Calendario

<<   Septiembre 2006  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Julio López complica a Solá: Cambio de planes en la aventura reeleccionista

Por Armando Maronese - 27 de Septiembre, 2006, 14:22, Categoría: Política - Políticos

Naturalmente, la ausencia del albañil Jorge Julio López cambió el eje de gestión de Felipe Solá, y hasta planchó, tal vez transitoriamente, la aventura reeleccionista de los felipistas ortodoxos ante tamaña incertidumbre institucional y política en la provincia.

Sin abandonar la impaciencia, se investigan todas las hipótesis posibles, mientras no se deja de especular con todo tipo de teorías conspirativas. Es que tanto la inseguridad cotidiana como los resonantes casos de secuestros extorsivos fueron y son la asignatura pendiente del Estado, más allá del intento por disimularlo ante el acercamiento de un año electoral.

No pocos en la Gobernación, sospechan que los coroneles del kirchnerismo puro harán lo indispensable para desvincular a Kirchner y, a la vez, hacerle pagar a Felipe Solá el costo político del caso. Esa teoría se potenció ayer, cuando se supo que Hebe de Bonafini había dicho que el gobernador y los responsables de las fuerzas de seguridad debían renunciar por "inoperantes".

En rigor, difícilmente, dada la preocupación existente, el gobierno nacional tampoco podrá salir políticamente ileso, pese a su enorme virtud por eludir responsabilidades en los temas más espinosos. Sobre esos argumentos de "responsabilidad compartida" giran los funcionarios de la administración Solá, pese a que, una vez más, la estructura gubernamental quedó corriendo detrás de los hechos.

Primero, la Gobernación reaccionó dos días después de la desaparición del albañil de 77 años. La primera falla tal vez fue la falta de protección para testigos en causas federales, como ocurrió durante el juicio celebrado en La Plata. Pareció que el asunto no fue tomado en serio durante 48 horas, casi hasta el llamado telefónico que, desde Nueva York, la senadora Cristina Fernández le hizo al ministro de Seguridad, León Arslanian. Sólo allí tanto el gobierno nacional como el provincial, parecieron reaccionar tras la desaparición de López. A esa altura, Solá acordó con el ministro del Interior, Aníbal Fernández, la urgente necesidad de firmar un decreto en el que se establece que la provincia de Buenos Aires, implementará el Programa de Vigilancia y Atención de Testigos en Grado de Exposición. También subió a 200 mil pesos la recompensa para quien pudiera aportar una pista fehaciente sobre el paradero de López.

Después, Solá tampoco descartó la teoría de que haya uniformados de las fuerzas de seguridad, retirados o en actividad, involucrados en el episodio. "Si analizamos la terrible posibilidad de que hubiera sido secuestrado, cosa que no es segura, pero a medida que pasan los días eso se instala con más fuerza, es obvio que debemos pensar a quién le conviene que esto sea así. Y tenemos que retrotraernos a más de 30 años, a gente que fue juzgada o espera ser juzgada", deslizó.

Inclusive, una confusa definición de Solá -"Es el primer desaparecido que desapareció en democracia"-, cayó como un balde de agua fría en familiares y algunos organismos de Derechos Humanos que siguen con atención los acontecimientos. Efectivamente, hubo decenas de casos que han llenado las crónicas policiales. Personas comunes a quienes, de un día para el otro, "se las tragó la tierra". La gran mayoría de los hechos, jamás esclarecidos. En la ciudad de las diagonales, algunos han logrado llegar a un juicio oral y una condena, como el crimen del estudiante de periodismo Miguel Bru. También en La Plata, permanece desaparecido el niño Alan Solís, de 11 años, de quien ya hace más de un año que nadie sabe dónde está.

A diferencia del caso López, ni las organizaciones de derechos humanos ni la Gobernación y muchísimo menos los legisladores del oficialismo kirchnerista y dirigentes piqueteros, como los funcionarios Luis D'Elía y Emilio Pérsico, desplegaron una movilización y fletaron colectivos para traer militantes del conurbano a fin de exigir el esclarecimiento del caso, como sí lo hicieron el viernes pasado en La Plata. Tal vez hoy, en la marcha prevista a la Casa Rosada, podría volver a aparecer en escena la bandera que con la leyenda "Fuerza Kirchner" promociona el senador provincial Aldo San Pedro, del Frente para la Victoria.

