Calendario

<<   Mayo 2006  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

La formación de la conciencia moral en la escuela – 2 de 2

Por Armando Maronese - 26 de Mayo, 2006, 16:08, Categoría: Opinión

¿Debe y puede la escuela formar la conciencia moral del niño? El fin de la escuela es formar al niño ayudándolo para que pueda desarrollar todas sus capacidades y se integre a la sociedad de la mejor forma posible. Integrar, no adaptar, porque el niño se debe convertir en un agente transformador de la sociedad, aportando sus capacidades para hacerla más justa.

Desde esta perspectiva, se debe plantear el trabajo escolar y los contenidos que planten para cada asignatura. Como la conciencia moral ayuda a decidir libremente acerca de lo que debemos hacer, la escuela cumple una función esencial al formar a la persona para que se integre en la sociedad.

Ello se hace a través de las diferentes asignaturas, enseñando a pensar y a valorar los sentimientos para la toma de decisiones.

Siempre se dijo que la matemática era importante porque nos enseñaba a pensar. Es cierto que esta ciencia, como otras, desarrolla ciertas capacidades intelectuales, pero si el docente no enseña a trasladar esas capacidades a la realidad cotidiana, habrán formado buenos matemáticos pero no han ayudado al alumno a desarrollarse como persona. Si enseñan que para resolver un problema hay que buscar los datos, tener claro a dónde queremos llegar y saber con qué elementos (lógica, demostraciones anteriores…) contamos para resolverlos, también tendrán que enseñar que  esté el mismo procedimiento que hay que utilizar cuando tenemos una dificultad en la vida. La mayoría de los problemas que se resuelven en la escuela no tienen datos "de más", aunque, en la vida, cuando enfrentamos un problema, debemos evaluar distintas alternativas y deshechar o jerarquizar algunas. Esto, que se puede ver claramente con la matemática, se puede aplicar a otras áreas. A los jóvenes, en numerosos discursos de egresados les dicen: "ahora que salen a la vida".  Cuando escucho eso, pienso, ¿qué hicieron durante más de doce años en la escuela?

La educación no debe ser ajena a la vida. La vida debe estar en el aula. Si los contenidos conceptuales que se enseñan en una determinada asignatura se relacionan con la vida y con otras áreas, los maestros y profesores habrán ayudado a formar la conciencia moral. Se puede enseñar la Revolución de Mayo conociendo las causas y los acontecimientos más importantes, o se puede enseñar a elaborar juicios críticos acerca de lo que esa revolución significó y sigue significando en nuestra patria.

Los contenidos actitudinales son fundamentales en el desarrollo de la conciencia moral. El niño no nace sabiendo compartir, aceptar al otro, reconociéndose miembro de una sociedad. Los contenidos es todo lo que el niño debe saber y, por lo tanto, el docente debe enseñar. Se debe enseñar a compartir, a respetar al otro, a escuchar… Para eso, es necesario realizar actividades (se aprende haciendo), en las cuales pueda descubrir el significado del valor y pueda dar razones del mismo. A veces son cosas sencillas como valorar lo que dijo o preguntó un alumno, para que los demás reconozcan que lo que dice un compañero es valioso y es bueno escucharse unos a otros.

Veamos algunos de los contenidos de proceder, relacionados con el "saber hacer" que proponen los Contenidos Básicos Comunes para la educación.

Relacionados con el discernimiento ético. Identificación de motivos, intenciones, responsabilidades y consecuencias de acciones. Análisis de valoraciones, normas y costumbres de diferentes comunidades y sociedades. Discusión racional de principios éticos. Aplicación de diferentes formas de argumentación ética.

Relacionados con la participación democrática. En la escuela: participación en instancias de deliberación y toma de decisión democráticas en el aula y en la institución escolar. En la comunidad: participación en actividades comunitarias y en ONGs, petición ante las autoridades, utilización de los medios de comunicación masiva. 

Relacionados con la acción solidaria y el compromiso escuela-comunidad. Identificación de problemas personales y comunitarios y realización de acciones tendientes a la resolución de los mismos. Participación en acciones planificadas de compromiso de la escuela con las necesidades concretas de la comunidad y aplicación de elementos básicos de dinámica de grupos.

Como conclusión, creo que la escuela debe y está capacitada para ayudar al niño en el desarrollo de sus capacidades, pero la sociedad la ha apartado de su verdadero fin y, a veces, reemplaza a los padres, otras veces se convierte en un lugar de contención o simplemente saca a los chicos de la calle o "aguanta" a niños a los cuales no se les puede poner límites porque los padres los avalan totalmente y desprecian a los docentes. Creo que, a pesar de esto, vale la pena seguir enseñando y, que por ahora, la escuela es el mejor lugar en donde los niños se pueden integrar a la sociedad, aprendiendo y aprehendiendo lo más significativo de la cultura.

Como padres, apoyemos a la escuela y los docentes se tienen que comprometer con nuestra tarea, realimentándonos permanentemente para no perder la esperanza en nuestro trabajo.

.

Armando Maronese

.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com