Calendario

<<   Septiembre 2006  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Será público el estado técnico de los aviones

Por Adrián Ventura - 29 de Septiembre, 2006, 18:16, Categoría: Legales - Justicia

Podrán consultarse los informes de la Fuerza Aérea. La Dirección Nacional de Aeronavegabilidad, que depende de la Fuerza Aérea, deberá informar a los usuarios y asociaciones de consumidores sobre el estado técnico de los aviones de las empresas de aeronavegación comercial. Así lo decidió la Corte Suprema en un fallo que lleva las firmas de los ministros Enrique Petracchi, Juan Carlos Maqueda, Elena Highton, Ricardo Lorenzetti, Raúl Zaffaroni y Carmen Argibay, que deja en pie una sentencia de la justicia en lo contencioso administrativo.

El fallo, que algunas empresas calificaron de "positivo", es una consecuencia inmediata de la notoriedad que adquirió el problema de la seguridad aérea luego de que el ex piloto Enrique Piñeyro estrenó su film Fuerza Aérea S.A. En rigor, la historia comenzó hace siete años, cuando el abogado Ricardo Monner Sans presentó un amparo, siete días después de que, el 31 de agosto de 1999, un avión de LAPA que despegaba del aeroparque metropolitano no lograra levantar vuelo y fallecieran 64 personas.

Ahora, en un plazo de 20 días, la Fuerza Aérea deberá informar a la justicia en lo contencioso administrativo federal el lugar y los horarios donde los usuarios y las asociaciones que los agrupan podrán concurrir para consultar dichos informes.

Jorge Molina, gerente del Área de Comunicaciones de Aerolíneas Argentinas, dijo: "Nos parece bárbaro. Es una medida positiva para una empresa que tiene la flota operativa, en excelentes condiciones de volar. Es bueno que los usuarios lo sepan y puedan verificar el estado de la flota".

Un caso con historia - En rigor, el problema no comenzó con la última película de Piñeyro, Fuerza Aérea SA, sino mucho antes. El 10 de octubre de 1997, el abogado Ricardo Monner Sans debía regresar a Buenos Aires desde Posadas tras dictar una conferencia. "Como me invitaron a pasar la noche, cambié el pasaje de regreso para la mañana siguiente. Y esa mañana prendí el televisor en el hotel y vi la noticia del accidente de Austral en Fray Bentos. Luego, en 1999, un avión de LAPA no logró levantar vuelo. Entonces, presenté un amparo", relató.

En 2001, el juez en lo contencioso administrativo federal N° 1, Ernesto Luis Marinelli, accedió y otorgó un plazo de 20 días para que la Dirección Nacional de Aeronavegabilidad de la Fuerza Aérea, informara "el lugar y el horario donde los usuarios iban a poder consultar las conclusiones de ese organismo sobre el control del estado de los aviones". En 2002, la Sala V de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo confirmó la decisión del juez. En 2003, el problema de la seguridad de la aeronavegación fue advertido por el Gobierno: entonces, se tomó la decisión política de poner el Comando de Regiones Aéreas en manos civiles. Hace unos meses, los mandos de la aeronáutica militar también presentaron un proyecto en ese sentido.

Pero esa decisión política oficial nunca se efectivizó y, ahora, el presidente Néstor Kirchner planea llevar a la práctica ese plan en los próximos días. Sin embargo, mientras las autoridades del Estado analizaban esa alternativa, otra parte del Estado, la Fuerza Aérea, apeló los fallos judiciales adversos, para mantener esa información en secreto.

"La Corte tuvo el caso desde junio de 2002 y no se expedía. Por eso, en un escrito les aconsejé a los ministros que si no estaban al tanto de la importancia del tema vieran la película de Piñeyro."

Monner Sans, en efecto, presentó el escrito hace dos semanas y recordó en él que había pedido pronto despacho en cinco oportunidades anteriores. La Corte Suprema, advirtiendo la gravedad del tema, reaccionó rápidamente y dictó un fallo en el que, sin expresar fundamento alguno, deja en pie las sentencias de la Cámara de Apelaciones y del juez Marinelli.

Contrapunto - El asunto, por cierto, no es sencillo y el planteo presentado por el abogado, muy útil para la población, tiene desde el punto técnico sus bemoles. Por lo menos, así lo entendió la Procuración General de la Nación. En efecto, ese organismo, con un argumento técnico, se negaba a reconocerle legitimación a Monner Sans para presentar el amparo: el abogado había actuado a título individual, invocando la calidad de ciudadano y de usuario del servicio (dijo que había volado y que volvería a hacerlo).

Para la Procuración General esa calidad es muy genérica y no alcanza para impulsar una demanda. Monner Sans sólo invocó la calidad de ciudadano y de usuario. .Además, sostuvo el organismo, la Justicia no puede inmiscuirse en las tareas de control que corresponden al Poder Ejecutivo y, menos aún, darles derecho a las asociaciones de usuarios y consumidores a consultar los informes cuando éstas no presentaron demanda alguna. Pero la Corte rechazó los planteos de la Procuración General y dejó en pie el fallo de la Cámara.

Sin duda, el conflicto comenzó mucho antes del film de Piñeyro, pero esta última película, la segunda del ex piloto, tuvo una influencia decisiva en el desenlace.

Por Adrián Ventura

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com