Calendario

<<   Junio 2006  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Hace 40 años, era destituido el presidente Arturo Illia

Por Armando Maronese - 25 de Junio, 2006, 18:11, Categoría: Historia

BUENOS AIRES.- Fue el golpe más incruento de la historia argentina. Era de noche, el general Julio Alsogaray entró al despacho presidencial y le comunicó al entonces primer magistrado Arturo Umberto Illia que estaba destituido, por lo que debía abandonar la Casa Rosada. Illia le respondió con términos severos, pero poco después los efectos del gas lacrimógeno que le arrojaran, lo obligaron a cumplir la voluntad de los golpistas. Salió a la calle, y mientras un grupo de partidarios lo vitoreaba, paró un taxi y se fue a su domicilio.

Fue la hija de Illia la que con más ímpetu enfrentó a Julio Alsogaray. No dejó de gritarle "hijo de puta" al hermano del mal afamado varias veces ministro de Economía, Álvaro Alsogaray, como representante del sector más antipopular de la sociedad argentina. Por esas ironías de la vida, el hijo de Julio Alsogaray, guerrillero, fue detenido y asesinado, años después, por los militares procesistas.

El 28 de junio de 1966, concluyó otro de los breves ciclos institucionales que registra la Argentina. Se había iniciado el 12 de octubre de 1963 y sólo fue superado en brevedad por el segundo gobierno de Hipólito Irigoyen, entre el 12 de octubre de 1928 y el 6 de septiembre de 1930. En este caso algo menos incruento, ya que se registró la muerte de un civil que se tiroteó con los cadetes de la Escuela Militar, liderados por el general José Félix Uriburu, al paso de éstos por la zona del Congreso.

Illia, un radical nacido en Pergamino (Buenos Aires), pero políticamente cordobés de Cruz del Eje, llegó al gobierno con una escuálida votación de poco más del 20 por ciento y fue ungido presidente gracias al respaldo en el Colegio Electoral de la Federación Nacional de Partidos de Centro (conservadores), el Partido Socialista Democrático (ghioldista), la Confederación de Partidos del Interior (bloquistas y otros) y el Partido Demócrata Cristiano (PDC).

La proscripción del peronismo

Todo ello era el resultado de la proscripción del peronismo desde fines de 1955 cuando, mediante un golpe palaciego, Pedro Eugenio Aramburu desplazo a Eduardo Lonardi, cabeza del derrocamiento del propio Juan Domingo Perón en septiembre de ese año. Éste desde su exilio, seguía contando con el respaldo mayoritario y así, en las elecciones para reformar la Constitución en 1957, el voto en blanco salió primero delante de las dos facciones en que se había dividido el radicalismo. Del mismo modo en 1958 se había impuesto como presidente Arturo Frondizi, apoyado por Perón tras el pacto celebrado entre ambos a través de Ramón Prieto.

Tras ser echado Frondizi por otro golpe en 1962, el gobierno de facto del civil José Maria Guido convocó a elecciones pero sin el peronismo. Incluso se proscribieron a los peronistas como personas, tal el caso del neurocirujano Raúl H. Matera que había sido postulado por el PDC en compañía de Horacio Jorge Sueldo, quien finalmente fue el candidato socialcristiano. En ese marco Illia venció por no mucha diferencia al intransigente Oscar Eduardo Alende y por algo más al general Aramburu.

Armando Maronese

.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com