Calendario

<<   Junio 2006  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Cincuenta piqueteros cambiaron la calle por los sillones del poder

Por María Cecilia Tosi - 26 de Junio, 2006, 1:44, Categoría: Corrupción - Violencia

Tienen lugar en casi todos los ministerios. Los piqueteros oficialistas dejaron de ser los aliados en las sombras de Néstor Kirchner: la fuerza callejera del poder logró esparcirse en diversos e impensados ámbitos del Gobierno y hoy ocupa cargos en casi todos los ministerios y las dependencias gubernamentales.

Impulsados por Luis D'Elía, Jorge Ceballos, Emilio Pérsico y Edgardo Depetri, cerca de 50 piqueteros se convirtieron en funcionarios de los ministerios de Planificación Federal, Interior, Desarrollo Social, Justicia, Relaciones Exteriores y Educación, y varios de ellos circulan por los pasillos de la Casa Rosada.

Otros tantos accedieron a puestos en secretarías nacionales, porteñas y bonaerenses. Además, desde diciembre pasado, algunos pudieron aprovechar el arrastre del triunfo de Cristina Kirchner como senadora por Buenos Aires y hoy ocupan despachos de legisladores.

Las redes de D'Elía, jefe de la Federación Tierra y Vivienda (FTV) y subsecretario de Tierras para el Hábitat Social, llegaron hasta los medios estatales de comunicación. Tal vez el caso paradigmático sea el de Néstor Piccone, que, de secretario de prensa de la CTA, pasó a gerente periodístico en Radio Nacional.

Ceballos, líder de la agrupación piquetera Barrios de Pie, es subsecretario de Organización y Capacitación Popular en el Ministerio de Desarrollo Social y logró ubicar en esa dependencia a una buena cantidad de sus seguidores.

El actual diputado nacional y presidente de la estratégica Comisión de Obras Públicas, Edgardo Depetri, aprovechó sus buenos lazos con el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, para hacer avanzar a los referentes de su grupo, el Frente Transversal Nacional y Popular.

El líder del Movimiento Evita y vicejefe del gabinete bonaerense, Emilio Pérsico, desplegó a sus adherentes en diversos puestos del gobierno de Felipe Solá.

El avance de los piqueteros amigos del Gobierno en la función pública no significó su retroceso en las calles. Por el contrario: los grupos de desocupados valen por su capacidad de movilización, más activa que nunca a la hora de reforzar objetivos oficiales. Desde los recordados bloqueos simultáneos a 32 estaciones de servicio de Shell como respuesta a un llamado presidencial contra las petroleras (marzo 2005), y su participación en favor de Cristina Kirchner durante la campaña del año pasado, hasta las recientes protestas contra la Sociedad Rural (enfrentada con el Gobierno por la veda a las exportaciones de carne) y su protagonismo para llenar la Plaza del 25 de Mayo.

En el despacho que el secretario de la Presidencia, Oscar Parrilli, tiene en la Casa Rosada, hay tres piqueteros: Carlos López (FTV), Néstor Moccia (Barrios de Pie) y Santiago Martorelli (Movimiento Evita).

Barrios de Pie ubicó a un hombre suyo en la Cancillería: Isaac "Yuyo" Rudnik, que se hizo conocido por ser el delegado diplomático argentino en Bolivia, cuando el país del Altiplano atravesaba un momento de convulsión política. Como todos los piqueteros, Rudnik trabaja para que la Argentina fortalezca su alianza con la Venezuela de Hugo Chávez en desmedro de Estados Unidos y Europa.

Esta agrupación también es fuerte en Desarrollo Social. El militante Roberto Baigorria es subjefe del Programa Promotores (una suerte de "punteros buenos", como alguno de ellos lo definió) y tiene a decenas de piqueteros trabajando en su equipo.

En la misma cartera, Nelson González, del Frente Transversal Nacional y Popular, es uno de los encargados de administrar el programa de Pensiones.

Depetri, un "pingüino" como De Vido (los dos hicieron sus carreras en Santa Cruz), puso a Jorge Rivolta, un hombre de su confianza, como asesor del ministro de Planificación Federal y a Rodolfo Córdoba como subsecretario de la Producción en el gobierno porteño. En la cartera de De Vido también está empleado Emilio López Montaner, del Movimiento Evita.

En el Ministerio del Interior, un hombre de Pérsico -Pablo Vera-, trabaja junto al secretario de Provincias, Rafael Follonier.

Luis Bordón, el padre de Sebastián (el chico de 17 años asesinado por la policía de Mendoza en 1997), milita en Barrios de Pie y ahora coordina el Programa Antiimpunidad, en el Ministerio de Justicia.

En la Legislatura bonaerense, D Elía ubicó a un leal suyo, Juan José Cantielo, que accedió a su banca de diputado provincial por integrar la lista ganadora del Frente para la Victoria en Buenos Aires.

La piquetera de Barrios de Pie, Laura Velasco, tiene un cargo en el Ministerio de Educación como coordinadora del Programa de Alfabetización y Voluntad Universitaria.

Como vicejefe de gabinete de Solá, Pérsico logró dar unas cuantas funciones a su gente: Lorena Riego es directora provincial del Programa de Derechos Humanos, Eduardo Ancona es director provincial de Coordinación de Política Regional, Pablo Ovey es director provincial de Desarrollo Humano y Gildo Onorato es director provincial de la Juventud.

Los piqueteros llegaron hasta el municipio de Quilmes, que encabeza el peronista Sergio Villordo (antes era considerado por ellos un enemigo): Hugo Colaone y Fabio González, dos hombre del movimiento Evita, estrenaron hace semanas los cargos de director de Derechos Humanos y subsecretario de Inclusión Social, respectivamente.

Asumió también, Lito Borello, referente del comedor Los Pibes de La Boca, como consejero de Organizaciones Territoriales Urbanas del gobierno de Jorge Telerman.

Y los nombres continúan.

Por María Cecilia Tosi

.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com