Calendario

<<   Mayo 2006  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Kirchner lanzó severas advertencias a militares

Por Armando Maronese - 30 de Mayo, 2006, 2:48, Categoría: Los Kirchner .Tiranías fascistas.

¿Apología del delito? Aseguró que el homenaje a las víctimas de la subversión fue una acción "rayana con la apología del delito" y desafió: "No les tengo miedo"; anunció el inicio de un proceso de "revisión y reconversión" del sistema de defensa.

Con un duro discurso, el presidente Néstor Kirchner gritó en el acto por el Día del Ejército, un enérgico repudio a la marcha realizada la semana pasada por militares en homenaje a las víctimas de la subversión en la Plaza San Martín, y por la que seis oficiales recibieron fuertes sanciones.

"Han ocurrido hechos que no ayudan a la construcción del prestigio del Ejército", arrancó Kirchner, en evidente alusión al homenaje a las víctimas de la subversión. Enseguida, la referencia se volvió explícita. "Me refiero a la participación de integrantes de estas fuerzas en un acto público en el que no sólo se ha agredido a periodistas, sino que se ha incurrido en conductas, acciones y palabras a las que no sería temerario calificar de rayanas con la apología del delito al reivindicar el terrorismo de Estado, tal como ha ocurrido el pasado 24 de mayo en la Plaza San Martín", dijo.

Tras la dura advertencia, ratificó la subordinación de las Fuerzas Armadas al poder civil, al afirmar que "la inclusión, la equidad y la igualdad que la Argentina necesita, requieren Fuerzas Armadas comprometidas con el origen de la Nación y subordinadas al poder popular".

Para el final, el Presidente dejó otro de los pasajes más duros de su discurso. Levantando la voz y dirigiéndose directamente a los oficiales que lo observaban desde el campo, les dijo: "Quiero que quede claro que como Presidente no tengo miedo, no les tengo miedo".

También las frases que cerraron su mensaje, que duró poco menos de 15 minutos, estuvieron dirigidas a los soldados. "Queremos el Ejercito de San Martín, Belgrano y Moscón, y no de aquellos que asesinaron a sus propios hermanos, como fueron los de Videla, Galtieri, Bignone y Viola", por los jefes de la última dictadura militar.

En una nueva ratificación de la política oficial en materia de derechos humanos agregó: "Vengo a reivindicar un Ejército nacional comprometido con el país y alejado definitivamente del terrorismo de Estado", concluyó.

Tras el discurso, el Presidente se retiró del Colegio Militar de El Palomar, sin participar del tradicional desfile previsto para celebrar el aniversario del Ejército que se realizó inmediatamente después.

Espionaje. El jefe del Estado también se refirió a los casos de espionaje internos descubiertos a principios de año en la base naval de Trelew, episodio que también incluyó entre los hechos "que no ayudan a construir el prestigio" de las Fuerzas Armadas.

De esta manera, y tal como estaba previsto, la crisis interna por la que atraviesa la fuerza, tanto por las sanciones aplicadas a los oficiales que participaron de aquel acto, como por los casos de espionaje en Trelew revelados a principios de abril, se colaron en el mensaje presidencial.

Reforma. Además, el Presidente aprovechó el acto para anunciar cambios en el sistema de Defensa nacional. "Nos disponemos a iniciar un proceso de revisión, reconversión y modernización integral del sistema de defensa nacional. Debemos avanzar de manera sostenida en un proceso que permita readecuar y establecer nuevas bases sobre las cuales se debe ordenar el sistema de defensa y las propias Fuerzas Armadas", indicó Kirchner.

De esta manera, dejó explícita su postura, aunque sin dar mayores precisiones, de reestructurar el sistema de Defensa en los próximos meses, y que implica un recorte de poder a los jefes de las tres Fuerzas Armadas.

Entre las reformas previstas en la ley de Defensa sancionada durante la administración de Alfonsín, la misma que aplicará el Gobierno, se destaca el traspaso de funciones como la decisión de ascensos, la autorización de ejercicios de adiestramiento y la compra de material de los jefes de las tres fuerzas al Estado Mayor Conjunto.

Kirchner aseguró que el proceso de "reconversión", dará a las autoridades civiles "el ejercicio efectivo de la conducción de política de Defensa".

Tolerancia. Antes del duro discurso de Kirchner, también el jefe del Ejército, general Roberto Bendini, pareció referirse, aunque no tan directamente, al mismo episodio. "No voy a tolerar actos o acciones que afecten la disciplina o cohesión de la institución", aseguró con vehemencia, sin tener en cuenta que días atrás, apoyó la marcha de los militares.

En este contexto, sostuvo que los valores de "libertad, subordinación y disciplina" constituyen "la columna vertebral de la institución" y que los miembros de las Fuerzas Armadas están "obligados moral y reglamentariamente a cumplirlos". Enseguida lanzó una dura advertencia: "Quien no está dispuesto a cumplir con estos preceptos debe abandonar sus filas".

De la ceremonia participaron, además de Kirchner, el vicepresidente, Daniel Scioli; la ministra de Defensa, Nilda Garré; su par de Interior, Aníbal Fernández y el jefe de Gabinete, Alberto Fernández.

Todo esto viene a colación por el homenaje que hicieron los militares y que de resultas, sancionaron a 6 integrantes de la fuerza.

