Calendario

<<   Mayo 2006  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Los jóvenes de hoy

Por Armando Maronese - 1 de Mayo, 2006, 23:26, Categoría: Opinión

Me resulta bochornoso, observar el triste espectáculo que ofrecen los grupos de jóvenes que, con la excusa de haber celebrado el día del estudiante, de la primavera o lo que sea, terminan tirados junto a un árbol de alguno de los parques de las grandes ciudades o en el cordón de la vereda, borrachos o drogados.

Es cierto que, una buena porción de adolescentes y jóvenes de hoy, están viviendo el presente como si no existiera el futuro y, entonces, se dejan enredar por cualquier propuesta que los distraiga y les haga pasar el rato de forma "divertida" (una expresión que no comparto, pero que usan hasta el hartazgo). Esta actitud provoca que "se enganchen" con el alcohol, las drogas, los videojuegos y un sinnúmero de situaciones poco apropiadas que no vale la pena detallar.

El diagnóstico que hace el mundo adulto de los adolescentes y jóvenes, es bastante cruel. Sin embargo, no debemos olvidar que, si bien no se aleja de la realidad de un amplio grupo, las descripciones apocalípticas no le caben a todos.

No obstante, si bien mucha juventud "está perdida", hay mucha juventud que sabe lo que quiere, sabe adónde va y tiene sueños e ideales dignos de respetar.

Asimismo, si los jóvenes presentan una situación difícil, ¿quién tiene la culpa? Aunque el remedio no sea encontrar a los culpables, sería bueno que, antes de opinar, los adultos asumiéramos la responsabilidad que tenemos en la formación del perfil adolescente actual.

Educar con coherencia

Cantidad de padres y docentes, reclaman por una juventud más comprometida con la realidad, pero se olvidan que los que mostraron una mirada mediocre de la vida fueron ellos.

Se proclaman valores que no se practican y se borra con el codo lo que se escribe con la mano; es decir, que se borra con los hechos lo que se dice con la palabra.

Más aún: habitualmente, a los jóvenes que poseen iniciativas se los deja de lado y se les cierran las puertas, como si no fueran capaces de hacer nada.

Adultos incoherentes, generan jóvenes descreídos. Adultos con máscaras y dobleces, generan desgano, abandono y desilusión.

La juventud puede...

Los jóvenes bien motivados, pueden comprometerse en la construcción de la Civilización del Amor. Se les ha propuesto y muchos han aceptado el desafío. A veces, precisan nuestra compañía, que estemos a su lado y le demos espacio para que puedan lograrlo.

Los jóvenes suelen manifestar audacia y alegría, somos los adultos quienes los llenamos de miedos y cercenamos sus ideales.

Pese a que somos unos cuantos los que creemos en la buena juventud y en la Vida, pareciera que no contagiamos esa fe a los otros jóvenes que, paulatinamente, se están destruyendo tanto moral como físicamente, para que descubran cual es el camino más firme y seguro para afrontar la vida de hoy.

Decimos educar en libertad y no queremos aceptar que los jóvenes "nos enseñen", desde su perspectiva, nuevas posibilidades para crecer.

Y reconozcamos que son muchos los que no pueden concebir su juventud como un valor, porque no tienen trabajo, no han recibido una educación adecuada, pasan hambre y sufren cotidianamente por falta de afecto y de un hogar que los contenga.

Los jóvenes necesitan una oportunidad; no pueden vivir esclavos; son nuestros hijos; y como tales, no son súbditos de alguien que los tiene que amar como padre.

Si bajamos los brazos y nos cerramos a la posibilidad de un futuro mejor, nos estaremos resignando a perder la batalla sin casi pelearla.

Debemos confiar en los jóvenes

Suena como una frase bonita, sin embargo, no hay ninguna duda: debemos confiar en los jóvenes y dedicarles nuestro tiempo. Debemos aprender a confiar más en ellos.

Es cuestión de decidirse y tratar de ver los criterios para encarar la vida, de una manera en que la paz sea posible, la justicia no sea una utopía y que el amor entre hermanos se convierta en moneda corriente.

Celebremos la primavera, el día del estudiante o lo que sea, como un verdadero renacer. La naturaleza acompaña a los nuevos brotes. Nosotros también podemos hacerlo. No voy a dejar de indignarme ante conductas irregulares de muchos jóvenes, pero trataré de pensar en todo lo positivo que podemos esperar de ellos, si les enseñáramos como hacerlo.

.

Armando Maronese

.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com