Calendario

<<   Enero 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Bush intenta explicar lo inexplicable sobre Irak, mientras le pide a Europa sanciones contra Irán

Por Armando Maronese - 14 de Enero, 2007, 1:50, Categoría: EE.UU. y sus acciones

El presidente de USA, George W. Bush, reconoció el sábado que algunas de las decisiones de su gobierno durante la guerra en Irak, habrían contribuido a la inestabilidad en ese país, pero que aun creía que estuvo en lo correcto al derrocar a Saddam Hussein. En tanto sus funcionarios piden a Europa sanciones contra Irán, mientras Irak es un descontrol total.

Al insistir en que era crucial para los intereses de USA el controlar la violencia sectaria de Irak, George W. Bush dijo en una entrevista con la cadena de televisión CBS, que la contienda en ese país era una fuerza desestabilizadora en el Medio Oriente que "podría conducir a ataques en los Estados Unidos."

Sobre si las acciones de su administración habían creado una mayor inestabilidad en Irak, Bush dijo: "Bueno, no hay duda, las decisiones pusieron las cosas inestables." Pero agregó: "Mi decisión de remover a Saddam Hussein fue la decisión correcta, a mi juicio."

Buscando mejorar su desplomada imagen, Bush dio la entrevista al programa de noticias "60 Minutes", que conduce Scott Pelley, de la cadena CBS, la cual se transmitirá el domingo, y lo hizo tras anunciar un plan para enviar a 21.500 soldados más a las áreas más violentas en Irak.

En el discurso anunciando su nueva estrategia en Irak, Bush reconoció los errores y afirmó que debió haber incrementado los niveles de las tropas con anterioridad. "Creo que la historia va a mirar atrás y ver muchas maneras en que hubiéramos podido hacer mejor las cosas. No hay duda sobre ello," dijo Bush a "60 Minutes".

Bush lanzó la invasión de Irak en marzo del 2003, cuando prometió deshacerse de las armas de destrucción masiva en ese país, pero nunca fueron encontradas, pero de eso no habla.

El gobernante agregó en la entrevista de CBS que si Saddam Hussein hubiera permanecido en el poder, el líder iraquí hubiera competido con Irán para adquirir un arma nuclear.

CBS informó, que Bush había dicho que vio por Internet partes del video del ahorcamiento de Saddam Hussein, pero no completo porque no quería verlo caer desde la escotilla.

El gobierno del primer ministro de Irak, Nuri al-Maliki, ha sido fuertemente criticado por la manera que fue manejada la ejecución del 30 de diciembre, la cual muchos dijeron fue hecha de manera muy apurada e inapropiada, en el primer día de un feriado religioso. Muchos creen que Nuri al-Maliki sufrirá en breve un atentado por ello.

Las bromas a Saddam Hussein de parte de funcionarios chiítas mientras estaba en la horca, enojó a muchos árabes sunitas en Irak. La ejecución fue grabada ilícitamente y subida a Internet. "Pensé que fue decepcionante," dijo Bush del video. "Es importante que el capítulo de la historia iraquí se cierre. Ellos podrían haberlo manejado mucho mejor." En tanto, USA reforzó su presión contra Irán.

Y ahora, los sabios de USA siguiendo el modelo de su jefe Bush, dan consejos a otras potencias. Uno dijo: Europa, Rusia y China deberían seguir los consejos de USA y tomar otras medidas además de las sanciones de la ONU, para presionar a que Irán abandone su programa nuclear, incluyendo el freno a la venta de armas y los créditos comerciales, dijo un funcionario estadounidense de alto rango a varias agencias noticiosas.

Las sanciones adoptadas el mes pasado por el Consejo de Seguridad de la ONU, aunque debilitadas por la presión de Rusia y China, tienen valor por que convierten a Irán en uno de los 11 países en el mundo sujeto a sanciones obligatorias, dijo el subsecretario de Estado, Nicholas Burns.

Sin embargo, "instamos a otros países -naciones europeas, la UE (Unión Europea), Japón-, a que consideren sanciones más duras que las de la resolución del Consejo de Seguridad," agregó. "Hay miles de millones de euros en créditos de exportación que los gobiernos europeos disponen para fomentar el comercio con Irán" que podrían ser recortados, dijo Burns. Además, "hay ventas de armas desde Rusia y China a Irán que no consideramos correctas debido a que Irán es un país que está sometido al artículo 7" (de la Carta de las Naciones Unidas respecto a sanciones obligatorias.

Los comentarios de Burns, resaltan el esfuerzo de USA por aislar a Irán debido a la preocupación generada por su ambición nuclear, su creciente interferencia en Irak y su apoyo de grupos extremistas como Hezbollah.