Cinco oficiales de la Compañía de Comando 601, de Campo de Mayo, que participaron de un homenaje a las víctimas de la guerrilla en los años 70, fueron sancionados severamente por el Ejército, cuyos mandos consideraron "político" ese acto, realizado en el cenotafio de la plaza San Martín. El castigo se hizo extensivo al jefe de esos jóvenes oficiales, aunque no concurrió, por no haber impedido que se violara el reglamento interno de la fuerza.

Les impusieron 20 días de arresto al mayor Carlos Magnani, jefe de esa compañía, y 40 días de prisión a los capitanes Juan Lucioni (hijo del teniente primero Oscar Lucioni, asesinado en un ataque de Montoneros en 1976), Santiago Listorti y Gabriel Oesquer. Y les aplicaron 31 días de detención al teniente 1° Juan Ferrero y al teniente Andrés Gaspar. Así trascendió de allegados a los sancionados.

Fuentes militares admitieron solamente, que los jóvenes oficiales habían sido sancionados, pero evitaron comunicar el tiempo de arresto. También comentaron que se habían iniciado acciones en la Justicia Militar, la que deberá decidir qué penalidades le pueden corresponder según el reglamento castrense.

Los cinco oficiales que estaban destinados en Campo de Mayo, deberán cumplir sus arrestos en distintas unidades del interior del país. Lucioni -que habría pedido su retiro antes del acto en la plaza San Martín- y Ferrero, irán a dos unidades militares en Santa Fe; Listorti, a Magdalena; Oesquer, a Tandil, y Gaspar, a Junín. Anoche, no se sabía el lugar de detención del jefe de la Compañía de Comandos 601.

A los cinco militares que concurrieron a la plaza, las sanciones no los sorprendieron, según comentaron conocidos suyos, los que dejaron trascender que irán "orgullosos" a cumplir con el castigo impuesto por el jefe del Ejército, teniente general Roberto Bendini.

La gran cantidad de días de detención, puede interpretarse como el final de las carreras de los jóvenes oficiales, porque en el momento de los ascensos de rango, se tienen muy en cuenta las conductas y las sanciones aplicadas en la foja de servicio. Prácticamente, con 40 días de prisión el futuro más previsible es la baja del servicio.

El Ejército también pidió a la justicia militar, evaluar las sanciones que pueden caberles a los retirados que fueron de uniforme, los coroneles Rodolfo Solís, José Chas, Guillermo Viola, Elio Nemi y Miguel Sciudano y el teniente coronel Emilio Nani, herido gravemente durante la recuperación del cuartel de La Tablada, copado por el Movimiento Todos por la Patria (MTP), liderado por Enrique Gorriarán Merlo, en 1989.

Nani había devuelto las condecoraciones que el Estado le había entregado, cuando el gobierno de Fernando de la Rúa les alivió las penas a los militantes del MTP que habían sido juzgados por ese ataque.

Según pudo saber de colaboradores de Bendini, su intención es que la justicia militar no sólo decida las sanciones definitivas para los oficiales en actividad, sino también para los retirados.

Apenas horas después del masivo acto en la plaza San Martín, al que concurrieron unas 3.000 personas, entre militares y civiles, varios retirados fueron sorprendidos en su domicilio por oficiales en actividad, que les entregaron cédulas de citación para presentarse al día siguiente, feriado nacional, en la Dirección de Bienestar del Ejército, que funciona en el predio del Regimiento 1 Patricios, en Palermo.

Por escrito. Los retirados no salían de su asombro por la rapidez con la que fueron identificados. De todos modos, se presentaron y respondieron a sendos cuestionarios por escrito, que incluían consultas sobre si habían participado en el acto, si habían concurrido de civil o de uniforme, si les constaba que había habido expresiones ofensivas contra el presidente Néstor Kirchner, contra el Gobierno o contra el jefe de la fuerza.

El propio Kirchner en su discurso en la Plaza de Mayo, había hecho alusión al acto en Retiro, al decir que había gente dispuesta a "ponerle una bomba al Gobierno". Fuentes del Ejército dejaron trascender que las sanciones están directamente vinculadas con la concurrencia a ese acto de los oficiales, sin autorización expresa de la fuerza, y con el hecho de que por los medios periodísticos se habían consignado expresiones verbales ofensivas para el teniente general Bendini.

Se aclaró, en tanto, que las investigaciones castrenses que se iniciaron, no tienen relación con la agresión a periodistas protagonizada por un grupo de una treintena de militares vestidos de civil. Según fuentes del Ministerio de Defensa, el Ejército presentó una denuncia penal contra el coronel Retirado Walter Grosse, a quien se cree autor de la agresión física al periodista Marcelo López, de América TV.

Anoche en el Edificio Libertador, había preocupación porque el Ejército efectuará en las próximas horas dos festejos para celebrar el 196° aniversario de su creación y en ambos estará públicamente expuesto Bendini.

Buena parte de la cúpula militar concurrirá hoy, a las 15 hs., a la Demostración Dinámica Bicentenario, en el Campo Hípico Militar, en Palermo. Y pasado mañana, a las 11 hs., se festejará el Día del Ejército en el Colegio Militar. La presencia de Kirchner en este último acto estaba en duda anoche, aunque había sido confirmada antes del homenaje en la plaza San Martín.

.

Armando Maronese

.

Permalink :: -1 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com