Con ese panorama como telón de fondo, Solá saludó cordialmente al intendente de Bahía Blanca, Cristian Breitenstein, anteanoche, en Buenos Aires. Fue después de una reunión organizada por la Federación Argentina de Municipios (FAM), en la cual se eligió una comisión que representará a la entidad en un futuro Foro de Intendentes de la Provincia de Buenos Aires. Breitenstein y el alcalde de Patagones, Ricardo Curetti, aparecen en ese espacio.

Previamente, más de medio centenar de intendentes bonaerenses del PJ y del Frente para la Victoria, le habían manifestado al ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, su "apoyo a las políticas aplicadas" por el gobierno de Kirchner.

Después, algunos de los organizadores tenían previsto un encuentro de similar contenido y respaldo político, pero con Solá, a quien acompañaban sus ministros Florencio Randazzo (Gobierno), Eduardo Di Rocco (Justicia) y Mario Oporto (jefe de Gabinete). No obstante, esa reunión se tiñó del caso López, dado que el gobernador optó por transmitir a los invitados la "enorme preocupación" del gobierno por la desaparición de uno de los principales testigos del juicio contra el ex comisario Etchecolatz.

No son los mejores días para el gobernador. "No somos imprescindibles. Un político tiene que acostumbrarse a subir y a zambullirse después", como recita en público Solá. Existen otros asuntos que complican el escenario del mandatario provincial, pues, sin recursos económicos como para otorgar una mejora salarial antes de fin de año, los sindicalistas docentes idean un plan de lucha que se podría ir endureciendo en caso de no obtener respuestas favorables del Ejecutivo de cara a 2007.

Los gremialistas marcharán hoy a la Legislatura para pedir un aumento de salarios y del presupuesto educativo, la "inmediata" solución a la emergencia previsional y la aprobación de la Ley de Paritarias Docentes.

La polémica por la falta de abastecimiento de gasoil, que tanto se hace notar en el interior bonaerense, despertó sonoras críticas desde el atrincherado radicalismo legislativo. "Esta situación es tragicómica: por un lado, Kirchner se reúne con grandes empresarios para asegurar condiciones de inversión, y aquí los productores, en el medio de una falta absoluta de gasoil, están viendo cómo se hace para no perder la cosecha", sostuvo el diputado Jorge Simoni.

Fue después de recibir en su despacho legislativo innumerables llamados telefónicos de asociaciones de productores de la zona sur, cuyos dirigentes denunciaron que "de a poco, la situación se está volviendo peligrosa, porque el combustible se hace imposible de conseguir y puede desencadenar en un conflicto mucho más delicado", sostuvo.

También se sumó el senador radical Alfredo Irigoin, quien le pidió al Estado Nacional que adopte las medidas pertinentes a fin de que las empresas que explotan y comercializan los yacimientos de hidrocarburos, provean de gasoil a todos los consumidores que lo utilizan habitualmente.

En lo estrictamente político, casi media docena de radicales de la Sexta participó de una reunión con el titular del Comité Nacional de la UCR, Roberto Iglesias, a quien se transmitió la necesidad de posicionar a candidatos propios con vistas a las presidenciales de 2007, a fin de poder dialogar desde este espacio con otras fuerzas políticas ideológicamente afines. No pocos se preguntan si ese gesto no podrá ser la apertura de una imaginaria puerta para una posible alianza con Elisa Carrió.

Durante la entrevista, los integrantes de la delegación, entre ellos los intendentes Alberto Cordero (Guaminí), Luis Oliver (Daireaux), Miguel Pacheco (Pellegrini) y Rubén Grenada (Saavedra), además del jefe del bloque de diputados provinciales de la UCR, Jaime Linares, coincidieron en señalar que los actuales problemas partidarios "sólo se recuperarán con más radicalismo y no con alianzas ficticias con el peronismo", en obvia alusión a la chance de un acuerdo con el kirchnerismo o con Roberto Lavagna.

Armando Maronese

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com