Calendario

<<   Mayo 2006  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Nueva intolerancia de Kirchner

Por Armando Maronese - 13 de Mayo, 2006, 21:01, Categoría: Los Kirchner .Tiranías fascistas.

Patricia Bullrich tuvo razón al anticipar la Operación Purificación: Néstor Kirchner no tolera el disenso interno y el caso de la diputada nacional María del Carmen Alarcón lo demuestra.

Intrascendente, medroso, timorato, tal cual es su costumbre, el senador nacional Carlos Reutemann tomó distancia de su ex secretaria privada, María del Carmen Alarcón, a quien él hizo diputada nacional, sometida a castigo implacable por el ex manzanista hoy kirchnerista, Dante Dovena, el desconocedor del reglamento de la Cámara que integra, Carlos Kunkel, y el desesperado por un cargo Carlos Julio Moreno, quien se hace llamar, "Kuto".

Ellos cuentan con el inexperto legislativo Agustín Rossi, quien nunca debió abandonar su poltrona de concejal, ya que sus propios colegas afirman que el cargo le queda "grande".

Dovena, Kunkel, Moreno y Rossi, expresan "la nueva política" argentina que es el desprecio absoluto por la meritocracia, y reivindican, en forma casi salvaje, la verticalidad, la obsecuencia y mal llamada disciplina partidaria, porque creen que su banca es del partido que representan y no de los electores que los votaron. En definitiva, Dovena, Kunkel, Moreno y Rossi, aunque mantienen diferencias diversas entre sí, creen que son legisladores de la Nación por mandato divino, nunca por decisión de sus electores.

De lo contrario, no estarían empeñados en borrar del bloque a la diputada Alarcón, imitando al peor menemismo, que hizo algo similar con Cristina Fernández de Kirchner cuando ella senadora nacional y por eso debió convertirse, en ese entonces, en diputada nacional.

El problema de fondo es que Moreno no tiene comisión y si bien él es incapaz de diferenciar un toro de un buey, pretende convertirse en presidente de la Comisión de Agricultura y Ganadería.

No hacía falta que el apático Reutemann le aclarase al matutino rosarino El Ciudadano: "Hace 2 años que no tengo ningún contacto con Alarcón. No sé nada de su vida; me entero lo que hace solamente por los medios. La diputada llegó a la presidencia de esa comisión por su propia cuenta; nunca habló conmigo sobre este tema. Vaya uno a saber de qué forma consiguió ese espacio dentro de la Cámara de Diputados". "Siempre se ha movido independientemente con su Pampa Sur y qué sé yo. No sé cómo consiguió ella esa comisión", agregó el ex gobernador que ya será sometido a fuego cruzado por el propio kirchnerismo que, cada vez que se quedan sin candidato frente al ascendente Hermes Binner, pretende disciplinarlo.

Una pizca más valiente, resultó el vicepresidente del partido peronista santafecino y amigo de Reutemann, Ángel Baltuzzi, quien dijo: "Espero que se respete el derecho de Alarcón a disentir y que no se la separe del cargo. Lo deseable es que el conflicto permanezca en el ámbito donde se ha producido y no arrastre a una confrontación entre el presidente Néstor Kirchner y un sector político que lidera el gobernador Reutemann (sic). Porque eso no sería bueno para el PJ, ni para su futuro electoral del justicialismo en Santa Fe. La diputada Alarcón está en una posición delicada porque ella ocupa la presidencia de la Comisión de Agricultura y Ganadería de la Cámara, en un momento en que hay un conflicto muy duro entre los productores ganaderos y la decisión del Gobierno nacional de suspender las exportaciones de carnes".

Pero tampoco Baltuzzi fue al fondo de la cuestión.

La verdad es que el Gobierno nacional carece de política para el sector agropecuario. Kirchner nunca la tuvo como gobernador de Santa Cruz porque despreciaba el voto ruralista, ya que en esa provincia se gana o se pierde con el voto del empleado público. Ya instalado en la Presidencia de la Nación, Kirchner no mejoró su perspectiva del sector. Para colmo el ex ministro de Economía, Roberto Lavagna, a quien ahora algunos empresarios pretenden concederle un intelecto y virtudes de las que carece, también despreciaba al campo.

Sin estrategia agropecuaria, Kirchner anda a la deriva, y suma fracasos, reflejados en la veda a la exportación de carnes y el estado de alerta y movilización que hay entre los productores.

Esa carencia es la que no comprende gente bien intencionada como Baltuzzi. Él dijo: "Ella estaba ahí, caminando en el filo de una navaja, entre su posición oficialista que, de alguna manera, la compromete a defender las políticas del Gobierno nacional y su posición en la Comisión de Agricultura, donde tiene también cierto compromiso con las organizaciones y los intereses del campo. Creo que en ese conflicto de intereses se ha producido el cortocircuito".

¿Cuál es la política de Kirchner para con el sector? Que Baltuzzi la explicite porque resultaría de una gran ayuda que se conociera.

Según Rossi, Alarcón defiende "a la oligarquía ganadera". Es bueno que lo sepan los miles de pequeños y medianos productores pecuarios que hay en la Provincia de Santa Fe. Para Alarcón, ellos son "oligarcas". ¿Sabrá el limitado Rossi qué es un oligarca?

El peronismo de los años '50 apelaba a ese término, y por cierto que Juan Perón, cuando regresó en 1973, intentó remediar los enfrentamientos de la Argentina de los '50, aunque ni los Montoneros, ni José López Rega, lo comprendieron y se terminó en la violencia conocida, previa al Proceso de Reorganización Nacional.

"Nosotros respetamos que ella siga defendiendo las ideas que quiere defender, pero que no usufructúe, que no usurpe un cargo que le corresponde al Frente para la Victoria", dijo Rossi. Y agregó: "¿Por qué se atornilla al cargo?".

La verdad es que Alarcón no puede atornillarse al cargo y el martes próximo, quedará afuera de la presidencia de la Comisión. Su expulsión del bloque Frente para la Victoria cumple, además, con la premonición de Patricia Bullrich, quien en una nota titulada "Operación Purificación", advirtió que en la etapa que viene, Kirchner exigirá obediencia absoluta, cero disenso. Convencido de que cuenta con la masa crítica necesaria, la soberbia le impide escuchar.

Alarcón cometió un último acto reivindicatorio cuando levantó la sesión de la comisión prevista para esta semana, obteniendo una "impasse" limitada.

Pero el apartamiento de Alarcón no resuelve otras cuestiones:

Ø       El gobierno de Kirchner no tendrá política agropecuaria porque Alarcón cese, y su Grupo Pampa pierda alguna influencia.

Ø       El verticalismo provoca microclimas que ya los denunciaba Ricardo Balbín, en días de María Estela Martínez de Perón, cuando se hablaba de los entornos que hacían vivir una falsa realidad a la ex Presidente.

Alarcón dijo: "Al Presidente hay que ayudarlo, no hay que tenerle miedo". Correcto. Pero el Presidente, probablemente, no desea que lo ayuden porque ¿qué puede aportar Moreno al debate agropecuario?

Además, mal que le pese a Rossi, no es el bloque Frente para la Victoria quien la eligió, sino los bloques que componen la comisión.

Y Alarcón explicó: "Se me ha echado del bloque y se me ha pedido la renuncia en la Comisión de Agricultura, cosa que no voy a hacer. Voy a esperar que me destituyan porque no soy una empleada de la Cámara. Soy dirigente política y llegué por el voto popular de mi provincia, la de santa Fe. Así que voy a esperar que me destituyan".

.

Armando Maronese

.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com