Calendario

<<   Julio 2006  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

La ONU arremete contra Israel

Por Armando Maronese - 30 de Julio, 2006, 22:53, Categoría: Conflictos bélicos

ROMA.- Afirmó que les pidió diez veces a los israelíes que no atacaran a sus observadores. Las Naciones Unidas redoblaron ayer sus críticas a Israel al denunciar que ese país desoyó los diez pedidos que le había hecho el organismo internacional para que detuviera el bombardeo a su puesto en el Líbano, en el que murieron anteayer cuatro observadores de esa organización. El secretario general de la ONU, Kofi Annan, reiteró además que el ataque había sido "deliberado", acusación que Israel rechazó tajantemente.

El bombardeo, que desencadenó una fuerte condena internacional, causó gran conmoción. Cuatro cascos azules de la Fuerza Interina de las Naciones Unidas en el Líbano (Finul), de nacionalidades finlandesa, austríaca, canadiense y china, se encontraban en su puesto de la localidad sureña libanesa de Khiam cuando fueron bombardeados de forma "repetida" por la fuerza aérea israelí y alcanzados con "un misil guiado", según la ONU.

En Jerusalén, un informe preliminar de las Naciones Unidas difundido ayer explicó que las fuerzas de paz llamaron por teléfono a las fuerzas armadas de Israel en diez ocasiones durante seis horas para pedirles que suspendieran los bombardeos cercanos al puesto que luego fue destruido. En cada llamada, un oficial israelí les prometió que detendría el bombardeo, dijo un funcionario de la ONU.

Según Holl Lute, de la Finul, la misión de observadores informó de 21 operaciones verificadas en un perímetro de 300 metros alrededor al puesto de Khiam, además de otros 12 tiros de artillería en un radio de 100 metros, cuatro de los cuales impactaron en la base.

Una vez que se perdió el contacto con el personal que había en el puesto, la Finul consiguió un salvoconducto para que dos vehículos blindados acudieran a desalojar a los efectivos, pero al llegar encontraron el lugar destruido, relató Lute. A pesar del salvoconducto, esos vehículos también fueron atacados por fuerzas israelíes, añadió.

Annan afirmó que fue un "trágico asesinato". El secretario general de la ONU dijo que "el ataque coordinado de artillería y aéreo sobre un puesto establecido hace bastante tiempo, y claramente marcado, en Khiam, ocurrió pese a las garantías personales que me dio el primer ministro [de Israel] Ehud Olmert de que las posiciones de la ONU serían respetadas por el fuego israelí".

El primer ministro Ehud Olmert expresó su "profundo pesar" por la muerte de los observadores de la ONU, pero rechazó la acusación de Annan. Consideró "inconcebible" que el organismo "definiera un error como una acción aparentemente deliberada".

Olmert calificó el ataque de "accidental", el cual, según afirmó, tenía como objetivo una posición de Hezbollah y no el puesto de observadores de la ONU. El premier israelí llamó ayer a Annan para decirle que el ataque no fue deliberado y que ordenó realizar una investigación exhaustiva, cuyos resultados serán comunicados al secretario general de la ONU, informó la oficina de Olmert en un comunicado.

Retiro - Annan dijo que no responsabiliza "a nadie en concreto" por la ofensiva y recibió positivamente la decisión del gobierno israelí de iniciar una investigación, de la que la ONU desea tomar parte, informó la vocera Marie Okabe. La funcionaria agregó que los casi 50 observadores que se encuentran en el Líbano serían retirados de los puestos restantes.

Desde que comenzó el conflicto entre Israel y Hezbollah, hace dos semanas, hubo varias decenas de incidentes cercanos a fuerzas de paz y de observadores de la ONU, incluidos impactos directos en nueve posiciones, algunas de manera repetida, dijo un funcionario del organismo internacional. El ataque del jueves recibió un fuerte rechazo de la comunidad internacional. El Consejo de Seguridad de la ONU prevé condenar el ataque israelí, mientras la Unión Europea lo calificó de "inaceptable" y reclamó la apertura de una investigación. También presentaron reclamos China, Austria, Finlandia e Irlanda. El gobierno chino pidió a Israel que presentara una disculpa a las familias de las víctimas.

La misión de la ONU en el Líbano, con casi 2.000 efectivos militares y más de 300 civiles, es patrullar la frontera conocida como la Línea Azul, que fue trazada por el organismo internacional luego del retiro militar de Israel del sur del país, en 2000, tras una ocupación de 18 años.

Armando Maronese

.

Agencias AP, AFP, ANSA y EFE

.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com