Calendario

<<   Noviembre 2006  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30    

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

USA: La derrota del voto antiinmigrante

Por Andrés Oppenheimer - 10 de Noviembre, 2006, 22:20, Categoría: Opinión

Los votantes hispanos le dijeron "adiós al Partido Republicano" del presidente George W. Bush en las elecciones legislativas del martes, votando mucho más masivamente de lo esperado por candidatos demócratas, en una muestra de repudio al intento del partido oficial de culpar a los inmigrantes por muchos de los problemas de este país. Contrariamente a las predicciones de muchos expertos, que los hispanos no asistirían a votar masivamente, los resultados dijeron otra cosa.

MIAMI, USA (Río Negro).- Lo que es más, el 73% de los hispanos eligió a candidatos demócratas y sólo un 26% se inclinó por los republicanos el martes, según la encuesta de salida de CNN. En la elección presidencial del 2004, un 55% de los hispanos había votado por los demócratas y un 42% por los republicanos.

Numerosos expertos pronosticaron que los hispanos no asistirían a votar masivamente, en parte, porque muchas de las elecciones más reñidas tuvieron lugar en estados sin una gran presencia hispana. También decían que tomaría hasta las elecciones del 2008, para que la mayoría de los participantes en las protestas de los inmigrantes hispanos de principios de este año, se tradujera en la naturalización y enrolamiento de un gran número de ellos nacidos en el extranjero.

Pero la histeria antiinmigratoria encabezada por la derecha republicana en la Cámara de Representantes irritó a muchos hispanos nacidos en Estados Unidos que, normalmente, no están muy preocupados por ese tema.

El patrocinio republicano a la ley para construir un muro de 700 millas (1050-1100 kilómetros) a lo largo de la frontera con Méjico, y los esfuerzos de los representantes republicanos de aprobar una iniciativa que hubiese convertido a millones de trabajadores indocumentados en delincuentes, generaron un clima que muchos hispanos nacidos en Estados Unidos vieron como un racismo disfrazado.

Los cruzados contra la inmigración del Partido Republicano dicen que ellos sólo están en contra de la "inmigración ilegal" y que no tienen nada en contra de los inmigrantes legales hispanos.

Pero cuando acusaron a los migrantes latinos que cruzan la frontera de estar vaciando las arcas de la seguridad social, de saturar las escuelas y hospitales, ser terroristas potenciales y traer enfermedades infecciosas hacia los Estados Unidos (no estoy inventando esto) millones de ciudadanos estadounidenses de herencia hispana se sintieron insultados. Fue como si todos ellos de repente representaran una amenaza potencial a la seguridad nacional de Estados Unidos.

Las encuestas de salida muestran que cuando se les preguntó a los votantes estadounidenses qué temas eran extremadamente importantes para ellos, un 42% de todos dijo que la corrupción y la ética, un 40% el terrorismo, un 39% mencionó la economía, un 37% Irak, un 36% los valores y un 29% mencionó la inmigración ilegal.

Y muchos candidatos que centraron sus campañas en exigir una línea dura hacia los migrantes fueron derrotados. Según el sitio de Internet "Inmigration 2006.org.", de un total de 15 contiendas en que la inmigración fue un tema central, los moderados ganaron 12 y los "duros" 2.

Randy Graf, un republicano que esperaba ganar un asiento en la Cámara de Representantes en Arizona armando manifestaciones en contra de la inmigración ilegal, fue uno de los primeros derrotados de la noche.

Mi opinión: ¡fenomenal! Si el esfuerzo republicano de colocar a la inmigración en el centro de la agenda política tenía como objetivo distraer la atención pública de la guerra de Irak, o movilizar a los republicanos a salir a votar el martes, la estrategia no funcionó.

Ahora, con suerte, los candidatos a la elección presidencial del 2008 buscarán soluciones mucho más serias para detener el flujo de migrantes. En lugar de respaldar un inútil muro de 700 millas, que sólo empujará a los inmigrantes a entrar a los Estados Unidos por cualquier otro lugar a lo largo de las 2.000 millas de la frontera, deberían buscar caminos para reducir la brecha de ingresos entre los Estados Unidos, Méjico y el resto de América Latina.

Mientras el ingreso per cápita de Estados Unidos de u$s 42.000 al año, esté tan por encima de los u$s 10.000 al año en Méjico o de los u$s 2.900 al año de Nicaragua, no habrá muros suficientemente altos o anchos para detener el flujo de migrantes.

Como lo demuestra el ejemplo europeo, el único camino para reducir la inmigración es una mayor integración económica, incluyendo ofertas de ayuda económica condicionada a políticas económicas responsables. Ojalá, ambos partidos estadounidenses aprendan esta lección de las elecciones legislativas del martes.

Por Andrés Oppenheimer

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com