Calendario

<<   Diciembre 2006  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Gravedad institucional con la candidatura de Daniel Scioli

Por Armando Maronese - 29 de Diciembre, 2006, 1:28, Categoría: Corrupción - Violencia

Daniel Scioli, hombre de la ciudad de Buenos Aires, pretende quedarse con la gobernación de la provincia de Buenos Aires. La situación es muy grave desde lo institucional, pero ya se sabe que el presidente Néstor Kirchner no repara en lo jurídico a la hora de tomar decisiones. De todos modos, ¿cómo es esta historia en la que un precandidato a gobernador tiene una mujer que le debe dinero al banco que dependerá de él si gana las elecciones?

Hace mucho tiempo que Felipe Solá perdió la cordura y algo más. Él era un triste funcionario de Antonio Cafiero, hasta que Carlos Menem ganó la presidencia del año  1989 y Teresa, hoy ex mujer de Felipe Solá y  funcionaria de Aeropuertos Argentina 2000, se subió a un muro, imitando a Zaqueo, el publicano enano que se subió a un árbol para invitar a Jesús a comer a su casa, para que Menem los invitara a pasar y así Felipe Solá fue Secretario de Agricultura, Ganadería y Alimentación.

Felipe Solá, hombre de pocas convicciones, fue menemista pero, poco después, cuando el Ejecutivo pareció desmembrarse entre Menem y Domingo Cavallo, Solá tomó partido por el ministro de Economía. De todos modos, Menem lo mantuvo hasta que Solá decidió ser diputado nacional por la Provincia de Buenos Aires y se marchó de la Secretaría. Pero en la Cámara de Diputados un rival bonaerense de la industria frigorífica, de apellido Samid, le propinó una trompada durante una reunión de bloque. Entonces Solá decidió regresar a la Secretaría y Menem se lo permitió.

Con el tiempo, Solá se despidió de Menem en un discurso muy recordado ante la Exposición Anual de la Sociedad Rural Argentina, en el predio palermitano.

Entonces, Solá se hizo duhaldista y Eduardo Duhalde, un líder bastante magro porque no logró promover a ninguno de sus colaboradores, decidió importar una fórmula para disputar la Gobernación en 1999. Un candidato a gobernador que venía del partido peronista porteño, como Carlos Ruckauf, y un compañero de fórmula enfrentado a todo el duhaldismo, Felipe Solá, quien luego se enfrentó a Ruckauf y por eso el secretario general de la Gobernación, Esteban Caselli, lo dejaba afuera de las reuniones importantes.

Ruckauf apostó a desestabilizar a Fernando De la Rúa, pero algo le salió mal porque él no fue Presidente sino canciller, y Felipe Solá se quedó con la provincia de Buenos Aires. Su hoy ex mujer fue de las primeras colaboradores de Adolfo Rodríguez Saá durante aquella triste semana de diciembre de 2001.

Durante esa semana también se sumó al Ejecutivo, Daniel Scioli, otro ex menemista que buscaba un nuevo horizonte político.

Sin embargo, Daniel Scioli y Felipe Solá mantenían diferencias. Scioli era más de derecha y Solá pretendía ser más de izquierda; Scioli era un peronista porteño nuevo, y Solá un peronista bonaerense de más trayectoria.

Ahora, Néstor Kirchner ha decidido imitar a Duhalde y buscó un porteño para candidato a gobernador: Daniel Scioli, quien hasta hace algunas semanas era precandidato a Jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires.

Pero a diferencia de Ruckauf, quien al menos tenía una vivienda en un country club en la zona de Ezeiza, donde concurría durante los fines de semana, Daniel Scioli jamás ha dejado la ciudad de Buenos Aires. Daniel Scioli desconocía hasta hace algunas horas dónde quedaba la localidad de Pila, y todavía duda acerca de cómo llegar a Fuerte Apache.

Ruckauf, al menos, había nacido en la Provincia de Buenos Aires pero Scioli es porteño. Es inmoral que Daniel Scioli sea candidato a gobernador bonaerense como también, es una nueva afrenta a los bonaerenses, a quienes Néstor Kirchner ya les endilgó una senadora nacional que, si bien nació en Buenos Aires, siempre vivió en Santa Cruz y desconoce los problemas de cualquier distrito.

Lo más grave de Daniel Scioli es que su mujer, Karina Rabollini, es deudora del Banco de la Provincia de Buenos Aires y según versiones de cuando comenzó la rivalidad entre Kirchner y Scioli, en el año 2003, debido a un viaje del vicepresidente a Estados Unidos, es deudora incobrable de dicho Banco.

Luego, aparentemente, esa obligación pasó a un fideicomiso con que se castigó a los contribuyentes bonaerenses, que deben pagar de sus propios bolsillos las deudas de muchos empresarios con el Bapro.

Es totalmente lógico que la Unión Cívica Radical (UCR) impugne ante la Justicia la posible candidatura a gobernador bonaerense del vicepresidente Daniel Scioli. Con esa candidatura, Daniel Scioli y por ende Néstor Kirchner desconocen y hacen caso omiso a lo que establece la Constitución y la legislación bonaerense.

Por suerte, el presidente del Comité Nacional de la Unión Cívica Radical, Gerardo Morales y el titular del radicalismo bonaerense, Carlos Gorosito, no le han puesto precio a sus almas como sí Gustavo Posse, intendente de San Isidro, un hombre sin tradición política, que heredó el distrito por la muerte de su hermano, a quien el padre de ambos, Melchor, había elegido para la política.

Armando Maronese

Fuente: Ansa

Permalink :: 2 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com