Calendario

<<   Abril 2006  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

La frontera con Bolivia es incontrolable

Por Jesús A. Cornejo - 16 de Abril, 2006, 1:57, Categoría: General

VILLAZON, Bolivia.- El drama de la inmigración ilegal. Lo admiten en la Gendarmería; cada cuatro bolivianos que ingresan en la Argentina sólo uno lo hace de manera legal. Es un dato que contribuye a entender la inmigración en el norte del país: de los casi 10.000 bolivianos que cada mes ingresan legalmente en la Argentina, a través de este paso que comunica La Quiaca con Villazón, más del 60 por ciento no regresa a su país.

Las cifras fueron confiadas por el comandante Ricardo Ortiz, jefe de la delegación de Gendarmería Nacional en La Quiaca. "Durante el último mes han pasado 9.500 bolivianos por el puesto de control, de los cuales sólo 3.700 regresaron a su país. El resto continúa en la Argentina y es probable que ahora estén buscando trabajo en la Capital o en el Gran Buenos Aires", dijo Ortiz.

Pero, además de los datos oficiales, se estima que, por cada boliviano que ingresa legalmente en la Argentina, hay tres que lo hacen en forma ilegal. Por lo general cruzan el río a pie o simplemente atraviesan el puente sin dar explicaciones ni presentar documentación.

Así lo comprobó este cronista, que también cruzó el paso fronterizo sin que nadie le pidiera los documentos, ni del lado argentino ni del boliviano. Consultado por este tema, un vocero de la Gendarmería Nacional aseguró que es imposible controlar toda la frontera y señaló que, por más que todos los días se hacen controles, es recurrente el paso de bolivianos ilegales hacia el lado argentino.

Controles menos estrictos

"Desde la delegación de Migraciones de Jujuy nos pidieron, informalmente, que no seamos tan estrictos en los controles a los bolivianos que presentan la documentación para ingresar en la Argentina, pues sólo así se puede tener un relativo control del flujo inmigratorio. Si se les pone muchas trabas, de todas maneras se las ingenian para pasar a la Argentina", dijo Ortiz.

Este cronista intentó comunicarse con el titular de la Dirección Nacional de Migraciones, Ricardo Rodríguez, pero el funcionario no respondió las llamadas. Tampoco respondió las consultas el ministro del Interior, Aníbal Fernández.

Según fuentes de la Gendarmería, cada día pasan por este puente internacional unos 300 bolivianos. "Muchos van a trabajar a La Quiaca. Eso está permitido para los residentes de Villazón. Otros dicen que ingresan en la Argentina para hacer turismo o visitar a sus familiares, pero su objetivo es buscar empleo", agregó el comandante Ortiz.

En Bolivia, una familia vive con unos 550 bolivianos al mes, algo así como 69 dólares. Una costurera cobra 20 bolivianos (2,5 dólares) por jornadas de 14 horas y los chicos comienzan a trabajar a los diez años como ayudante de albañil, lustrabotas o auxiliar de costureras; por el desarrollo de esas actividades no ganan más de 10 bolivianos (1,2 dólares) por día.

La semana pasada, el gobierno nacional había informado que entre un 60 y un 70 por ciento del millón de indocumentados que viviría en la Argentina, ingresa por las provincias de Jujuy y de Salta.

"La frontera argentina, por su gran extensión, es muy vulnerable. Esto ha sido siempre así. En el país hay entre 700.000 y 1.000.000 de inmigrantes indocumentados, pero esto se debe resolver mediante la legalización de estos ciudadanos", había dicho entonces Ricardo Rodríguez.

Ley sin reglamentar

Según Ortiz, el problema en la frontera obedece a la falta de reglamentación de la ley 25.871, sobre política migratoria argentina, sancionada el 17 de diciembre de 2003. "Si bien hay una nueva ley, aún no fue reglamentada. Nosotros aplicamos lo que dice la ley de mediados de los años 80", aseguró el comandante de Gendarmería Nacional.

En este paso de frontera, el tránsito de inmigrantes que ingresan en la Argentina es constante. Sin embargo, durante diciembre, enero, febrero y marzo, el flujo aumenta considerablemente y durante estos meses ingresan diariamente más de 500 personas en el país.

"Acá no discriminamos a nadie. Antes las leyes eran más restrictivas. Especificaban que los extranjeros tenían que ingresar en el país bien vestidos y con dinero. Ahora nada de eso sucede. Y de los 300 bolivianos que ingresan diariamente, apenas unas 3 ó 4 personas son rechazadas por falta de documentación", señaló el jefe de la delegación de Gendarmería Nacional en La Quiaca.

Por Jesús A. Cornejo

.

AM

.

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com