Calendario

<<   Mayo 2006  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Latinos ilegales, una fuerza que crece en EE.UU.

Por Hugo Alconada Mon - 8 de Mayo, 2006, 2:22, Categoría: Opinión

WASHINGTON.- Son 12 millones de personas, la mayoría de América latina. Son ilegales y casi invisibles, pero cada día son más y están empezando a mostrar su poder. Trabajan en silencio, en los horarios que nadie quiere, en las actividades más duras y por menos dinero que los estadounidenses. Y aun así, o por todo eso, se convirtieron en el centro de una controversia que divide al país.

Más de 500.000 inmigrantes, mejicanos y de América Central, en su abrumadora mayoría, marcharon por Los Ángeles y otra media docena de ciudades, en una movilización creciente en todo el país que comenzó semanas atrás y seguirá hasta mediados de abril. Mientras tanto, Washington se plantea qué debe hacer: deportarlos o blanquearlos.

El Senado comenzó a debatirlo, a partir de un cuestionado proyecto de reforma inmigratoria que ya fue aprobado por la Cámara de Representantes y que incluye penas de prisión para los que ayuden a los inmigrantes ilegales. El presidente George W. Bush se reunirá además este jueves con su colega mejicano, Vicente Fox, para evaluar el tema, que se ha convertido en el punto más delicado de la agenda bilateral. La semana pasada, seis secretarios de Estado mejicanos estuvieron en esta capital para coordinar distintos aspectos de seguridad, inmigración y fronteras.

En el Capitolio, el debate se polarizó a medida que los legisladores que renuevan sus bancas en las elecciones de noviembre, comienzan a pensar en lo más redituable según sus distritos. Y, de hecho, el tema se está convirtiendo en uno de los ejes de la incipiente campaña, ya que más de 41,3 millones de personas en este país, son de origen "hispano" (el 14,1% del total), lo cual los convierte en la primera minoría por encima de los negros (12,9%), según el último informe de la Oficina de Censos.

Cinco visiones muy distintas entre sí sobresalen en el debate legislativo:

1.      Bush impulsa un paquete de reformas, que incluye refuerzos de los controles fronterizos y un programa de trabajadores temporarios, que les permita a los inmigrantes obtener permisos laborales por períodos de hasta seis años, aunque con la obligación de retornar luego a sus países de origen.

  1. La Cámara de Representantes aprobó un proyecto de ley en diciembre último que endurece los controles, no incluye programa de permisos temporarios, ordena construir un muro sobre más de un tercio de la frontera con Méjico y criminaliza a los ilegales y a las personas y empresas que los ayuden.

  2. El jefe de la bancada republicana en el Senado, Bill Frist, comparte la línea dura del proyecto, que ya cuenta con media sanción, pero con cambios. Alegando "razones de seguridad nacional", promueve controles fronterizos más severos y no habilitar los permisos temporarios, pero sin criminalizar a nadie.

  3. El senador demócrata Ted Kennedy y su par republicano John McCain, abogan por una ley casi opuesta: controlar las fronteras, pero permitirles a los ilegales que obtengan permisos temporarios, aspirar a la residencia permanente y, eventualmente, a la ciudadanía.

  4. El senador republicano Arlen Specter, presidente de la Comisión Judicial en la que comenzará a debatirse la reforma, promueve una solución intermedia: más controles fronterizos y crear un sistema de permisos laborales temporarios, pero sin abrir la opción a la residencia.

Dada la disparidad en los proyectos, Bush pidió en un mensaje radial, que el Congreso aprobara una ley que no fuerce a Estados Unidos a elegir "entre ser una sociedad acogedora y una legalista".

Para muchos, vigilantes fronterizos parapoliciales -los minuteman-, los inmigrantes ilegales representan una amenaza para la identidad cultural del país, visión que también comparte uno de los legisladores más controvertidos del Congreso, el republicano Tom Tancredo, del estado de Colorado.

Tancredo considera que los inmigrantes ilegales son un "azote" para el futuro del país y critica "el culto al multiculturalismo", que amenaza con convertir a Estados Unidos en una "torre de Babel".

La administración de Bush rechaza su posición y destaca el aporte hispano, que en varios distritos de estados como Arizona, California, Texas y Nuevo Méjico, se han convertido en la mayoría, incluso por encima de los blancos. "Estados Unidos será una vez más una nación de inmigrantes", dijo el director de la Agencia para el Desarrollo de Negocios por las Minorías del Departamento de Comercio, Ronald Langston.

Los cálculos de su agencia, es que 1 de cada 10 trabajadores en Estados Unidos es hoy hispano, proporción que se presume que aumentará a 1 de cada 4 para el año 2050.

Derechos de inmigrantes

Según los cálculos de la Federación para la Reforma de la Inmigración Estadounidense (FAIR, por su sigla en inglés), la ley que podría sancionar el Congreso definirá el perfil racial del país en las próximas décadas.

Impulsora de una política restrictiva de inmigración, la FAIR sostiene que si "se combaten" los ingresos ilegales, el crecimiento de la población estadounidense "podría limitarse a 66 millones de personas" en los próximos 45 años, mientras que el aumento llegaría a 200 millones de personas con una reforma migratoria más permisiva.

Pero los hispanos señalan que sólo quieren los mismos derechos que otros inmigrantes, como los irlandeses, cuyo gobierno acaba de pedirle a Bush una amnistía para sus nacionales durante los festejos de San Patricio.

Hasta ahora han sido una minoría silenciosa, pero los latinos han optado por hacerse escuchar: marcharon hasta el Capitolio, en Washington, y también en Boston. Fijaron el 10 de abril pasado, como el gran día de manifestaciones para presionar a los legisladores.

Por Hugo Alconada Mon

.

AM

.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com