Calendario

<<   Agosto 2006  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Prepotencia de fanfarrones, avalados por fascistas

Por Armando Maronese - 12 de Agosto, 2006, 14:45, Categoría: Corrupción - Violencia

La marca-país es la que intenta promocionar el gobierno de Néstor Kirchner. "Para mí, la propiedad privada pertenece a un individuo, siempre y cuando no la necesite el conjunto de la comunidad", dijo Luis D'Elía ex piquetero y ahora funcionario nacional. En el pasado, Luis D'Elía ocupó una comisaría de la Policía Federal Argentina en el barrio porteño La Boca, pero no fue detenido. El juez federal Jorge Urso, quien intentó procesarlo, estuvo al borde del juicio político. Le transfirió la causa a otro magistrado, quien decidió que D'Elía debía seguir en libertad y que no había suficientes méritos para procesarlo.

Más tarde D'Elía, un ferviente simpatizante del presidente venezolano Hugo Chávez Frías, fue designado por el presidente argentino, Néstor Kirchner, subsecretario de Tierras para el Hábitat Social.

Ahora, Luis D Elía, pasó por la Provincia de Corrientes, invadió propiedad privada y dijo que cortó con una tenaza los candados de las tranqueras de un campo, porque bloqueaban los caminos comunales de los campesinos de la zona.

¿Cuál es la marca-país que puede imponer la Argentina en el exterior, considerando que la compra de propiedades ha sido, durante los años '90, un eje de la inversión extranjera en el país, ayudando esto a imponer una marca-país que luego se perdió y ahora se intenta recuperar?

El funcionario nacional Luis D'Elía, abrió las tranqueras instaladas en el interior de los campos del empresario estadounidense Douglas Tompkins, en el paraje Yahaveré (300.000 hectáreas lindantes con los esteros del Iberá). Lo acompañaban varios legisladores y una decena de medios locales.

Desde varios días antes había protestas contra Tompkins en sectores del Frente para la Victoria correntino, y hasta un proyecto para quitarle esos terrenos al estadounidense con motivos bastante irracionales, como que la transferencia no había sido tratada en la Legislatura provincial.

Luis D'Elía participó en Corrientes de un plenario de intendentes, y alardeó: "No cortamos para entrar al campo sino para liberar los caminos. Aunque haya comprado la propiedad, Tompkins no puede encerrar a la gente".

Según señaló D Elía, Tompkins ignoró los requerimientos de la Justicia correntina, que le habría ordenado en varias oportunidades la apertura de los caminos de circulación vallados, incluida la ruta provincial nº 6.

El funcionario nacional esgrimió el llamado derecho de servidumbre, por el cual podrían liberarse los caminos para uso público aunque los terrenos sean propiedad privada. "A los campesinos, que son los pueblos originarios y verdaderos dueños de la tierra, les hace vuelos rasantes hasta que se tiran al piso, y les abrió una zanja para que los pibes no puedan ir a la escuela", agregó D'Elía. También advirtió: "Voy a militar para que le saquen las tierras."

Luego siguió con un clásico de los movimientos contestatarios regionales: el llamado "acuífero Guaraní": "Debajo de los esteros del Iberá, se encuentra la mayor reserva de agua dulce del mundo. No lo quiero a Tompkins ahí. Ya nos han robado bastante los norteamericanos; es hora de que la terminen."

Entonces dijo: "Vamos a trabajar en el Congreso una ley nacional de expropiación, para que el Estado argentino recupere la soberanía de los recursos estratégicos. Es un problema geopolítico. Para mí, la propiedad privada pertenece a un individuo siempre y cuando no la necesite el conjunto de la comunidad."

Luis D Elía acusó a Tompkins, de hacerlo seguir con camionetas 4 x 4 "con personas armadas con fusiles M 16 que se comunicaban entre ellos con handy". Los abogados de Tompkins han desmentido que el campo en el que D'Elía abrió las tranqueras estuviera cerrado y aclaró, que las 14 familias que viven en el paraje Yahaveré no están dentro de las tierras que son propiedad de El Tránsito S.A., la empresa de Tompkins, sino en la zona que pertenece a sus vecinos, Forestal Andina.

Según relató, las tranqueras estaban abiertas por una orden judicial previa, como consecuencia de una medida cautelar presentada por una maestra que trabaja en la zona.

"Lo de D'Elía fue un simbolismo para demostrar su fuerza porque no había entradas trabadas", insistió. En ese sentido, explicó que las tranqueras sólo tenían "argollas de alambre" para evitar que se escaparan los animales, y que sólo se cerraban por la noche.

El abogado denunció que sólo acusaron a Tompkins por su condición de extranjero. "Acá el tema es que es estadounidense. Hay otras empresas involucradas y nadie las nombra. Nosotros fomentamos la inversión y resulta que un funcionario viene, corta los alambres, se mete sin permiso y nos amenaza sobre algo que estaba abierto".

Además, expresó temor por las consecuencias de lo que calificó de "formación filosófica errada" por parte de D Elía. "Hay medios locales que están incitando a la violencia en contra de los estadounidenses. Quiero que alguien se haga responsable. No estamos con miedo, pero tenemos que cuidar a nuestros empleados".

Como administrador de los campos, Leconte Vidal radicó sólo una exposición policial, no hizo una denuncia. Tompkins está en USA, adonde viajó para asistir al cumpleaños número 90 de su madre. El empresario vive 6 meses en Corrientes y 6 meses en Chile. Leconte Vidal relató, además, que el empresario hizo escrituras de donación para fomentar que las familias oriundas permanezcan en la zona y reveló que cedió parte de su campo para que el gobierno provincial construyera un camino para los pobladores.

¿Qué hará Enrique Albistur, el promotor de la marca-país? Días atrás, el Gobierno argentino realizó una reunión auspiciada por el Council of the Americas para promover las inversiones en la Argentina, y se dijo explícitamente que hay garantías para la propiedad privada en el país.

Ahora aparece un funcionario nacional, afirmando que se promoverá una legislación de expropiación, mientras que él irrumpe en propiedad privada para supuestamente rescatar a un grupo de personas que viven en el campo de al lado, no en el que invadió D'Elía (mala información) y considerando que el dueño del predio ya había tomado recaudos para ejecutar la orden judicial.

Mejor no gasten dinero en marca-país alguna. Que establezcan una seguridad jurídica real, y lo demás vendrá por añadidura.

Armando Maronese

.

Fuente: Edición i

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com