Calendario

<<   Julio 2006  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Néstor Kirchner: Yo soy espía

Por Armando Maronese - 20 de Julio, 2006, 21:07, Categoría: Los Kirchner .Tiranías fascistas.

Al más puro estilo de la Gestapo nazi ( así lo bautizó la Revista Noticias, donde Jorge Fontevecchia al igual que Héctor Alderete, cuentan con una importante agenda de malestar presidencial), el gobierno de Kirchner, elegido democráticamente, mantiene una costosa estructura para vigilar e intimidar a quienes no apoyan su gestión. Una prueba más de un gobierno que amaga con la izquierda y pega con la derecha.

La omnipresencia y autoritarismo kirchnerista controla todo. Con sus ojos y oídos clavados y pegados sobre todo lo que hacen, dicen y piensan los opositores, ya sean políticos, empresarios y periodistas el Gobierno ocupa más tiempo en "vigilar" que en gobernar. El fin justifica los medios: con la creación de USINA (Unidad del Sistema Informativo de la Nación Argentina), ente que funciona en la planta baja de la Casa Rosada, el Gobierno monitorea en tiempo real diarios, cables de agencias de noticias, canales de TV y radios.

Algunos comparan esta escalada totalitaria del Gobierno con el Gran Hermano de George Orwell en la novela "1984", pero –otra vez- la realidad supera a la ficción: en la campaña de 2005, Telam colaboró con la operación de inteligencia contra Carrió, al propalar antes que nadie una falsa información que revelaba una cuenta en el exterior de Enrique Olivera, segundo del ARI. La agencia informó de esa presentación judicial del kirchnerismo media hora antes de que se produjera.

La paranoia K va más allá de un mero clipping de medios: referentes de peso, como Elisa Carrió, que ya incorporaron a su vida como algo natural la presencia del mismo auto estacionado a la entrada de su edificio de la avenida Santa Fe.

Empresas como Repsol YPF saben que no pueden auspiciar a periodistas críticos porque recibirán toda la presión de la Gestapo K.

El otro eje de este sistema de control totalitario, es aumentar la desarticulación de la oposición. Esa es una de las tareas de De Vido, la mano negra de Kirchner. Desde su ministerio se hacen los llamados a empresarios para recomendarles que no apoyen la candidatura de Lavagna y recordarles que no resulta conveniente invertir en pautas publicitarias, de ciertos programas conducidos por periodistas que no cuentan con la simpatía del Presidente, bajo amenaza de repartir el dinero en los medios que repiten sólo las buenas noticias del Gobierno.

En un país jaqueado por la inseguridad, con muertes cotidianas por asaltos, secuestros y demás calamidades urbanas, el Gobierno está más preocupado por lo que hacen los otros que por plantear políticas de Estado, más ocupado por controlar el país con superpoderes, que en dejar al Congreso elaborar proyectos de ley, más empecinado en perseguir a ciudadanos honestos que a los delincuentes, más motivado por atacar y censurar periodistas que por respetar la libertad de expresión, más dedicado en ventilar negociaciones secretas, que en sacar a la luz los escándalos de su propia administración.

La utilización de las nuevas tecnologías de la información, le permite a la Gestapo de Kirchner disponer de un archivo informático al que tienen acceso sólo los funcionarios autorizados. Allí se almacenan grabaciones de los periodistas celosamente vigilados, titulares de noticieros –Crónica es el más controlado debido a su sensacionalismo y su gran penetración popular- y un archivo con un motor de búsqueda que permite encontrar en segundos, noticias sobre determinada persona perseguida por el Gobierno.

Detrás de USINA están sus responsables de carne y hueso. Ellos saben qué datos son vitales para alimentar el sistema de control K dominado por el Presidente y su esposa. A propósito: el jueves 6 de julio, Cristina Kirchner descargó todo su odio, atormentando a presentes y ausentes durante tres interminables horas con un discurso basado en material extraído de USINA, para defender el controvertido proyecto oficial de los superpoderes. Mientras leía los recortes de su vasto archivo, Cristina Kirchner decía apelando a la ironía: "Bueno acá tenemos a la titular de la Comisión de Asuntos Constitucionales, Elisa Carrió, UCR Chaco. Se reunió con el secretario general de la Presidencia, Jorge De la Rúa, para unificar posiciones. ¡Resulta increíble! Increíble no, porque se debería ser más cuidadoso cuando se habla, cuando uno se dirige a los demás y se han tenido determinadas conductas…" La Primera Dama desplegó también toda su histeria sobre juristas y periodistas.

