "Se encargaba de agarrar a los chicos del barrio, por averiguación de antecedentes, por cualquier cosa. Mi hijo era contestador, a mi hijo lo esposó y le desfiguró la cara", aseveró. Dijo que, tras denunciarlo, al sargento lo cambiaron de destino.

¿Formaba Regalía parte de una organización parapolicial vinculada con los robos cometidos por jóvenes? Esa pregunta se repite en los despachos de la justicia provincial, donde ayer varios testigos, policías de la comisaría 3a, e incluso algunos de los implicados, incriminaron a sus camaradas. Se dispuso por eso una protección especial para los policías que aporten datos sobre el encubrimiento del crimen.

Según la investigación realizada por Asuntos Internos del ministerio de Seguridad bonaerense, el día del secuestro del arma calibre .32 prestaban servicios en la seccional de Los Hornos el capitán Carlos Morales y el teniente primero Iván Martínez.

El capitán Morales era hasta hace unos días el segundo jefe de la comisaría de Los Hornos, y estaba a cargo de la seccional ubicada en las calles 137 entre 61 y 62, la madrugada en la que se produjo el crimen de Darian Barzábal. En tanto que el teniente Martínez, numerario de la misma comisaría, también se encontraba de guardia el día del homicidio.

Como se sabe, ambos están detenidos por el delito de "encubrimiento agravado" del crimen de Darian Barzábal, y fueron declarados prescindibles de la fuerza por resolución del ministro de Seguridad, León Arslanián.

Esta evidencia refuerza la hipótesis judicial de que el arma fue "plantada" en el patrullero por los efectivos con el objeto de intentar demostrar que el menor trató de resistirse al arresto con un revólver y por eso fue ejecutado.

El recorrido del móvil, que se movía en forma de "8", es cercano a la casa del policía Luis Dorato, adonde el joven asesinado había ido a robar, junto a un cómplice, y comprende las calles 68 bis y 168 bis, y las calles 162, 65 y 66, de Los Hornos.

Eso pudo determinarse mediante un sistema de rastreo satelital denominado AVL, cuyos resultados fueron incorporados a la investigación, en el marco de los expedientes iniciados contra los policías, tras haber sido declarados prescindibles del servicio.

El hecho de presunto "gatillo fácil" ocurrió en la madrugada del 10 de enero. Vecinos advirtieron que dos jóvenes habían ingresado con fines de robo a una vivienda ubicada en 68 bis y 160, propiedad de un policía, el subteniente Luis Manuel Dorato, numerario de la comisaría cuarta de nuestra ciudad.

El policía fue advertido de la situación por sus vecinos y corrió a los sospechosos. Dorato alcanzó a pocas cuadras a uno de ellos. El otro logró escapar. El efectivo demoró al menor, lo esposó y lo entregó a los dos sargentos que llegaron al lugar a raíz de una alerta radial.

El joven detenido, llamado Darián Barzábal, fue trasladado en el asiento trasero del patrullero junto al sargento Santiago Regalía. El móvil era conducido por otro sargento, Christian Gutiérrez.

Familiares y amigos de la víctima, se concentraron frente a la comisaría de Los Hornos para pedir el esclarecimiento del caso. También se sumaron a la movilización militantes de distintas agrupaciones que provocaron serios incidentes luego de la desconcentración, que terminó con algunos policías heridos y cuatro detenidos, entre ellos un menor.

María Alicia, madre del joven de 17 años baleado en un patrullero, aseguró que a su hijo los policías de la comisaría tercera de Los Hornos "lo tuvieron media hora paseándolo muerto arriba del patrullero".

En ese sentido, calificó como "un cuento" la versión que dio la policía bonaerense sobre el episodio, que ocurrió el pasado miércoles a la madrugada, cuando según los dichos policiales, el joven fue detenido luego de formar parte de un robo, a pesar de los dichos de los vecinos.

"Los policías hicieron una maqueta armada. Todo es un cuento, que a mi hijo lo agarraron adentro de una casa, que el policía lo corrió y lo detuvo, después pasó todo lo que se conoce", indicó en declaraciones radiales.

La versión de la familia, en tanto, es la siguiente: "Darián estaba en la casa de mi hija, y salió con un par de amigos para nuestra vivienda, en ese trayecto lo siguió un auto, desde adentro empezaron a disparar y los amigos se fueron corriendo". "El se asustó y se quedó. Lo esposaron, y lo subieron al patrullero, pero no lo llevaron a la comisaría, lo llevaron para otro lado, ahí lo mataron", agregó la mujer.

"La bronca (la gente se levantó masivamente en Los Hornos), es porque como Darián podría haber sido cualquier otro chico", dijo, y resaltó que el sargento Santiago Regalía, principal imputado en el crimen, "tiene antecedentes de maltrato a los jóvenes".

Por último, María Alicia manifestó que la noticia de la muerte de su hijo se la comunicó el comisionado Héctor Martínez, jefe de la departamental La Plata, y quien está a cargo de la intervención de la comisaría tercera de Los Hornos.

"Martínez me dijo que va a ir hasta las últimas consecuencias, que esta muerte no iba a ser una más, me dio su palabra de honor de que si no resolvía este caso con la verdad se retiraba", indicó. "Quiero que mi hijo descanse en paz", sentenció la mujer.

Regalía, acusado de homicidio agravado por alevosía y por haberse cometido en cumplimento del deber, se negó a declarar. Los otros cuatro efectivos presos solicitaron ser excarcelados. Son el sargento Christian Gutiérrez, que conducía el patrullero; el capitán Carlos Morales, segundo jefe de la comisaría 3a; el teniente 1º Iván Martínez, jefe de la guardia, y el teniente Lucas Oyarzábal. Todos fueron separados de la fuerza. Morales y Martínez estuvieron a cargo del operativo en el que se secuestró el arma plantada en el patrullero.

También fueron desafectados del servicio la oficial Mariana González, encargada del libro de guardia la noche del crimen, por no haber asentado el ingreso del nuevo detenido, y Luis Doratto el policía en cuya casa, Darian Barzábal habría ingresado para robar.

Armando Maronese, 14.01.07

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com