Calendario

<<   Enero 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Cómo inventar enemigos para ganar confianza entre la gente

Por Armando Maronese - 8 de Enero, 2007, 21:02, Categoría: Peronismo: régimen, caída e historia

Los hechos sangrientos de los años setenta más la justicia del presente, le abren al Gobierno de Néstor Kirchner la posibilidad de resucitar a la Triple A e inventar enemigos en momentos que empieza a caer la confianza de la gente en el Gobierno, sobre todo luego del duro revés de la justicia española que no se hizo cargo de los presuntos delitos del ex capitán de la Armada Ricardo Caballo.

La figura siniestra de José López Rega y la Triple A, creada durante el gobierno de Perón y desarrollada en el gobierno democrático de Isabel Martínez de Perón, quedarán asociadas para siempre a una de las épocas más sangrientas de la historia argentina. La Triple A sembró de cadáveres las calles argentinas desde el momento en que el Estado montó, financió y ejecutó un plan de exterminio de todos los opositores al gobierno, controlado totalmente por la derecha peronista tras el fallecimiento de Juan Domingo Perón el 1º de julio de 1974.

A la Triple A, nacida durante el tercer gobierno de Juan Domingo Perón, se le atribuyen unos 1.500 asesinatos, entre los que se cuentan los de Carlos Mugica, el diputado Rodolfo Ortega Peña, Alfredo Curutchet, Julio Troxler, Luis Angel Mendiburu, Silvio Frondizi (hermano del ex presidente Arturo Frondizi), el fotógrafo Carlos Laham y el periodista Pedro Barraza.

Según distintos testimonios, en el ministerio a cargo de López Rega se desempeñaban también ex agentes de la OAS (Fuerza Paramilitar Argelina), que entrenaron a sus custodios en combate urbano y técnicas de tortura a detenidos, que habían aplicado en Argelia.

Aunque resulte paradójico, López Rega era ministro de "Bienestar Social". Pero para el "Brujo", su apodo más popular debido a sus prácticas esotéricas, el "bienestar" sólo era válido para sus aliados políticos o para quienes pensaban como él. Para los opositores, los tormentos y la muerte. Para ello creó bandas armadas que gozaban de total impunidad y zonas liberadas a lo largo y ancho del país, para cometer todo tipo de torturas y asesinatos. Esos delitos serán imprescriptibles porque así lo dispuso el juez federal Norberto Oyarbide, quien calificó los crímenes cometidos por ese grupo paraestatal como de lesa humanidad. El magistrado también ordenó la captura internacional de Rodolfo Eduardo Almirón, uno de sus ex jefes operativos que reside en España.

Los hechos sangrientos de los setenta más la justicia del presente, le abren al Gobierno de Néstor Kirchner la posibilidad de resucitar la triple A e inventar enemigos en momentos que empieza a caer la confianza de la gente.

Oyarbide está investigando el accionar de la Triple A (Alianza Anticomunista Argentina), cuya creación en cierta manera fue tolerada por el aborrecido general Perón (según la óptica de los montoneros), luego que los echó de la plaza. Pero cabe la aclaración: a diferencia de los militares, la Triple A estaba conformada por peronistas de derecha y duros, y en muchos casos civiles... Orgas, como se las llamaba. Y digo a diferencia de los militares y policías, ya que estos no están atados a la estructura militar, ni a los cánones de los militares ni a su disciplina.

Las recientes desapariciones -López y Gerez-, en cierta manera beneficia a Kirchner para "establecer" el estado de sitio y perseguir a todos los "opositores" antes de las elecciones. Se trata de una desaparición política que beneficia al Gobierno.
El tema, es que "esto se termina" cuando caiga un pez grande. Pero aquí es válido advertir que estas políticas llevadas adelante por el Gobierno traerán enfrentamientos, desapariciones y hasta asesinatos selectivos.

Detienen en España a Almirón, ex jefe de la Triple A - El juez federal Norberto Oyarbide había solicitado la captura internacional con fines de extradición del hombre acusado de los asesinatos del cura Carlos Mugica y del diputado Rodolfo Ortega Peña, entre otros en la década del '70.

La Policía española detuvo en la localidad de Torrent, en Valencia, a Rodolfo Eduardo Almirón, sindicado como un ex jefe de la organización paramilitar Triple A. Oyarbide le imputa a Almirón los delitos de "asociación ilícita y doble homicidio", y pidió su detención luego de declarar de lesa humanidad los crímenes cometidos por la Alianza Anticomunista Argentina.

Según las investigaciones realizadas por los organismos de derechos humanos y los amigos y familiares de distintas víctimas de la Triple A, Almirón integraba un grupo operativo junto al ex comisario Juan Ramón Morales y el suboficial Miguel Angel Rovira. Los tres formaban parte de la custodia de la ex presidenta Isabel Martínez de Perón y eran guardaespaldas del ministro de Bienestar Social, José López Rega, a quien se atribuye la coordinación de la fuerza paraestatal que cometió crímenes que nunca se esclarecieron.

Antes de pedir la detención, Oyarbide confirmó que toda la actividad de la organización paramilitar Triple A, fue montada desde el aparato del Estado para obtener apoyo económico y garantía de impunidad.

Armando Maronese

Fuente: Ansa

Permalink :: 1 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com