Calendario

<<   Abril 2006  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Sexo, la última frontera en discapacidad

Por Jane Gross - 29 de Abril, 2006, 23:03, Categoría: Ciencia - Salud

NUEVA YORK.- Cada vez es mayor el número de talleres que buscan que los adultos con retardo mental, puedan disfrutar de la sexualidad. Al novio de Mary Kate Graham, Gary Ruvolo, le encanta contar cada detalle de su primera cita, de hace 13 años, y hablar de cada cena aniversario, a la luz de las velas. "Que Dios me ayude", dijo Graham, girando sus ojos con afectiva indulgencia.

Graham y Ruvolo, ambos de 32 años, aceptan sus mutuas manías con ternura. Una vez que su romance tuvo problemas -una joven "pasaba demasiado tiempo en la casa de Gary, y a mí no me gustaba" dijo Graham-, pidieron ayuda a un consejero de parejas y todo salió bien.

Su siguiente desafío será mudarse de sus casas paternas, en Brooklyn, a una residencia grupal. Allí, por primera vez, a Graham, que padece un retardo mental, y a Ruvolo, que sufre del síndrome de Down, se les permitirá por primera vez estar juntos en privado.

La pareja fue ayudada en temas como citas, romance e intimidad física, por una agencia de servicio social que está a la vanguardia de un nuevo movimiento que promueve la sexualidad sana para los siete millones de norteamericanos con retardo mental.

En lo que los expertos llaman la última frontera en los derechos de los discapacitados, un grupo pequeño pero creciente de psicólogos, educadores e investigadores está promoviendo oportunidades y enseñando las habilidades necesarias para poder disfrutarlas.

Hace una generación, adultos como Graham y Ruvolo eran confinados en instituciones sin ninguna esperanza de tener una vida normal. Ahora, muchos hombres y mujeres de entre 20 y 30 años, estimulados desde su niñez a ser independientes, esperan lo mismo cuando se trata de expresar sus necesidades románticas y sexuales.

La posibilidad de que sus hijos sean sexualmente activos, a menudo alarma a los padres protectores. Las agencias, cuyos programas son, al menos en parte, subvencionados por el Estado, es más probable que enfaticen la prevención de abusos, enfermedades y embarazos en lugar de preparar a sus clientes para la intimidad.

"Mucha gente aún hoy cree que la respuesta a esto es la abstinencia" afirmó Philip H. Levy, presidente del Young Adult Institute, agencia para el desarrollo de los discapacitados, pionera en ofrecer talleres de sexualidad como a los que asisten Graham y Ruvolo.

"Pero si uno esconde el tema, éste lo perseguirá -agregó Levy-. Además, una vez que uno ha enseñado a la gente a que piense por sí misma y se le da un sentido de posibilidad, no seguir adelante con ello es cruel."

Cuando los asistentes sociales de su hija Mary Kate, le solicitaron permiso para enseñarle sobre citas y sexo, la primera reacción de Maureen Graham fue de temor. "Mis ojos se abrieron cuando me dijeron que podía suceder", contó Graham. Pero vio la lógica antes que otros: "Siempre quise que Mary Kate tuviera una vida lo más normal posible, entonces ¿por qué no querría esto también para ella?"

Esto incluye un anillo que Graham usa: dos corazones entrelazados, regalo de Ruvolo. La pareja habla varias veces al día por teléfono, van al bowling, al cine o a un restaurante la mayoría de los fines de semana, habitualmente con sus madres a cuestas.

"Son tan buenos entre ellos, se apoyan tanto" dijo Graham, "No sé si ya han tenido sexo, pero tienen una gran intimidad entre ellos y eso está bien". Ruvolo y Graham aseguran que quieren esperar hasta el matrimonio. "Antes no estaría bien", afirmó Ruvolo.

Rara vez se producen matrimonios en los talleres. Muchos son guiados por Bobra Fyne, educadora sexual que dio la bienvenida a un grupo de 30 principiantes en una reciente reunión vespertina, cuyos participantes iban de los 20 a algo más de 60 años.

El programa de seis meses incluye control de la natalidad y prevención de enfermedades de transmisión sexual y abuso. Pero también se habla de masturbación y lo que el programa llama "placer del compañero", tópicos evitados hasta por las otras pocas agencias que experimentan con enseñanza en habilidades sociales básicas, a menudo por objeciones de los padres.

Los temores son comprensibles: estudios muestran que entre el 50 y el 85% de las mujeres con retraso mental, sufre abusos sexuales antes de los 18 años. Algunos expertos piensan que las oportunidades seguras en las relaciones sexuales pueden prevenir el abuso.

Según Levy, es mucho más seguro permitir que esas necesidades se concreten en el grupo, luego de una evaluación consciente de un psicólogo. Esa evaluación tiene en cuenta el conocimiento del control de la natalidad, la prevención de enfermedades, la necesidad de limitar la actividad sexual a lugares privados, la diferencia entre actos sexuales legales e ilegales y cómo evitar situaciones de explotación.

En el Young Adult Institute, el objetivo de los miembros del equipo y de los clientes, parece ser alentar relaciones amorosas duraderas. "Hablamos de la soledad" aseguró Perry Samowitz, director de educación. Allí han aprendido que el aislamiento es un tema más apremiante que la sexualidad.

Las citas a menudo ocurren alejadas del trabajador social, en actividades recreativas. Así es como Graham y Ruvolo iniciaron terapia de pareja, con un gentil empujón de Karuna Heisler, que supervisa las clases semanales de danza y el grupo de teatro.

En el grupo de teatro es donde Nicole Figueroa, de 26 años, y Jeffrey Resnick, de 25, se encontraron. Al principio salían a veces, pero ahora son inseparables, bajo la atenta mirada de Heisler. Su problema fueron también los celos, ya que Resnick es muy sociable y Figueroa tiene dificultad para aceptar la amistad de él con otras mujeres.

"Todos le estamos enseñando que si bien Jeffrey habla con otras, la ama a ella", dijo Marion Resnick, su madre, que se sintió sorprendida cuando un día los encontró entrando lo más frescos a la habitación de su hijo.

.

Por Jane Gross

De The New York Times

Traducción: María Elena Rey

.

A.M.

.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com