Como se recordará, las primeras víctimas de los avances oficialistas sobre Canal 7, fueron Marcela Pacheco (ex conductora del noticiero Visión 7: Tercera Edición) y Mauro Federico (Huella Digital), debido a que no eran del agrado de la nueva dirección de la emisora estatal a cargo de Rosario Lufrano. La directora de Canal 7, con el claro objetivo de pagar los favores recibidos a quien la puso en ese puesto, despidió a Víctor Hugo Morales –con siete años ininterrumpidos en el programa Desayunos- y hasta dio la orden de pasar de principio a fin, los insufribles discursos de Cristina Fernández de Kirchner en el Senado. Los casos del canal estatal se suman a la censura de Pepe Eliaschev en Radio Nacional y Jorge Lanata.

En USINA trabajan 60 personas divididas en tres turnos de ocho horas, peinando todas las declaraciones antikirchneristas. Sus responsables son el secretario de Medios, Enrique Albistur, y el vocero presidencial, Miguel "el Mudo" Núñez. El rol de vocero de el Mudo es meramente nominal porque nadie podía entender cómo cumplía esa función sin hablar una palabra. Núñez siempre le tuvo alergia al trabajo: en los años '80, cuando hacía de periodista en el diario La Razón, los editores –como Juvenal-, confesaban públicamente que jamás podían lograr que se pusiera a escribir. Toda su energía la empleaba para postularse como delegado de la comisión interna y controlar las asambleas. Quizás en esa época, Núnez habrá descubierto su verdadera vocación: husmear en los antecedentes de los enemigos y alcahuetearle al Presidente todo cuanto sucedía, entre otras tareas de rutina.

USINA tiene un refresh (refresco) automático de noticias cada cinco minutos sobre política y seguridad, declaraciones de opositores y oficialistas, y comentarios de periodistas críticos del Gobierno.

Oscar Parrilli, secretario de Presidencia, vigila las reuniones de los ministros con la prensa, Martín Granovsky, director de Telam, inventa declaraciones de funcionarios (esa agencia multiplicó por cinco la cantidad de asistentes a la Plaza el pasado 25 de mayo).

Ya hace un año atrás se sabía de la existencia de Usina, por un Hackers que puso los accesos claves, para poder ver "lo que hacía el gobierno." Básicamente, lo usan para unificar el discurso en el gobierno con información "para mostrar que esta todo bien"... Y usar en campañas de distracción, como fue el tema del código penal, en plena votación del Senado, de los superpoderes de Kirchner... Y así con los grandes medios, controlan o instalan otra información.

Por ejemplo usted sabe como votó el senado? - El pasado 13 de julio de 2006, los senadores de la nación, por mayoría, le dieron con su aprobación, la facultad al Poder Ejecutivo Nacional para hacer lo que quiera con el Presupuesto de todos los argentinos. Sepa usted quienes fueron los senadores que votaron a favor, quienes se opusieron y quienes decidieron borrarse. Debe tomarse en cuenta que quienes se ausentan en votaciones tan importantes tienen la misma responsabilidad, ya que su voto puede cambiar la decisión final.

Votación Nominal - Dictamen en el proyecto de ley por el cual se sustituye el artículo 37 e la Ley nº 24.156 de administración financiera y de los sistemas de control del sector público nacional.

Votación en general y particular - Miembros del Cuerpo: 72 - Presentes Identificados: 43 - VOTOS AFIRMATIVOS: 37 - VOTOS NEGATIVOS: 6 - Ausentes : 29

AFIRMATIVOS - Bar, Graciela - Bortolozi, Adriana - Caparros, Mabel - Capitanich, Jorge Milton - Castro, Maria Luis - Closs, Maurice - Daniele, Mario domingo - Fellner, Liliana - Fernadez de Kirchner, Cristina - Fernández, Nicolás - Gallego, Silvia - Gallia, Sergio - Gioja, Sergio - Giri, Haidi - Giusti, Silvia - Ibarra, Vilma - Jaque, Celso - Jenefes, Guillermo - Kichner, Alicia - Latorre, Roxana - Leguizamon, María - M. Pass de Crespo, Laura - Marin, Rubén Hugo - Mayans, José - Maza, Ada – Miranda, Julio - Pampuro, José - Porceval, Maria - Pérsico, Daniel Raúl - Pichetto, Miguel - Reutemann, Carlos Alberto - Riofrío, María - Ríos, Roberto - Sapag, Luz - Urquía, Roberto - Viana, Luis - Vigo, Elida.

Negativos - Basualdo, Roberto – Colombo de Acevedo, María - Giustiniani, Roberto - Gómez Diez, Ricardo - Rossi, Carlos Alberto - Viudes, Isabel Josefa.  

Sin embargo, a pesar de todo, usted sabe que el presidente encargó a Miguel Bonasso y Nemirosi, que preparen una ley de radiodifusión, para apretar a los grandes medios, es decir una suerte de control... Ya que en los últimos días hubo críticas y a pesar del dinero y las "monedas" a algunos medios (no vale la pena nombrarlos), no pudieron parar la rebeldía de los periodistas.

Armando Maronese

.

Fuente: Rev.Noticias - Seprin

.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com