"Irán necesita respetarnos y entender que repeleremos al enemigo como nos han visto hacerlo," dijo Burns, refiriéndose a las incursiones de esta semana que fuerzas estadounidenses llevaron a cabo en Irak contra supuestos operativos iraníes en ese país.

Aunque más débiles de lo que Washington deseaba, las sanciones de la ONU podrían aumentar su campaña anti iraní.

La administración del presidente George W. Bush comenzó a probar este escenario el martes, cuando acusó al más antiguo banco de Irán -el estatal Sepah-, de transferir pagos por misiles iraníes a Corea del Norte y le prohibió llevar a cabo negocios en dólares.

La secretaria de Estado estadounidense, Condoleezza Rice, discutirá la situación iraní durante su viaje a Oriente Medio que empezó el viernes.

El vicepresidente de Irak, Tariq al-Hashemi, dijo que la mayoría de los miles de iraquíes muertos el año pasado, eran compañeros árabes sunitas, víctimas de "limpieza" étnica por milicias que desean alejarlos de Bagdad.

Consultado en una entrevista sobre las cifras que indican que cerca de 23.000 civiles y policías podrían haber muerto en episodios de violencia el año pasado, Hashemi dijo que no podría confirmar las cifras: "Pero no me sorprenden. Y podría decir fácilmente que la mayoría de ellos son sunitas," dijo Hashemi.

El bombardeo a un templo chiíta en Samarra en febrero pasado, responsabilizando a Al Qaeda, levantó una ola de violencia sectaria que Hashemi dijo golpeó a los árabes sunitas de manera desproporcionada.

"Desde el 22 de febrero hay una continua limpieza en Bagdad, que existe hasta hoy para sacar a todos los sunitas," dijo Hashemi, quien perdió 2 hermanos y 1 hermana en ataques armados el año pasado.

Ataques sectarios, bombazos y morteros, están matando a cientos de personas cada semana en Bagdad, el epicentro de la violencia en Irak. Decenas de miles de chiítas y sunitas han huido de sus hogares en medio de amenazas y violencia de ambas partes.

Funcionarios del gobierno han dejado de dar cifras oficiales sobre las muertes violentas, y son generalmente cuidadosos al referirse al sensible tema de quien está matando a quién.

Sin embargo, a comienzos de esta semana, el líder chiíta Abdul-Aziz al-Hakim, dijo que los chiítas sufrían de "genocidio sectario."

El presidente de USA, George W. Bush, se reunió con Hashemi y con Hakim, el líder del poderoso Consejo Supremo para la Revolución Islámica en Irak, a fines del año pasado en Washington, en medio de esfuerzos para animar a los moderados en Irak.

El primer ministro Nuri al-Maliki, un chiíta islámico que lidera un gobierno de unidad que también incluye a los kurdos étnicos y árabes sunitas, anunció un nuevo plan de seguridad para Bagdad, que promete abordar a todos los grupos armados ilegales, sin importar su secta.

Washington ha identificado al Mehdi, una milicia leal al clérigo chiíta radical Moqtada al-Sadr, como la amenaza más grande a la seguridad en Irak. Sin embargo, Maliki depende del movimiento político de Sadr para su apoyo crucial en el parlamento.

"Ese es el problema," dijo Hashemi, quien es visto como un moderado entre la minoría sunita árabe dominante bajo el gobierno de Saddam Hussein. "Porque los Sadristas son socios en el gobierno, socios en el parlamento, e incluso socios en el Consejo de Seguridad," agregó.

"Ellos también tienen esta milicia y no ocultan que esta milicia les pertenece a ellos. Esto es parte de la organización Sadrista. Este único fenómeno podría ser la piedra de tope que dificultó que Maliki tomara duras decisiones, y abordara a las milicias, así como enfrentara a los terroristas."

"Ahora llega el momento de segregar estas cosas," dijo Hashemi. "Quien quiera que esté en el proceso político, debería estar comprometido a prácticas pacíficas, de lo contrario debería ser tratado como cualquier otra pandilla ilegal," sostuvo.

Hashemi, quien reclama desde hace mucho contra el retiro de USA, saludó el anuncio de Bush de 21.500 soldados estadounidenses extras, diciendo que había un "aguda escasez" de hombres. Hashemi dijo que ellos deberían quedarse tanto como sea necesario para "purgar" las fuerzas de seguridad de milicias.

"Si necesitamos 6 meses las fuerzas de la coalición, deberían quedarse 6 meses. Si necesitamos 1 año, deberían quedarse 1 año," dijo. "Desafortunadamente, por algún tiempo vamos a apoyarnos fundamentalmente en fuerzas de la coalición hasta que tengamos fuerzas armadas patrióticas y profesionales", concluyó.

Armando Maronese

Fuente: CBSTV

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com